https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Lunes 05.08.2019 - Última actualización - 8:57
8:53

Dale campeón

La noche dorada de Argentina en Lima

La selecciones de vóleibol y básquetbol masculino ganaron la medalla dorada este domingo 4 de agosto que será histórico para el deporte nacional. Con 14 oros está a una de igualar la cosecha de Toronto y falta una semana.

Santafesinos con Tayavec «el taya» Galizzi <strong>Foto:</strong> Fabiana GarcíaSantafesinos con Tayavec «el taya» Galizzi
Foto: Fabiana García

Foto: Fabiana García



Dale campeón La noche dorada de Argentina en Lima La selecciones de vóleibol y básquetbol masculino ganaron la medalla dorada este domingo 4 de agosto que será histórico para el deporte nacional. Con 14 oros está a una de igualar la cosecha de Toronto y falta una semana. La selecciones de vóleibol y básquetbol masculino ganaron la medalla dorada este domingo 4 de agosto que será histórico para el deporte nacional. Con 14 oros está a una de igualar la cosecha de Toronto y falta una semana.

Fabiana García,enviada especial a Lima

 

La noche arrancó a las 20.30 de Lima y el festejo se vivió hasta las primeras horas de la madrugada de este lunes, en el Estadio Eduardo Dibós de Lima, donde la selección que conduce Sergio Hernández se colgó la medalla dorada en el básquetbol, después de 24 años sin el grito de ¡dale campeón! que no se escuchaba desde los Panamericanos de Mar del Plata 1995.

 

Argentina tuvo un claro y aplastante triunfo frente a Puerto Rico por 84-66 con la mejor versión de Luis Scola que anotó 28 puntos.

 

Mientras se esperaba el transcurrir de los minutos de un partido que estaba claramente dominado por los albicelestes, llegaron noticias desde el Callao, donde el vóleibol nacional se consagraba bi campeón, reteniendo la medalla dorada de Toronto, superando sin sufrir a Cuba por 3 sets a 0 (25-20, 25-17, 25-20).

 

Ya la tarde había aportado el oro de Nadia Podorska en tenis; la rosarina de 22 años que venció por 2 sets a 1 a la estadounidense Carolina Dolehide (2-6, 6-3 y 7-6 en tie break).

 

Con tres doradas, Argentina llegó a 14 medallas de oro, estando a una de alcanzar las 15 de Toronto 2015 (Canadá) que se puso como piso en tiempos difíciles que muchas veces se trasladan -como consecuencia- a las actuaciones deportivas.

 

Sin embargo este domingo 4 de agosto será memorable, la convicción de los seleccionados Argentinos dejó sin reacción a los centroamericanos, en el caso de los cubanos y portorriqueños respaldados por grandes trayectorias y elogiadas políticas deportivas.

 

Son seis los representantes de Provincia Invencible de Santa Fe que se colgaron el oro de Perú.

 

Los santafesinos son en básquetbol, Tavayec Galizzi y Francisco Cáfaro de Santa Fe capital y Nicolás Brusssino (Cañada de Gómez). En vóleibol: Facundo Imhoff y Manuel Balagué (Santa Fe); en tenis, Nadia Podoroska Rosario). El número de los deportistas del territorio provincial ha ido incrementándose con el correr de los Juegos, es que está vez superaron los 50 y faltará llegar al final para indentificar alguno más en la delegación más grande que trajo Argentina a Juegos Panamericanos.

 

El afortunado dilema de elegir

 

Las expectativas son siempre las mejores cuando los anillos olímpicos convocan y realmente estas competencias contagian, son cada cuatro años- que pasan volando- y siempre surten el mismo efecto: seguir los Juegos día y noche. Una prueba de esto son la gran cantidad de periodistas acreditados, las principales cadenas de América transmitiendo en vivo con sus conductores estrellas y el incommensurable plus de las redes que parece tener el teléfono al borde del colapso.

 

Así pasaron los días y se llegó al domingo -el décimo segundo de competencia- teniendo a Argentina como finalista en dos deportes muy significativos para los sentimientos deportivos. Ambos con leyendas de pasión y de logros, la medalla de bronce de Seúl para el vóleibol, el oro Panamericano de Toronto y bueno...que decir del básquetbol que dejó un representante de la generación dorada, que ganó la medalla dorada en Atenas para revivir el fervor que inspira el básquetbol.

