https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Miércoles 25.09.2019 - Última actualización - 7:24
7:22

Entrevista con el canciller argentino

Faurie: "Hay que entender que el mundo es la economía y hay que definir cómo y con quién vamos a negociar"

Jorge Marcelo Faurie ha sido uno de los artífices del acuerdo que el Mercosur cerró con la Unión Europea y que abre un horizonte comercial donde las rebajas arancelarias permitirán incrementar el volumen de negocios de nuestro país. Es un encendido defensor de que la Argentina se abra al mundo “porque es en el mundo donde están las oportunidades”.

El canciller Faurie y sus expectativas para Santa Fe: “Se merece un lugar destacado”. <strong>Foto:</strong> Luis CetraroEl canciller Faurie y sus expectativas para Santa Fe: “Se merece un lugar destacado”.
Foto: Luis Cetraro

Foto: Luis Cetraro



Entrevista con el canciller argentino Faurie: "Hay que entender que el mundo es la economía y hay que definir cómo y con quién vamos a negociar" Jorge Marcelo Faurie ha sido uno de los artífices del acuerdo que el Mercosur cerró con la Unión Europea y que abre un horizonte comercial donde las rebajas arancelarias permitirán incrementar el volumen de negocios de nuestro país. Es un encendido defensor de que la Argentina se abra al mundo “porque es en el mundo donde están las oportunidades”. Jorge Marcelo Faurie ha sido uno de los artífices del acuerdo que el Mercosur cerró con la Unión Europea y que abre un horizonte comercial donde las rebajas arancelarias permitirán incrementar el volumen de negocios de nuestro país. Es un encendido defensor de que la Argentina se abra al mundo “porque es en el mundo donde están las oportunidades”.

El canciller Jorge Faurie defiende con tesón el acuerdo que el Mercosur alcanzó con la Unión Europea. En su discurso hay un énfasis sobre las opciones que se abre para la economía de la Argentina a partir de las negociaciones que se lograron y las que están en marcha: UE, Efta (Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza) ya son un hecho y siguen Canadá, Japón, Corea del Sur y Singapur. “Debemos mirar el mapa del mundo y ver cómo y con quién nos vamos a parar para comerciar” porque el crecimiento está en ampliar la competitividad y abrir nuestra producción al mundo. 


“El presidente Macri ha insistido en esto de trazar un cuadro de entendimiento de cuestiones mínimas para que la actual situación no sea mala para todos. Porque a la persona que trabaja, a todos, le está pegando una devaluación terrible y eso se traslada a precios. Pero también tenemos que ponernos a pensar que mucha de nuestra producción está en el mercado externo y que debería ser todavía mucho mayor, porque cuanto más se coloque en los mercados externos habrá mejores ingresos para nuestras economías. Aunque en este punto hay que reconocer que comienza a tener un valor de referencia más importante la aplicación del precio internacional. Por ejemplo, hoy estamos alcanzando todos los mercados que podemos con la carne que tenemos. Tendríamos espacio para mucho mayor pero eso incorpora al precio interno de la carne el valor que estarían dispuestos a pagar en otros mercados por una carne de excelente calidad”.


¿Abierta o cerrada?

 

- Finalmente el Mercosur logra un objetivo importante como lo es abrir varios mercados, pero fundamentalmente, el europeo. ¿A quién o a quiénes corresponden los méritos?


- “La idea que dominó durante varios años es que el Mercosur era un espacio económico con una altísima protección, muy cerrado lo que nos quitaba todo tipo de competitividad no sólo porque nuestros insumos llegaban con tarifas de protección muy alta -y por lo tanto no eran competitivos para quienes necesitaban importar- y eso nos dejaba afuera de lo que podemos llamar la cadena global de valor. Había que cambiar. Cuando Jair Bolsonaro asume la presidencia hay una coincidencia con el Brasil -que es el socio mayoritario del Mercosur- sobre que había que cambiar este estado de cosas. Por eso es que hay un grupo de trabajo que elabora la reformulación del arancel externo común. Nosotros tenemos aranceles de protección arriba del 18 al 22 por ciento mientras que los demás países tienen un promedio de entre 5 y 7 por ciento. Así es imposible competir. 


“Y la idea es que hagamos la readecuación del arancel externo por sectores a partir de conseguir el mercado. Entonces yo me bajo los aranceles pero porque consigo un mercado. El equipo de Guedes llegó al principio con la idea de una baja de aranceles de modo indiscriminado y eso puede ser, desde nuestro punto de vista, muy impactante sino “suicidario”. Y se coincidió en revisar esta posición”.


Un cambio de paradigma


- Tras el intenso trabajo para el acuerdo Mercosur-Unión Europea estamos en las vísperas de una definición electoral que puede marcar un cambio de rumbo. ¿Le preocupa que pueda caer el acuerdo en nuestro país?


- “En unos siete meses, se logró el acuerdo con la Unión Europea y se cerró el acuerdo de Efta que era la otra negociación importante por la capacidad de inversión. Entonces, empezar a hablar de un cierre de mercado es un delirio. Hay una frase del ministro Paulo Guedes, de unos días atrás en la que afirma que ‘un mercado cerrado no nos interesa’.


