https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Lunes 02.09.2019 - Última actualización - 13:59
13:57

Alegatos finales

Cuestionan los testigos claves en el juicio por un homicidio

La Fiscalía consideró mendaces las declaraciones de tres mujeres del círculo íntimo del imputado. La defensa puso el acento en que se trató de un crimen narco y que su cliente es un chivo expiatorio. El 27 de marzo de 2016 un joven de 18 años fue asesinado a balazos en Santa Rosa de Lima. 

 <strong>Foto:</strong> Archivo El Litoral
Foto: Archivo El Litoral

Foto: Archivo El Litoral



Alegatos finales Cuestionan los testigos claves en el juicio por un homicidio La Fiscalía consideró mendaces las declaraciones de tres mujeres del círculo íntimo del imputado. La defensa puso el acento en que se trató de un crimen narco y que su cliente es un chivo expiatorio. El 27 de marzo de 2016 un joven de 18 años fue asesinado a balazos en Santa Rosa de Lima.  La Fiscalía consideró mendaces las declaraciones de tres mujeres del círculo íntimo del imputado. La defensa puso el acento en que se trató de un crimen narco y que su cliente es un chivo expiatorio. El 27 de marzo de 2016 un joven de 18 años fue asesinado a balazos en Santa Rosa de Lima. 

El Tribunal pluripersonal a cargo de los jueces Nicolás Falkenberg -presidente-, Héctor Gabriel Candioti y José García Troiano, escuchó este lunes los alegatos finales en el juicio oral y público que se sigue contra José Luis Ponce, quien se encuentra preso y acusado por el homicidio de Jesús Gabriel González, ocurrido el 27 de marzo de 2016 en las calles del barrio Santa Rosa de Lima.


El debate, que comenzó el jueves pasado, estuvo centrado en la declaración de seis personas, que fueron propuestas como testigos, la mitad por la defensa y la otra mitad por la fiscalía. Todos ellos presentan algún grado de parentesco o cercanía con la víctima o el victimario y por ende, hubo acusaciones cruzadas en cuanto a la mendacidad de sus versiones.


Para los fiscales de Homicidios, Cristina Ferraro y Andrés Marchi, está claro que fue Ponce quien mató a González de cuatro disparos de pistola 9 mm. los cuales impactaron en la cabeza, el tórax, el muslo y la pierna derecha. Según la acusación, Ponce sorprendió a González que circulaba en una bicicleta por calle Tucumán al 4600 en compañía de un amigo, que se salvó milagrosamente de la andanada de disparos. El crimen se consumó pasadas las tres de la tarde del 27 de marzo de 2016 y según la fiscalía, existen tres testigos presenciales, entre los que cuentan el amigo de la víctima, una prima y una tía, quienes sindicaron a Ponce.


En tanto, el Dr. Marchi criticó a los testigos de la defensa que “vinieron a tratar de instalar una mentira en el debate”, dijo en relación a la entonces pareja del imputado, la suegra y una tercera mujer que fuera su ex pareja al momento del hecho y con la que ahora logró recomponer su situación. Para la fiscalía las tres fueron “llamativamente coincidentes” en datos muy precisos ocurridos hace cuatro años atrás, aunque no fue así cuando se le preguntaba por hechos que no tenían que ver con el suceso criminal. Sobre una de ellas, dijo por ejemplo que: “Recuerda lo que hizo en las Pascuas de 2016 pero no recuerda su fecha de nacimiento”, dando a entender lo direccionado de su testimonio.


Finalmente el Ministerio Público de la Acusación pidió 25 años de prisión para Ponce, como autor responsable por el delito de “homicidio calificado por el empleo de arma de fuego”.


Por su parte, la abogada Hilda Knaeblein, atacó la teoría de la fiscalía y puso en duda el calibre de los testigos propuestos por la fiscalía, especialmente el de una tía de González que “se sentó acá esposada”, dijo señalando la silla de los testigos; y agregó que está imputada por un homicidio de un Sanabria, junto con su sobrino y que una de sus hermanas “está presa por narcotráfico”.


A propósito de la declaración de una prima de González, trató de demostrar que no era cierto que antes de morir le haya confesado que “Ponce me pegó”, como dijo ante el tribunal, sino que llegó a la escena del crimen cuando éste ya se encontraba inconciente y que sólo lo acompañó en la caja de la camioneta de la policía, que los trasladó hasta el hospital Cullen.


Además, cerró diciendo que “hay homicidios por ajustes de cuentas” y que en este caso sobrevuela la sombra del “crimen narco”. En tal sentido sostuvo que Ponce es inocente y que los testigos no dicen quién es el verdadero autor del crimen de González.


El juicio por el crimen de González comenzó el jueves pasado con los alegatos de apertura y durante dicha jornada y el día siguiente se le tomó declaración a los testigos, que fueron alrededor de una docena. Tras los alegatos finales, en que las partes reclamaron condena y absolución, el tribunal fijó para este miércoles en horas de la mañana para la lectura de la parte resolutiva de la sentencia en la que se definirá si aboga la teoría de la fiscalía y lo condena o acaso da la razón a la defensa y dirime el pleito con una absolución.

 

Un año prófugo


El fiscal de Homicidios Andrés Marchi sostuvo que José Luis Ponce “estuvo prófugo casi un año y, luego de diversas diligencias investigativas, fue detenido el 21 de febrero de 2017” y añadió que “el 24 de febrero de ese año, el acusado quedó en prisión preventiva, situación procesal que se mantiene hasta esta instancia de juicio oral y público” que se termina este miércoles.


Temas:


Lo más visto
Juicio a Varisco: "El intendente que votaron es un hombre inocente" - Comenzó el juicio al intendente de Paraná -
Política
Una cita con la historia como la de hace 55 años - El Pulga Rodríguez, puro corazón y sentimiento sabalero. En menos de un año ya se ganó el cariño de la hinchada. Su padre falleció el sábado, luego del triunfo ante San Lorenzo. Viajó a Simoca para asistir a su funeral y volvió. Será titular en el equipo de Lavallén en este histórico partido. -
#Temas de HOY: Senado de Santa Fe  El Litoral Podcasts  Mundial de Rugby  Colón  Unión  Superliga Argentina  Homicidio de Julio Cabal  

Recomendadas