 

Si algo le faltaba a Luis Scola era la medalla Panamericana para coronar un historial que sin duda lo pone como uno de los mejores deportistas de todos los tiempos. La presencia de Scola en el equipo argentino, apabulló a los rivales. Este domingo fue el máximo anotador , obviamente muy bien asistido por Facundo Campazzo. El cordobés lidera en la cancha una nueva camada, que debe concientizarse que anoche "se empezó a hacer historia".

 

Jugando el vóleibol a las 20.30 (hora de Lima) y el básquetbol a las 21 no hubo opción de vivir la dos medallas. Tampoco era real para las posibilidades de esta ciudad poder estar en los dos eventos. Muy distantes uno de otro los escenarios, y quizás siendo el Dibós el más accesible, la mayoría de los periodistas argentinos asistió allí.

 

Difícil dilema también para Eduardo Wherteim, presidente del Comité Olímpico Argentino, quien premió el deporte con el orgullo de colocar la decimocuarta dorada.

 

Gonzalo Bonadeo por su parte, arrancó con el básquetbol y atravesó la ciudad para el vóleibol.

 

La misión argentina en Lima es una de las más grandes que se ha movilizado. Además de una delegación de 700 personas, entre deportistas, oficiales técnicos, médicos y staff, el Comité Olímpico Argentino abrió un cupo importante para la prensa y hay más de 100 acreditados de todos los puntos del país, inclusive Tierra del Fuego y Ushuahia, que no tienen deportistas pero estos profesionales quisieron vivir la experiencia.

 

Realmente la movilización ha sido intensa y casi todos los escenarios tuvieron a la prensa argentina, que se distribuye siguiendo a los representantes de sus regiones o deportes.

 

Es realmente una pena, no poder vivir dos ceremonias, pero en Callao y en el Eduardo Dibos, llegando la medianoche de Lima, la bandera del medio que subió más alta era argentina y el himno escuchado finalizó con el canto unido de ¡oh juremos con gloria morir!, si bien el deporte es un juego, pero en este ámbito olímpico por sobretodo prevalece el corazón.


 

Por quererte, por amarte y por desearte

 

Desde que estamos en Lima el tema Cariñito es el hit de los Estadios y ya a esta altura, la pegadiza música peruana que no nos abandonó en ninguna jornada está instalada en nuestra rutina.

 

Los peruanos tienen falencias organizativas, ya se ha dicho, pero injusto sería no reconocer el tremendo esfuerzo de ser anfitriones de América.

 

Han tenido cosa muy destacables, el respeto en los Estadios hacia cualquier país que esté en competencia, compartir sus costumbres y se esmeraron en el diseño de las medallas y el protocolo de premiación.

 

El Comité Organizador mandó a hacer las medallas con los recursos de su minería, si bien no son específicamente de oro, plata y bronce, tienen un peso muy significativo. Además del trabajo artesanal del tallado, la estatuilla y hasta el detalle de brindarles una bolsa hecha en telar para que la mayor reliquia a la que puede aspirar un deportista tenga para siempre el recuerdo de este país, que se destacó por desplegar su cultura al máximo desde la Ceremonia de Apertura. Ya más no podemos reclamarle por transporte, se ha mejorado todo lo que se puede y solo resta completar los siete dias que faltan al son de...nunca pero nunca, me abandones cariñito.


 

Recuadro

 

Después de la ceremonia de entrega de medallas, el equipo Argentino de básquetbol bajó a zona mixta, allí estuvieron por una hora, entrevistas, fotos, videos y hasta algunos hinchas que bajaron para firmar camisetas, banderas y felicitar a los jugadores. Era ya la madrugada de este lunes y la fiesta seguía siendo argentina.

 

El "Taya" Galizzi con las hinchas santafesinas que quisieron celebrar el gran logro de argentina.


Temas:


Lo más visto
Colón perdió, pero la sacó barata -  -
Actualidad Sabalera
#Temas de HOY: 25 años de la Reforma Constitucional  Elecciones 2019  Dólar Hoy  Superliga Argentina  Colón  Unión  Incendios en el Amazonas  

Recomendadas