“La viabilidad de nuestras economías depende de nuestra inserción en el mundo. No estamos participando en las cadenas globales de valor. Hoy se produce para el mundo, ya no se produce como en la década de los ‘60 y los ‘70 donde se producía para el mercado interno y algo quedaba para la exportación. Hoy la economía del mundo está entrelazada para que uno pueda venderle a otro. ¿Qué ocurre? que lo que estamos haciendo en Brasil o en Argentina, también se produce en Indonesia, en Marruecos o lo hacen en Francia. Debemos participar de este juego. Cerrarse no sirve. 


“Y esta frase, enormemente remanida que tiene: ‘Se están reivindicando los nacionalismos’, tal como ocurre con el de Trump o el de Xi Jing Pin en China, son medidas que embroman la competitividad y, partiendo de la base que Estados Unidos adoptó algunas medidas nacionalistas, de corte proteccionista, hay que entender que se trata del país con la economía más abierta del mundo. Ellos corrieron la aguja del libre comercio del cero al 20 o al 25... nosotros estamos en el 90 por ciento. Cuando movemos nuestra aguja llegamos al 100 por ciento de cierre. Lo que tenemos que hacer es ir para ese otro lado. Con el tamaño que tiene nuestro país, con el mercado que disponemos -entendido como la cantidad de habitantes-, no tenemos condiciones para generar productos que sean competitivos en el mercado mundial a menos que los tengamos que producir para el mercado mundial”.

 

El canciller Faurie y sus expectativas para Santa Fe: "Se merece un lugar destacado".Foto: Luis Cetraro



Las negociaciones 


- ¿Los tiempos para los acuerdos corren o hay que esperar a la próxima gestión?


- “Lo que se logró con el Mercosur y el acuerdo con la Unión Europea más lo que se logró con Efta muestra que lo que estábamos diciendo que se estaba haciendo, efectivamente se está haciendo. Habíamos dicho que antes de fin de año estaba el acuerdo con Efta y se logró. Dijimos que en el primer semestre del 2020 se cerraba el acuerdo con Canadá y ya estamos haciendo con este país la décima ronda negociadora y vienen después Japón y Corea. Singapur está en el medio pero es más fácil porque es una ciudad estado con normas más simples. Es decir que esa tarea que hizo el Gobierno de abrir la economía argentina se ha logrado. Hay una gran cantidad de mercados abiertos, y ya son más de 200. Es más, en algunos sectores comenzamos a hacer agua porque no tenemos producción suficiente”. 


“Los otros días estuvo aquí el expresidente de Brasil Fernando Henrique Cardoso que vino a la Argentina invitado por Clarín pero también por Poder Ciudadano. En la cena de esta ONG él contó mucho de su anecdotario de su paso por la presidencia de Brasil y como dirigente a nivel mundial. Y contó que había aprendido de Bill Clinton que cuando viajaba a un país , pedía a sus asesores que le dijeran cuáles eran las dos cosas que ellos desean y cuáles las dos cosas que temen. Cuando va terminando la charla, el periodista Carlos Pagni que era el moderador de la charla le dice ‘dígame qué les diría Ud. a los argentinos en términos de la estrategia de Clinton qué cosas deben querer y qué cosas deben temer’. Entonces Cardoso contestó: ‘Los argentinos a lo que más le deben temer es a los propios argentinos’. Y es así. 

 

Los socios del Mercosur

 

El canciller realizó un paneo de cómo es la situación del Mercosur de cara a las negociaciones que se llevan adelante sobre acuerdo comerciales. “Venezuela está suspendido desde hace dos años y, nunca, pero nunca desde que está en el Mercosur hizo nada en la parte económica comercial. Nunca internalizó norma alguna y sí siempre les interesó del Mercosur era ir a hacer el discurso político y social. Pero respecto de incorporar toda la normativa hecha en el Mercado Común, no. Nunca participaron de las mesas de negociaciones con la Unión Europea porque Venezuela era una anomalía porque no está en condiciones de ingresar al Mercosur, pero se lo dejó en esta suerte de revivalismo populista porque tanto el gobierno de los Kirchner junto con otros, adhirieron a que por razones políticas se permitiera, en fin. Pero para un acuerdo comercial nunca tuvo los elementos. Y Bolivia también está planteando su ingreso pero tampoco a adoptado ningún elemento de la normativa comercial. Sí la cuestión política y social porque es lo que les sirve a ellos, porque el Mercosur es una plataforma política. Pero para ingresar van a tener que hacer un trabajo de adaptación que es casi imposible en tiempos que quedan”. 


“Finalmente Uruguay y el Paraguay del presidente Cartez y de Abdo Benítez, en materia económica y comercial, han hecho un trabajo enorme.Y no sólo en la normativa Mercosur sino en la modernización de sus propias estructuras productivas y no en vano Paraguay ha logrado sectores en los que tiene competitividad y todos sabemos que al amparo de las medidas que tomó el anterior gobierno, muchos de los intereses argentinos hoy se han desplazado y operaban bajo legislación paraguaya. 


