https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Lunes 05.08.2019 - Última actualización - 19:30
19:28

Por decreto

India disuelve el Estado de Cachemira

La extraordinaria regresión legislativa no ha sido discutida en absoluto en ninguna de las dos cámaras, sino que ha sido presentada como un decreto presidencial.

 <strong>Foto:</strong> EFE
Foto: EFE

Foto: EFE



Por decreto India disuelve el Estado de Cachemira La extraordinaria regresión legislativa no ha sido discutida en absoluto en ninguna de las dos cámaras, sino que ha sido presentada como un decreto presidencial. La extraordinaria regresión legislativa no ha sido discutida en absoluto en ninguna de las dos cámaras, sino que ha sido presentada como un decreto presidencial.

El primer ministro de India, Narendra Modi, ha dado un golpe de estado contra Cachemira, retirándole el estatus de estado y promoviendo la bifurcación de su territorio. Su mano derecha y ministro del Interior, Amit Shah, ha presentado esta mañana en la Cámara Alta la revocación del artículo 370 de la Constitución India, que garantizaba las prerrogativas de Cachemira. La extraordinaria regresión legislativa no ha sido discutida en absoluto en ninguna de las dos cámaras, sino que ha sido presentada como un decreto presidencial, con la firma del jefe del estado.

 

 

Paralelamente, Amit Shah ha presentado un proyecto de ley de bifurcación del estado himalayo. El inmenso Ladakh, de tenue mayoría budista y emparentado con el Tíbet, será escindido del resto de Jammu y Cachemira, que deja de ser un estado -bendecido con ciertos privilegios, como la prohibición de que los no residentes adquieran tierras- para convertirse en un mero Territorio de la Unión. Es decir, básicamente, en un ente supeditado a Nueva Delhi, aunque habría de contar con una cámara de representantes con poderes limitados, como Pondicherry y Delhi DF. No así el Ladakh, que pasaría a ser dirigido por un gobernador nombrado por Nueva Delhi, tal como entidades menores como las Laquedivas, Chandigarh o Damán y Diu.

 

 

Dada la mayoría absoluta del BJP de Modi y sus aliados en ambas cámaras, el golpe de mano en Cachemira y su proyecto de bifurcación -que eventualmente podría ser una trifurcación, separando el Jammu hindú- saldrán adelante. La operación se intuía desde hacía más de una semana, cuando Nueva Delhi empezó a amasar tropas suplementarias en el valle de Cachemira, de mayoría musulmana. El viernes pasado se dispararon las alarmas cuando se dio la orden a cerca de treinta mil turistas y peregrinos de que abandonaran el valle. Anoche, tres exjefes de gobierno musulmanes de Jammu y Cachemira fueron sometidos a arresto domiciliario y la telefonía móvil e internet fueron suspendidos.

 

Cachemira es una región disputada según la ONU, por la que India y Pakistán han librado dos guerras importantes y otra menor. Más de la mitad del antiguo principado -incluido el valle de Cachemira, el Ladakh himalayo y la llanura de Jammu- está bajo dominio indio, mientras que el resto está ocupado por Pakistán y, en una pequeña parte, por China. El temor a una escalada violenta es palpable, aunque el BJP de Modi parece dispuesto a correr el riesgo a fin de recoger los réditos electorales que la reacción chovinista hindú pueda reportarle, tal como ya sucedió en los recientes comicios generales.

 

Islamabad ha afirmado hoy a través del Ministerio de Exteriores que la propuesta de derogación del estatus especial de Cachemira es ilegal por contravenir las resoluciones de la ONU. Pakistán considera que Cachemira está reconocida internacionalmente como un “territorio disputado” y sujeto a las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, como la celebración de un referéndum, algo a lo que la India se ha negado repetidamente.

 

“Como parte de esta disputa internacional, Pakistán ejercerá todas las opciones posibles para hacer frente a estos pasos ilegales”. Con esta frase el ministerio de Exteriores pakistaní no despejó las dudas sobre la reacción pakistaní a un fin de semana tenso en el que las autoridades indias han evacuado al 99 % de los 29.000 turistas y peregrinos de la región y desplegado 25.000 soldados en la zona.

 

Un fin de semana en el que la India imponía el artículo 144 del Código Penal, que prohíbe las reuniones de más de cuatro personas. Y que hoy lunes ha tenido su culmen con la disolución del Estado de Cachemira.

 

Con información de El País




Lo más visto
¿Quién es Hernán Lacunza? -  -
Política
Unión, perdido en el Parque -  -
Actualidad Tatengue
#Temas de HOY: Elecciones 2019  Alberto Fernández  Mauricio Macri  Dólar Hoy  Senado de Santa Fe  Colón  Unión  

Recomendadas