https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Lunes 21.10.2019
6:07

AUDIOLIBRO “SOMOS PORQUE DECIMOS”

Voces unidas para narrar

El trabajo fue producido en el seno del taller Temps era Temps. Contiene obras de 21 autores que tocan temáticas diversas, que van desde la pobreza y la trata de personas hasta la incomunicación. La presentación será el miércoles en el Auditorio de la UTN. 

 


El grupo se reúne dos veces por semana en un espacio del norte de la ciudad, con el objetivo común de leer y escribir. Foto: Gentileza Temps era Temps
+1





AUDIOLIBRO “SOMOS PORQUE DECIMOS” Voces unidas para narrar El trabajo fue producido en el seno del taller Temps era Temps. Contiene obras de 21 autores que tocan temáticas diversas, que van desde la pobreza y la trata de personas hasta la incomunicación. La presentación será el miércoles en el Auditorio de la UTN.    El trabajo fue producido en el seno del taller Temps era Temps. Contiene obras de 21 autores que tocan temáticas diversas, que van desde la pobreza y la trata de personas hasta la incomunicación. La presentación será el miércoles en el Auditorio de la UTN.   

 

El taller literario Temps era Temps, que coordina Sergio Ferreira, lleva más de veinte años de trabajo. Y sus integrantes se disponen ahora a presentar en sociedad el emprendimiento número 37 generado en ese ámbito: un audiolibro que realizaron en sintonía con la Editorial Ciudad Gótica y está compuesto por textos literarios originales, que fueron grabados por sus propios autores. Será el miércoles 23 de octubre a partir de las 20.30 en el auditorio de la UTN Regional Santa Fe (Almirante Brown 5933) a través de un evento que contará con la participación de los músicos Gustavo Torres, Idelberto Bertolaccini, Eduardo Zerbini, Marcela Farías y Cecilia Zwiener.

 

Pilar Rodríguez y Graciela Parma, dos de las talleristas que participaron con sus textos y voces en la confección de “Somos lo que decimos”, explicaron a El Litoral algunos detalles. En primer término, remarcaron que el título se gestó a partir de la premisa de sostener una identidad grupal, pero sin que eso vaya en desmedro de las subjetividades de cada uno de los autores. “La subjetividad está, pero aporta a lo colectivo, que es el factor principal respecto del cual trabajamos en este grupo literario. Es como una declaración de principios. Somos en tanto podemos decir aquello que somos, la palabra nos configura. Un rasgo fundamental de este grupo ha sido siempre el de lo colectivo. No quiere decir que las individualidades desaparezcan, pero lo que nos identifica es que esas subjetividades aportan al todo”, explicó Pilar Rodríguez.

 

Graciela Parma se expresó en igual dirección que su colega. “Somos porque decimos. Porque individual y colectivamente, decimos mucho de lo que somos. El taller trabaja con una dinámica interesante, con las distintas herramientas que usa el escritor. Estamos leyendo cada vez más, porque buscamos mucho en la lectura el buen o mal uso de esas herramientas. Y eso funciona como disparador. En el taller se plantean consignas como: ‘Terminen este cuento’, ¿Qué final le darían a esta novela? o ‘Sitúen a este personaje en un período histórico determinado’. Y a partir de eso que pareciera encorsetado o acotado, siempre sale lo que somos. Cada uno hace florecer sus intereses, ideología política, postura humana o actitud ante la vida. Pero se trabaja mucho con el grupo”. 

 

Breves

 

En parte, la decisión de migrar desde el formato del libro tradicional al audiolibro fue económica: éste último es mucho más barato. Sin embargo, influyó la intención de dar preponderancia a las voces de los participantes. Pilar Rodríguez lo sintetiza con precisión: “la oralidad en la literatura, la posibilidad de leer un texto, es un plus. El texto en papel lo llevas a cualquier parte, lo leés y lo escuchás con tu voz. Es muy diferente cuando se los escuchás decir al autor, que ya ha puesto de sí en el papel, pero que en el momento en que lo dice, lo recrea. Por eso insistimos mucho en la lectura en voz alta”.

