https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Martes 24.09.2019 - Última actualización - 16:21
16:15

La leyenda del Rey Arturo

Un puente de cinco millones de libras que pocos se animan a cruzar

Suspendida en el aire, esta espectacular pasarela a 58 metros de altura lleva al castillo medieval del Rey Arturo.

 <strong>Foto:</strong> Captura de pantalla
Foto: Captura de pantalla

Foto: Captura de pantalla



La leyenda del Rey Arturo Un puente de cinco millones de libras que pocos se animan a cruzar Suspendida en el aire, esta espectacular pasarela a 58 metros de altura lleva al castillo medieval del Rey Arturo. Suspendida en el aire, esta espectacular pasarela a 58 metros de altura lleva al castillo medieval del Rey Arturo.

Toparse con un castillo siempre entraña misterio. Y si ese castillo resulta más o menos infranqueable, llegar a él se convierte en una aventura y hazaña. Si además sabemos que se trata de un castillo separado en dos mitades y que, por primera vez en 500 años, se pueden unir gracias a una espectacular pasarela ya no hay quien nos detenga. Eso sí, hay que avisar de que en mitad de esa pasarela, se ha quedado abierta una grieta de cuatro centímetros ¡y a 58 metros del suelo!

 

La pasarela construida sirve para unir dos partes separadas del castillo de Tintagel, ubicado en lo alto de la escarpada costa norte de Cornwall.

 

Foto: Captura de pantalla

 

El castillo en cuestión es el de Tintagel, ubicado en lo alto de la escarpada costa norte de Cornwall, al suroeste de Gran Bretaña y uno de los lugares históricos más preciado por los ingleses. Hace un año, mientras se trabajaba en estas obras, saltó la noticia de un descubrimiento: una piedra con inscripciones en griego y latín y símbolos cristianos que datan del siglo VII d.C. La piedra en sí, una pieza de pizarra de Cornualles de un metro de alto, fue hallada en una roca excavada entre las ruinas. Este hallazgo contribuía a impacientar a los británicos por volver a pisar el Castillo de Tintagel. Y por fin, el pasado11 de agosto de 2019, llegó el gran día de la inauguración. Las 250.000 personas que visitan el Castillo cada año ya pueden ir sacando entradas.

 

 

Una pasarela peculiar para un castillo dividido

 

El diseño arquitectónico recupera la estructura original de la construcción, haciendo sentir al visitante en la Edad Media.

 

La peculiar pasarela de 68,5 metros, a 58 metros de altura, tiene una justificación para esa inquietante brecha de 40 mm de espacio vacío en medio del puente: "Está realizada a propósito para representar la transición del continente a la isla, del presente al pasado, de lo conocido a lo desconocido, de la realidad a la leyenda", aseguran sus arquitectos.

 

Fue en marzo de 2016, cuando el English Heritage (organización benéfica que se ocupa de monumentos históricos, edificios y sitios en Inglaterra), lanzó un concurso para diseñar la pasarela que abriría las puertas de Tintagel. Y fueron los arquitetos Ney&Partners y William Matthews Associates -de entre los 137 participantes internacionales que se presentaron- los ganadores del concurso y los responsables de su reciente apertura: "Nuestra nueva pasarela restablece la ruta original, ofreciendo a los visitantes la oportunidad de experimentar el Castillo de Tintagel como lo hicieron sus habitantes medievales. En la Edad Media, los residentes de Tintagel utilizaban un estrecho puente de tierra hasta la cima de los acantilados. Pero el cruce desapareció entre los siglos XIV y XVII, dejando el castillo dividido por un abismo natural.", aseguran los arquitectos.

 

No cabe duda que todo es muy romántico, pero a los visitantes que padezcan de vértigo, habrá que avisarles de que a mitad del puente deberán dar un pequeño "saltito" para seguir su camino hasta este castillo del siglo XIII en el que, según cuentan los historiadores, nació y se crió el Rey Arturo en el siglo VI y se forjó toda su leyenda.

 

Cinco millones de libras en la obra

 

La pasarela, que ha costado 5 millones de libras, está formada, por tanto, por dos voladizos independientes (de unos 33 metros cada uno) que brotan de la superficie de la roca y se extienden hasta casi tocarse en el medio. Desde lo alto se puede disfrutar de los impresionantes acantilados y de los paisajes de color verde intenso y olor a brezo y tomillo.

 

Su estructura principal es de acero pintado y el puente está pavimentado con 40.000 baldosas de pizarra de Cornualles cortadas a mano, con barandillas de acero inoxidable a lo largo de su longitud. Las balaustradas han sido diseñadas para ser tan finas que, cuando se ven desde la distancia, desaparecen contra el cielo. Para la instalación, no se necesitaron andamios ni soportes. El puente se construyó en doce secciones que se fueron instalando con una grúa de cable sin necesidad de emplear andamios ni soportes: "Optamos por una construcción en voladizo porque esta técnica permitió que la construcción avanzara secuencialmente hacia el vacío desde los pilares, sin la necesidad de soportes temporales", aseguran en el estudio.

 

Con información de El Mundo




Lo más visto
De cementerio y vivero a parque: El "Garay" cumple 80 años -  -
Área Metropolitana
Puso en alquiler una casa y todo terminó en un infierno - Pese a la actuación de los bomberos el fuego destruyó por completo la vivienda  -
Sucesos
El prontuario de uno de los sospechosos por el crimen de Villa California -  -
Caso Pinos: el abogado de Colón está en Ecuador -  -
#Temas de HOY: Senado de Santa Fe  El Litoral Podcasts  Colón  Unión  Superliga Argentina  Dólar Hoy  

Recomendadas

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?