https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Sábado 05.10.2019 - Última actualización - 06.10.2019 - 12:55
12:03

¿Qué tienen Unión y Colón para ganar el clásico?

Las diez claves de un partido aparte y sin favorito

No cuentan demasiado los antecedentes, se juega un poco más que cualquier otro con el “cuchillo entre los dientes” y hay factores que pesan, como la presión y el “miedo a perder”. Pero hay cosas que pasan por lo futbolístico y el que sepa qué hacer con la pelota, para recuperarla y tratarla bien, será fundamental.

Un Pulguita desequilibrante. Es el jugador a aprovechar (por Colón) y a anular (por Unión). Yeimar, un estandarte. Va por su tercera temporada y sigue mostrando la solidez de siempre.  <strong>Foto:</strong> Pablo AguirreUn Pulguita desequilibrante. Es el jugador a aprovechar (por Colón) y a anular (por Unión). Yeimar, un estandarte. Va por su tercera temporada y sigue mostrando la solidez de siempre.
Foto: Pablo Aguirre

Foto: Pablo Aguirre



¿Qué tienen Unión y Colón para ganar el clásico? Las diez claves de un partido aparte y sin favorito No cuentan demasiado los antecedentes, se juega un poco más que cualquier otro con el “cuchillo entre los dientes” y hay factores que pesan, como la presión y el “miedo a perder”. Pero hay cosas que pasan por lo futbolístico y el que sepa qué hacer con la pelota, para recuperarla y tratarla bien, será fundamental. No cuentan demasiado los antecedentes, se juega un poco más que cualquier otro con el “cuchillo entre los dientes” y hay factores que pesan, como la presión y el “miedo a perder”. Pero hay cosas que pasan por lo futbolístico y el que sepa qué hacer con la pelota, para recuperarla y tratarla bien, será fundamental.

La premisa básica es que los clásicos son partidos aparte y que el que llega mejor no significa que tenga algún favoritismo. En este caso, la mejoría de uno sobre otro es “de la cabeza”. Colón está “pum para arriba”, sólido anímicamente, con una confianza que antes no exhibía; Unión recuperó algo de eso en los últimos dos partidos, pero está jugando un torneo discreto, inesperado en cuanto a la cosecha de puntos.

 

Igualmente, los dos tienen argumentos y potencial para demostrar, como también fallas sobre las cuales el rival puede trabajar.

 

* 1) Burián y el Pulguita. Son clave y decisivos. Si bien lo del arquero se demuestra mucho más en los penales (lisa y llanamente, convertido en un especialista), brinda una tranquilidad defensiva que se nota. Colón ha mejorado sustancialmente en ese aspecto, desde que la dupla Ortiz-Olivera se ha convertido en un muy buen complemento para esa seguridad que viene desde el arco. Y el Pulguita Rodríguez tiene pincelazos de talento y desequilibrio impropios en el fútbol moderno, donde no abundan los jugadores que son capaces de resolver un jeroglífico futbolero. Excelente pegada, inteligencia para buscar los espacios vacíos y recibir siempre libre, más una siempre respetable cuota de gol. En ese aspecto, el del arco, Colón tiene más que Unión. La prueba clara es lo que sucede con el cambio de arquero. Por algo ocurrió.

 

* 2) Yeimar y Carabajal. El defensor es una base firme de la defensa y también agregó una dosis de gol en este irregular proceso inicial de Unión. Es fuerte en todo sentido, muy difícil de ser superado en el mano a mano. Se encontrará con dos jugadores experimentados y con las “mañas” lógicas de la veteranía, pero tiene chances, en el caso de andar bien, de controlarlos porque ya lo demostró sobradamente. Carabajal es el jugador que mejor rendimiento tuvo cuando le tocó jugar, que fue poco en realidad. Dueño de un muy buen manejo de la pelota, buena pegada y verticalidad en el juego, es el referente en el que se quiere asentar el juego del equipo. Si juega como lo hizo ante Racing y Defensa, Unión puede respaldarse y crecer como equipo.

