https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Martes 22.10.2019 - Última actualización - 14:07
14:03

Santo Tomé

Le robó hasta a la tía y quedó preso por agredir a un policía

Tiene 24 años y fue detenido al resistirse a un arresto. En lo que va del año le imputaron el asalto a un remis, a una vecina y a un comercio. Existe un principio de acuerdo para que firme un abreviado.

odos los hechos fueron cometidos en inmediaciones del barrio Loyola, donde incluso asaltó a la cajera de un tradicional supermercado. Crédito: Google Street Viewodos los hechos fueron cometidos en inmediaciones del barrio Loyola, donde incluso asaltó a la cajera de un tradicional supermercado.
Crédito: Google Street View

odos los hechos fueron cometidos en inmediaciones del barrio Loyola, donde incluso asaltó a la cajera de un tradicional supermercado. Crédito: Google Street View



Santo Tomé Le robó hasta a la tía y quedó preso por agredir a un policía Tiene 24 años y fue detenido al resistirse a un arresto. En lo que va del año le imputaron el asalto a un remis, a una vecina y a un comercio. Existe un principio de acuerdo para que firme un abreviado. Tiene 24 años y fue detenido al resistirse a un arresto. En lo que va del año le imputaron el asalto a un remis, a una vecina y a un comercio. Existe un principio de acuerdo para que firme un abreviado.

“Tía, estoy muerto de hambre”, gritó Franco mientras golpeaba la puerta de calle de una vivienda del barrio Loyola, en la zona este de la ciudad de Santo Tomé. La mujer, que reconoció la voz del muchacho, que conoce desde que era pequeño, no dudó en abrirle para atender a su enérgico reclamo. 


Pero lejos de agradecer su generosidad, el joven que solía decirle “tía” por el trato frecuente, sacó un cuchillo y se lo puso en la garganta a la dueña de casa, que no tuvo más que volver a entrar y cerrar la puerta junto con su agresor. Le pidió dinero, revolvió algunos ambientes y al cabo de un tiempo escapó con un televisor de 39’ y un teléfono celular. Pero antes de huir, dejó una amenaza: “No grites porque vuelvo y te mato”.


El episodio ocurrió el 27 de septiembre, en horas de la tarde, y la mujer pudo identificar a su agresor ante la policía, pero sin embargo, debieron pasar quince días y otros dos hechos delictivos para que fuera aprehendido por la fuerza policial.
 


A tribunales


El último fue el 12 de octubre, en plena siesta santotomesina. Franco Nicolás Matos recibió la voz de “¡alto policía!” cuando caminaba por las calles Balcarce el Hipólito Irigoyen, y lejos de acatarla, sacó un cuchillo que empuñó en su mano derecha y comenzó a increpar al personal, uno de los cuales recibió un corte en uno de sus dedos, pero finalmente lograron reducirlo.


A partir de ese momento fue puesto a disposición del fiscal en turno, Sebastián Szeifert, quien al ver que el nombre de Matos se repetía en varios episodios delictivos ocurridos en las inmediaciones en los últimos meses, decidió llevarlo ante un juez para imputarlo.


La audiencia tuvo lugar en el subsuelo de tribunales el miércoles pasado, en la que el fiscal le atribuyó tres robos -dos con arma blanca y uno con arma de fuego-; y resistencia a la autoridad y lesiones leves dolosas por el que derivó en su captura.



Abreviado
 



El mismo día de la imputativa, el fiscal Szeifert y el abogado del Servicio Público, Gustavo Durando, acordaron no discutir el el pedido de prisión preventiva, que fue dictada en ese acto por el juez penal Jorge Patrizi. Según indicaron las partes al juez, la causa podría encaminarse hacia un juicio abreviado, que de seguro será de prisión efectiva, dado el calibre de las acusaciones.


Dos hechos más se pusieron de relieve durante la audiencia. Uno es el robo a un remís, denunciado el 8 de julio en horas de la madrugada, cuando Matos y su pareja abordaron la unidad con destino al barrio Loyola. En la intersección de las calles Castelli y Arenales deciden bajarse y al momento de ir a pagar el joven desenfunda una cuchilla oxidado con la que lanza un puntazo al conductor del Fiat Siena, y alcanza a sustraer 200 pesos y el celular del tablero. Por ese hecho también se encuentra imputada su pareja Macarena Nicole G.


Además, el 1° de octubre, junto a un cómplice por ahora desconocido, entraron al supermercado Loyola, de Aristóbulo del Valle al 1900, donde a punta de arma de fuego amenazaron a la cajera y se llevaron $ 5.000. Luego se escaparon en una moto tipo 110 c.c. roja.

 

 


Temas:


Reuniones familiares y afectivas: quedarían habilitadas sólo para el domingo -  -
Política
Confirman 23 nuevos casos en la provincia, ninguno de la ciudad - Rosario es, por lejos, la ciudad que más casos de coronavirus registra en la provincia.  -
#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  Coronavirus  Dengue  Intervención Vicentin  La Educación Primero  

Recomendadas