Tomemos nosotros el caso de la hidrovía Paraná-Paraguay que nos toca como santafesinos, toda la bandera argentinas que teníamos en embarcaciones a nivel fluvial, entre el 85 y el 90 por ciento se corrió a Paraguay. ¿Por qué? porque acá teníamos reglas, sindicalismo y muchas cuestiones que provocaron esto”. 

 

Cómo impactará el acuerdo en las provincias


“Este es un acuerdo que alcanzará a todas las provincias, a todos los productos que la economía argentina manda a la Comunidad Europea. Todos están, de algún modo, computados. El 85 por ciento de ellos están en condiciones de recibir algún tipo de beneficio arancelario: más, menos, más rápido, más lento... Y el resto fue excluido por alta sensibilidad porque pensamos que no tienen competitividad. Todo lo que se vende, si ya se vendía, va a tener un mejor tratamiento arancelario. La cuota Hilton, por ejemplo, entra con arancel cero, la cuota de carne que nosotros pagamos 18 %, pasa al 7 %. Los vinos entran en una canasta de desgravación arancelaria, lo mismo para con los cítricos, la madera del Chaco, las nueces... todos los productos van a tener su beneficio. Pero también hemos logrado mercados para el pollo, para el cerdo, para el arroz y también para el queso. Pero hay que prepararse. Entonces, si tenemos un productor de quesos de Franck tendrá que ponerse a ver qué es lo que necesita para mejorar su producción y para ello, si necesita una máquina, habremos de sentarnos para ver cómo logramos que acceda al equipamiento. Pero hay prepararse en serio. 


Increíblemente hay gente que todavía no ha leído el acuerdo y sostiene que el acuerdo lo afecta. Recomiendo que lean el acuerdo y después decir en qué parte ves que los afecta. Tenemos mecanismos de aduana, mecanismos de financiamiento... eso en el acuerdo en sí. 


Pero la política en general tiene que incorporar que el mundo es el que nos va dar recursos genuinos. El que está dando pasos en concreto es Brasil. Porque se avanzó en la reforma previsional, en la reforma laboral y en el sistema impositivo. Entonces si yo soy un productor dentro del espacio Mercosur y quiero estar vinculado a la Unión Europea, a la Efta o a china, digo bueno me corro a Río Grande do Sul porque ahí voy a tener un tratamiento para trabajo, inversión... ¿para qué lo voy a hacer en la Argentina?”.


“Hemos aceptado cuando estuvimos sesionando en Santa Fe bajo la consigna de qué pasa si en los parlamentos de los países hay problemas en los mecanismos de aprobación? y coincidimos todos en la aplicación individual, es decir, que el acuerdo que se pone en marcha entre un país del Mercosur con la UE, tiene vigencia. Entonces si se logra con Brasil tendrá pleno efecto. Así que si nosotros seguimos discutiendo el tamaño del ombligo, el acuerdo será con ellos y no con nosotros.


Hay que entender que el mundo es la economía y hay que mirar el mundo y definir dónde nos vamos a parar y con quién nos vamos a parar. Porque viene un período donde habrá una nueva definición de liderazgos donde Estados Unidos y China inyectan presión. Entonces hay que determinar con quién uno se para. Así que hay que mirar el mapa, ver cuáles son las tendencias en juego y definir. Además hay que tomar alianzas y la mejor forma para hacerlas es desde casa, es decir, con la gente con la que vivo. Conocemos a los brasileños, a los uruguayos, a los paraguayos y hasta conocemos a los chilenos. Entonces, juntos, vemos cómo nos paramos frente al mundo”.

 

Inmaculada y Bergoglio


Con especial cariño recuerda Faurie su paso por la ciudad de Santa Fe: “nací aquí, en el barrio Sur, hasta los 21 años edad en la que me fui a Buenos Aires para ingresar al Servicio Exterior. Fui alumno de Inmaculada y lo tuve a Jorge Bergoglio como prefecto de disciplina y, en esa época en la que estuvo acá, fue docente de Filosofia y de Literatura a los alumnos de cuarto y quinto año y Religión a los de primero y segundo año. Una vez tuvimos una charla con él y se acordaba mucho de Rogelio Pfirter que ya se retiró. Era un encuentro cuando a él lo habían nombrado cardenal y yo era vicecanciller de Ruckauf y Rogelio era subsecretario de Política Exterior. Tuvimos un charla mientras tomábamos un café a la hora de la siesta. En un momento le dice a Rogelio: “Vos seguís tan ambicioso como siempre. Y usted (por mí) igual de conservador’. Considero que Santa Fe merece el mejor destino posible”. 

Autor:




Lo más visto
La cláusula gatillo determinó los nuevos mínimos previsionales - La paritaria estatal definió en marzo las condiciones salariales del 2019. Ahora el Ejecutivo actualizó haberes según esos acuerdos. -
Política
Se abre el registro para cuidacoches en la ciudad de Santa Fe -  -
#Temas de HOY: Senado de Santa Fe  El Litoral Podcasts  Colón  Unión  Superliga Argentina  Copa Sudamericana  Debate Presidencial 2019  

Recomendadas