https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Miércoles 18.09.2019 - Última actualización - 12:05
11:24

Debut continental

Asia irrumpe con un certamen impredecible

Más allá de los All Blacks asoman como principales candidatos, existe una marcada paridad entre los adversarios en condiciones de disputarles esa condición.

 <strong>Foto:</strong> Archivo El Litoral
Foto: Archivo El Litoral

Foto: Archivo El Litoral



Debut continental Asia irrumpe con un certamen impredecible Más allá de los All Blacks asoman como principales candidatos, existe una marcada paridad entre los adversarios en condiciones de disputarles esa condición. Más allá de los All Blacks asoman como principales candidatos, existe una marcada paridad entre los adversarios en condiciones de disputarles esa condición.

Una vez más el mundo deportivo se apresta a disfrutar de la máxima fiesta que el deporte creado por William Webb Ellis en 1823 (en el campo principal de la Rugby School de Inglaterra) vivencia cada cuatro años: en este caso, la Rugby World Cup Japón 2019.


Esta primera edición en territorio asiático, posee entre otros rasgos singulares, la particularidad de iniciarse en un contexto que permite imaginar un marcado equilibrio entre varias de las principales potencias.


Quizás la única excepción sea Nueva Zelanda, que irrumpe una vez más como el principal candidato a levantar el sábado 2 de noviembre en Yokohama, el trofeo que merecidamente lleva el nombre del estudiante de Teología que lo “ideó”, ya que es realmente complejo direccionar favoritismos.


Este párrafo especial hacia los All Blacks, obedece a que irán por el tercer título consecutivo (al que además debe sumarse el conseguido en la versión primigenia del torneo), con un potencial que desde lo cualitativo, es inequívocamente superior al resto de sus adversarios, si se tiene en cuenta desde el primero al trigésimo primero de los integrantes del plantel conducido por el staff que comanda Steve Hansen.


Es que más allá de los notables jugadores que varios de los principales seleccionados poseen, no hay ninguno que tenga tamaña particularidad cualitativa, entre todos y cada uno de sus integrantes.


Siguiendo con el Hemisferio Sur, no es descabellado pensar que Sudáfrica llega del mejor modo, con un representativo poderoso, conducido por Rassie Erasmus. Un detalle a tener en cuenta, es que All Blacks y Springboks estarán frente a frente en la primera fecha del Grupo B, por lo que es difícil imaginar cómo saldrán cada uno de ellos ante la que bien puede definirse como una “final anticipada”.


Obviamente, cualesquiera sea el resultado, no debería condicionarlos para que ambos accedan a la segunda fase. 


Completando la cuarteta más selecta del Sur, es improbable pensar en lo que puede llegar a entregar Australia, producto de la inestabilidad que la distingue en los últimos tiempos.


Por su parte, Los Pumas, llegan con un potencial remozado y prometedor, que amén de los 16 debutantes que contiene, está en condiciones de dar pelea para aspirar a un objetivo básico, que sería el acceso a cuartos de final, para de ese modo ubicarse entre los ocho mejores del mundo.


La lógica indica que -a priori- sería demasiado grandilocuente aspirar a emular los dos accesos a semifinales, conseguidos en los Mundiales 2007 y 2015.


En cuanto al Hemisferio Norte, Inglaterra parece estar listo para recuperar el protagonismo eclipsado -brevemente- en los últimos tiempos; mientras que Irlanda (actual número 1 del mundo), tiene con qué ilusionrse, a partir de la solidez y experiencia alcanzada a través de la conducción de Joe Schmidt, uno de los tantos neozelandeses que dirigen a los mejores equipos del mundo.


Gales está a la misma altura y también con el comando de un head coach kiwi: Warren Gatland; por lo que bien puede completar este selectísimo grupo de candidatos a pugnar por las cuestiones más importantes del torneo.


Lógicamente, nadie debería olvidar que Francia asoma tan intrigante como casi siempre, ya que por lo general no importa demasiado como llegue a cada cita ecuménica: siempre es capaz de sorprender, y a lo grande...


Como lo demuestran sus plausibles antecedentes: fue finalista en las ediciones de 1987, 1999 y 2011; culminó tercero en 1995; mientras que ocupó la cuarta posición en 2003 y 2007.


Ciclos cumplidos


Otra particularidad común que poseerá la RWC 2019, es que varios de los mejores entrenadores del mundo concluirán sus ciclos en los planteles que actualmente conducen.


Partiendo de Steve Hansen, quien se despedirá de los All Blacks, tras un ciclo signado por un rendimiento tan excepcional, que reiteradamente permitió definir a sus dirigidos como el mejor seleccionado de la historia de este deporte.


Dos de los candidatos a sucederlo en los tricampeones mundiales, son connacionales que se lucieron al frente de elencos europeos: Warren Gatland en Gales y Joe Schmidt en Irlanda. Ambos, también culminarán sus funciones después de la competición.


También dejará el cargo el australiano Eddie Jones, responsable de la “resurrección” de Inglaterra tras la decepción más grande de la historia del Rose Team: haber quedado marginados en la primera ronda de “su Mundial”, en 2015.


Por último, siempre en referencia a los más importantes, el varias veces acechado por las críticas, Michael Cheika, seguramente dejará de ser el head coach de Australia después de la cita nipona.
 

Cifras: 96 por ciento de los tickets puestos a la venta ya fueron expendidos, según precisa la organización del certamen.

 

Cifras: 500 mil visitantes extranjeros espera recibir Japón durante la competición que comenzará el 20 de septiembre y se extenderá hasta el 2 de noviembre venidero.

 

Primeras confirmaciones
 

Más allá que los respectivos staff ya confirmaron los titulares para el partido inaugural de la RWC 2019, que el viernes a las 7.45 (hora de nuestro país) protagonizarán Japón con Rusia en el Tokyo Stadium, es más que oportuno anticipar que Sudáfrica ya anunció la alineación para el trascendental debut ante Nueva Zelanda.


El match se disputará el sábado, a las 7, en el International Stadium de Yokohama, con el referato del francés Jerome Garces; asistido por su compatriota Romain Poite y el inglés Karl Dickson; mientras que el TMO será el también británico, Graham Hughes.


Los Springboks alistarán a: Steven Kitshoff, Malcom Marx y Frans Malherbe; Eben Etzebeth y Franco Mostert; Siya Kolisi (capitán), Pieter-Steph du Toit y Duane Vermeulen; Faf de Klerk y Handré Pollard; Makazole Mapimpi, Damian de Allende, Lukhanyo Am, Chesliin Kolbe y Willie le Roux.


Suplentes: Bongi Mbonambi, Tendai Mtawarira, Trevor Nyakane, RG Snyman, Francois Louw, Herschel Jantjies, Frans Steyn y Jesse Kriel.

 

Foto: Archivo El Litoral

 

 

 

Autor:


Temas:


Lo más visto
Ya funciona el nuevo hospital Iturraspe  - Traslado. Los pacientes abandonaron el viejo Iturraspe y ya son atendidos en el flamante nosocomio. -
Área Metropolitana
Colón espera a Godoy Cruz  con los 11 de Mineiro y Unión - Fernando Zuqui y el famoso “cara y ceca” de una misma moneda. Tuvo un partido muy bueno ante Estudiantes de Caseros, marcó los dos goles del equipo pero marró el último penal y Colón quedó eliminado de la Copa Argentina. -
#Temas de HOY: Senado de Santa Fe  El Litoral Podcasts  Colón  Unión  Superliga Argentina  Copa Sudamericana  

Recomendadas