 

* 3) Muchos “debutantes”. Hay particularidades que tiene el partido, que lo distinguen de otros. Una de ellas es que a excepción de Vigo, el resto de los supuestos 22 protagonistas son jugadores que no surgieron de las canteras de ambos clubes. Esto puede tener una sensación ambigua. Algunos supondrán que es mejor que la identificación llegue por la pertenencia de años a la institución (es el caso de los que surgen de las inferiores) y otros pueden admitir que los que llegan de otros lugares y no son de la ciudad, lo pueden vivir y jugar sin presiones ni ataduras. Todo pasa a ser relativo, como tantas cosas en el fútbol. Pero también hay muchos jugadores que van a disputar por primera vez este partido. En Unión suman siete (Moyano, todo el mediocampo y la delantera). En Colón son varios también Vigo, Aliendro, Lértora, Morelo y el Pulguita, entre otros. De todos modos, casi todos acumulan mucha experiencia en partidos de igual magnitud.

 

* 4) La pelota quieta de Colón. Es uno de los “fuertes” del equipo de Lavallén. Ha marcado varios goles a partir de este tipo de jugadas. La muestra es lo ocurrido ante San Lorenzo y Argentinos Juniors si mencionamos los partidos de la Superliga. Pero además, estuvo muy cerca en otras ocasiones. Se basa en la excelente pegada que viene mostrando el Pulguita Rodríguez. Y en la capacidad de sus compañeros para ir a buscar ese balón o aprovecharse de ello, como ocurrió con Bernardi en el último gol.

 


* 5) La pelota quieta de Unión. También es importante desde el mismo momento en que si bien perdió a sus anteriores ejecutantes (Zabala y Bruno Pittón eran los que pateaban los córner), ahora cuenta con Carabajal y mantiene a jugadores que van bien de arriba, como Yeimar Gómez Andrade, Bottinelli, Corvalán y Mazzola, sin olvidarnos de Bou. Uno se detiene en este detalle porque, precisamente, son estos detalles los que luego terminan resolviendo muchas veces los partidos.

 

* 6) La “deuda” de Colón. A un equipo que creció en la respuesta física y anímica, puede que le esté faltando un poco más de juego. Muchas veces, regala este aspecto —el de la posesión de la pelota y el dominio de las acciones— y plantea más los partidos a esperar que el rival le ofrezca los espacios para lastimarlo. A veces, se torna peligroso. El partido con Mineiro, en el primer tiempo, fue una muestra cabal de las complicaciones que se generan a partir de la falta de volumen de juego y manejo del balón. Y eso que tiene un mediocampo como para que de allí puedan salir jugadas claras y riesgosas para el adversario.

 

* 7) La “deuda” de Unión. Aquella imagen sólida de funcionamiento casi sin fisuras y libreto totalmente aprendido, está en una etapa de transición o de búsqueda. Madelón resolvió volver a las fuentes luego de las cuatro derrotas en serie. Consiguió resultados, pero todavía no hay una línea de juego que conforme. Acevedo está afuera del equipo, Carabajal recién está volviendo y Cavallaro no está ciento por ciento desde lo físico. Con ellos, el equipo podría aspirar a otra cosa si es que el técnico resuelve alguna vez jugar con los tres. Pero en este momento, depende de otras cosas. Y esas cosas no son lo suficientemente “fértiles” como para que el equipo brinde otra vez la imagen de otros tiempos.

 

* 8) El partido que le favorece a Unión. En otros tiempos, podría haberse dicho que era el de la intensidad, el del ida y vuelta, el del dinamismo. Hoy no lo es tanto, porque Colón ha emparejado ese aspecto en el que antes fallaba. Si Unión logra armar un partido de espacios amplios, puede verse beneficiado. Así lo consiguió contra Defensa y Justicia, por ejemplo, pero a partir también de una mayor tenencia de pelota del rival y de espacios que se fueron abriendo. Si la pelota pasa mucho por los pies de Carabajal y éste consigue habilitar claramente a los dos puntas, ya Unión habrá logrado algo importante que le ha faltado cuando el equipo no tuvo ni a él ni a Cavallaro adentro.

