https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Miércoles 11.09.2019 - Última actualización - 15:37
15:34

En septiembre, con la primavera

El Enress recuerda que hay que desinfectar el tanque

Como mínimo se debe inspeccionar el depósito domiciliario cada seis meses. Y limpiarlo adecuadamente no menos de una vez por año.

 <strong>Foto:</strong> Mauricio Garín
Foto: Mauricio Garín

Foto: Mauricio Garín



En septiembre, con la primavera El Enress recuerda que hay que desinfectar el tanque Como mínimo se debe inspeccionar el depósito domiciliario cada seis meses. Y limpiarlo adecuadamente no menos de una vez por año. Como mínimo se debe inspeccionar el depósito domiciliario cada seis meses. Y limpiarlo adecuadamente no menos de una vez por año.

El Ente Regulador de los Servicios Sanitarios recordó que deben limpiarse y desinfectarse los tanques domiciliarios, al menos una vez en el año, al divulgar sus recomendaciones para el mantenimiento de los depósitos, que a continuación se reproducen.

 

Los tanques de agua domiciliarios están expuestos a contaminación por la acumulación de impurezas, suciedad, partículas en suspensión ajenas al agua potable. Las tareas de inspección sanitaria, limpieza y desinfección de los tanques de almacenamiento de agua garantizan almacenarla en buenas condiciones, siempre y cuando, se realicen periódicamente.

 

Las precauciones mínimas que se deben tomar en cuanto a la seguridad del tanque domiciliario de agua potable con el propósito de que el agua contenida en el mismo no altere sus condiciones de potabilidad son las siguientes: a) El tanque debe contar con su correspondiente tapa debidamente ubicada, sin roturas ni rajaduras; b) Se recomienda verificar el estado sanitario del tanque al menos cada seis meses; c) Se deberá proceder al menos una vez al año a la limpieza y desinfección del tanque domiciliario.

 

Instrucciones

 

1) Cierre la llave de ingreso de agua al tanque. Luego cierre la válvula de la cañería de salida del tanque y abra la válvula de limpieza del tanque vaciándolo parcialmente hasta quedar con unos 15 cm de agua, aproximadamente, para poder lavar el fondo, las paredes y la tapa.

 

2) Limpie el fondo, las paredes y la tapa del tanque con la ayuda de un cepillo o escoba de plástico. Solo use agua, nunca use un cepillo de metal ni ningún elemento como detergente, jabón, polvo limpiador, etc.

 

3) Vacié el tanque completamente por la válvula de limpieza, NO por la cañería de salida, retirando el resto del material que pudiera estar depositado en el fondo usando pala, balde y paños dejando el tanque totalmente limpio. Enjuague varias veces. Recuerde que el agua sucia de lavado no debe entrar por las cañerías internas de distribución.

 

 

 

Desinfección

 

4) Llene el tanque hasta la mitad con agua. Agregue por cada 1000 litros de capacidad total del tanque de agua 2 litros de lavandina concentrado o 1 litro de hipoclorito de sodio, a medida que se llene el resto del tanque.

 

Para un tanque de 500 litros de agua, un litro de lavandina; para un tanque de 1000 litros de agua, dos litros de lavandina.

 

5) Una vez lleno el tanque, deje actuar el cloro como mínimo 3 horas.

 

6) Elimine el agua por la válvula de salida (cañería de distribución interna) y vuelva nuevamente a llenar y vaciar el tanque hasta eliminar el exceso de cloro, de esta manera que se efectúe el lavado y desinfección de la cañería interna. Esta agua no debe ser utilizada para beber, tampoco para higiene personal.

 

Puesta en servicio

 

7) Llene el tanque y póngalo en servicio. Recuerde que su tanque debe ser provisto de una tapa con cierre de manera que no permita que ingresen elementos contaminantes.

 

Para el proceso de desinfección del tanque se recomienda usar lavandina concentrada al 5,5 % (55 gramos de cloro activo por litro por dm3) o hipoclorito de sodio de uso industrial al 10% (100 gramos de cloro activo por litro).

 

Antes de comenzar las tareas deben llevarse a cabo las siguientes medidas de prevención: utilice elementos de protección personal como un delantal de plástico, botas de goma y guantes de uso doméstico, evite salpicaduras de cloro en los ojos.

 

Tenga preparados cepillos, escobas, baldes o cualquier otro elemento que fuera a necesitar.

 

Se recomienda leer atentamente las instrucciones que vienen en los envases de lavandina respecto a pasos a seguir en caso de accidentes generados en la manipulación del producto. No deje el o los envases de lavandina al alcance de los niños.

 

Ocho de cada diez denuncias

 

De cada diez denuncias de usuarios domiciliarios por las malas condiciones del agua potable, ocho se deben a la falta de aseo de los tanques de esos hogares. Aunque el dato no es oficial, ésa es la proporción que los técnicos del Enress estiman para subrayar la importancia de las tareas de mantenimiento de esos depósitos.




Lo más visto
Perotti viajó a Kuwait y volverá a hablar con Lifschitz, a su retorno  -  -
Política
"No me dispares, no me dispares..." -  -
Lo que hay que saber para ir al Mineirao - Estadio Mineirao -
#Temas de HOY: Senado de Santa Fe  El Litoral Podcasts  Mundial de Rugby  Colón  Unión  Superliga Argentina  Homicidio de Julio Cabal  

Recomendadas