 

Las intervenciones de cada uno de los autores en el CD, que fue grabado en un estudio profesional, tienen un duración, promedio, de dos minutos. Lo cual obligó a desarrollar un proceso de elaboración y selección muy riguroso. Tal como señala Graciela Parma, fue necesario elegir textos “dinámicos, claros y no muy largos”. Fundamentalmente, para evitar que frases demasiado extensas o palabras complicadas pudieran conspirar contra el resultado final. 

 

Resultó desafiante para los talleristas (y esto lo reconocieron las dos entrevistadas) ajustarse a una duración determinada a la hora de redactar. “Se escribió a partir de esa consigna, lo cual fue sumamente beneficioso para agilizar las neuronas y para la creatividad. Tiene sus dificultades, pero adoramos la experiencia de la lectura en voz alta, de la oralidad. Recuerdo un profesor de Letras en la Facultad, hispanista, que leía a Gógora en voz alta. Y decía que si Góngora no le decía todos los días algo diferente, iba a dedicarse a regar plantas. Porque cada lectura, en cada momento de la vida, dispara cosas que no habías notado en la lectura anterior”, reflxionó Pilar.

 

Temáticas

 

Si bien el audiolibro contiene un total de 21 trabajos, no todos serán leídos durante el encuentro previsto para el miércoles. De modo que la lista de los diez que se expondrán oralmente surgió democráticamente a partir de un votación. Se trata de textos inspirados en temáticas diversas, algo que pone de relieve la heterogeneidad del taller Temps era Temps. Graciela Parma explicó que son textos de temáticas absolutamente diferentes, pero que tienen como punto en común la vigencia. “Se aborda, entre otras, la pobreza, la incomunicación que la era digital impone, la trata de personas, la educación sexual victoriana de los colegios religiosos y de aquellos que siguen oponiendose a la aplicación del ESI. Es absolutamente diverso. En general, son trabajos que siempre surgen con los disparadores que surgen en el taller”, sintetizó.

 

Un faro cultural

 

La presentación del audiolibro se pensó en un principio como un homenaje al “renacimiento” de la Casa de la Cultura, que fue restaurada este año por el Gobierno Provincial. Es que el taller Temps era Temps se formó allí y sus integrantes vivieron la etapa de decadencia y deterioro del inmueble. “Al verla renacer 20 años después, se nos ocurrió hacer algo también para festejar. La idea era presentarlo allí. No pudimos, pero el germen del proyecto está ese renacer”, apuntó Pilar Rodríguez. 

 

Los talleristas

 

La lista completa de los talleristas que intervienen en el trabajo incluye a Alicia Talsky, Claudio Aguirre, Florencia Oviedo, Graciela Parma, Luis Arana, Joana Ferreira, Julieta Muchiutti, Rodrigo Vicente, Miriam V. Cettour, Pilar Rodríguez, Sergio Ferreira, Alejandro Coronel, Nancy Balza, Bruno Vianelli, Oscar Di Dio, Cecilia Zwiener, Fabián García, Eva Valenti, Julián Esquivel, Milagros Corvalán y Lucio Manfrin. El arte de cubierta del CD pertenece a Mónica Dibiasi.

Autor:

Juan Ignacio Novak


Temas:


Lo más visto
Lifschitz expresó estar dispuesto a colaborar con el gobierno de Perotti -  -
Política
Los 140 años del "ranchito de la 38", una de las primeras aulas de la ciudad -  -
Educación
Un agresor de mujeres que atacó de nuevo - Víctimas. En 2013 María Esther narró a El Litoral cómo salvó su vida. En cambio Gabriela no pudo escapar del asesino. -
#Temas de HOY: Senado de Santa Fe  El Litoral Podcasts  Colón  Unión  Copa Sudamericana  Evo Morales  100 años de la UNL  

Recomendadas

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?