 

* 9) El partido que le favorece a Colón. Posiblemente, se piense mucho en que el correr de los minutos, como habitualmente ocurre con el local, puede convertirse en un factor de presión negativa. Colón es un equipo que se acostumbra a jugar sin la pelota, si es que le toca no tenerla. Se agrupa bien del medio hacia atrás y más allá de que ha recibido goles (salvo ante Argentinos), está brindando una imagen de solidez defensiva que agranda su confianza. Arriba tiene dos jugadores que en cualquier momento desequilibran. Entre Vigo y Zuqui seguramente estarán atentos a los movimientos de Carabajal. Y quizás también aprovechen sus espaldas para subir por el sector derecho. La cuestión es que Morelo y el Pulguita estén frescos y claros. Son la carta ganadora que tiene el equipo.

 

* 10) Exigencias y estados de ánimo. Vignatti dijo que el partido más importante que va a jugar Colón no es el de este domingo sino el del 9 de noviembre. Y tiene razón. Pero lo dice el hombre que, cuando contrata un DT, lo primero que le pide es que gane el clásico (o que no lo pierda, al menos). El partido de mañana no es uno más para Colón porque nunca lo será cada vez que juegue contra Unión, por más que tenga ante sí la chance inédita en su historia de ser campeón. El estado de ánimo es altísimo, ¿qué duda cabe?. Unión juega con la exigencia de ganarle para rebajarle ebullición al momento que atraviesa el rival. Pareciera estar más obligado en ese sentido. Lo que debe lograr es ubicarse a la par en la confianza y la mayor predisposición que hoy manifiestan los jugadores de Colón por el gran momento anímico por el que atraviesan. Igualar eso sería clave. Y que definan las cuestiones futbolísticas.


 

Detalles para ir a la cancha

 

El partido de este domingo comenzará a las 15.30 y tres horas antes se abrirán las puertas del estadio, salvo la platea superior sur, cuya apertura será a las 14 teniendo en cuenta que primero deberán ingresar los integrantes de la delegación de Colón (dirigentes y allegados) y luego se producirá la apertura para los hinchas rojiblancos.

 

Los socios ingresarán gratis y la venta de plateas se hará el domingo desde las 9, únicamente en boleterías sobre Bv. Pellegrini. Las preferenciales y palcos costarán 1.500 pesos, las alta y laterales, 1.000 pesos y la redonda, 700 pesos.

 

Para no socios habrá venta de generales en el mismo horario citados anteriormente. El valor de las generales es de 600 pesos; damas, jubilados y pensionados pagarán 350 pesos y Los menores de 11 años deberán comprar un seguro para menores de 150 pesos. Las plateas valen 2.000 pesos en el caso de las altas y laterales y 1.500 pesos la redonda. Los menores de 5 años podrán ingresar acompañados por un adulto y no abonan platea. Los no socios deberán adquirir seguro de menor por 120 pesos y los socios ingresan con carnet y cuota al día.

Autor:

Enrique Cruz


Temas:

Además tenés que leer:



Lo más visto
La resistencia de Playa Norte - Juntas. Vecinas y manzaneras solidarias trabajan codo a codo para obtener el derecho a la tierra que ocupan. -
Área Metropolitana
Se acerca la fecha del juicio por el crimen de Marianela Brondino  - Año tras año, cada aniversario de su muerte, familiares y vecinos del barrio recordaron a la “Flaca” y soltaron globos para reclamar que su caso no quede impune. -
#Temas de HOY: Senado de Santa Fe  El Litoral Podcasts  Colón  Unión  Copa Sudamericana  Evo Morales  Fundación de Santa Fe  100 años de la UNL  

Recomendadas

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?