https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Miércoles 30.10.2019 - Última actualización - 17:19
17:17

Tras los resultados electorales

Cambiemos se prepara para ser oposición: nuevo nombre y disputas por la conducción

Mario Negri. <strong>Foto:</strong> ArchivoMario Negri.
Foto: Archivo

Foto: Archivo



Tras los resultados electorales Cambiemos se prepara para ser oposición: nuevo nombre y disputas por la conducción

El interbloque Cambiemos que encabeza el radical Mario Negri enfrenta por estas horas la necesidad de reconvertirse rápidamente en opositor, a fin de adaptarse al nuevo ciclo político y, sobre todo, definir el tipo de relación que mantendrá con el futuro nuevo oficialismo del Frente de Todos.


La puja interna en Cambiemos, que podría renovar su nombre a "Juntos por el Cambio", será entre las miradas que promueven una oposición férrea, confrontativa y sin dobleces, y aquellas que sugieren una postura dialoguista y moderada.


Ésta última posición habría prevalecido muy probablemente si el resultado electoral del domingo pasado hubiera sido más parecido al que se esperaba en las vísperas de la votación, con una diferencia de más de 15 puntos entre la fuerza vencedora y la vencida.


Sin embargo, la derrota por mucho menos de lo que decían las encuestas le dio al actual oficialismo la potestad de mantenerse como la primera minoría en la Cámara de Diputados, además de sumar varias bancas.


El resultado electoral fue una inyección de ánimo para el elenco oficialista, que ahora descansa en la tranquilidad de que el futuro Congreso no será una "escribanía" para el poder de turno como lo había sido en tiempos anteriores, sino una arena de permanente negociación y consenso.


En el medio, se darán las discusiones por la conducción del interbloque y de las bancadas que integran Cambios.


Por el lado de la UCR, el gobernador de Mendoza y diputado electo, Alfredo Cornejo, comenzó a moverse para pelearle la presidencia de la UCR al cordobés Mario Negri, actual líder del bloque radical y del interbloque.


Al frente de la Coalición Cívica quedará el porteño heredero de Elisa Carrió, Maximiliano Ferraro, mientras que en el PRO podría mantenerse Álvaro Gónzalez, aunque en la pelea también entrará Cristian Ritondo, que desembarcará en el cuerpo el 10 de diciembre.


Ese día, Cambiemos tendrá, según cálculos preliminares, una tropa propia de 119 diputados, mientras que el Frente de Todos tendría 109, con la posibilidad de llegar a 119 sumando a los casi seguros aliados del Frente Cívico de Santiago del Estero y del Frente Renovador de la Concordia misionero.


Este escenario de empate técnico hiperpolarizado, con menos de 20 diputados no alineados a ninguno de los dos grandes bloques flotando en la zona intermedia, obligaría al Frente de Todos a hacer concesiones a Cambiemos a la hora de encaminar leyes.


Un importante miembro del interbloque Cambiemos al que NA tuvo acceso adelantó que la vocación en el futuro Congreso será colaborar con el oficialismo en los "temas urgentes" y "no poner palos en la rueda".


Incluso, se animó a comparar ese rol de oposición "responsable" y "racional" con el que supo tener el Frente Renovador de Sergio Massa en los dos primeros años de Gobierno de Macri.


"No vamos a actuar como se actuó hace cuatro años con nosotros.


La primera muestra fue la reunión entre Macri y Alberto el otro día. Estamos en otro país. La tensión en la transición no va a estar", graficó.


No obstante, admitió que necesariamente se va a tender a un "equilibrio", ya que "hay que cuidar el capital político que se ganó con el 40% de apoyo", base social de Cambiemos que no vería con buenos ojos una actitud de complacencia hacia el peronismo.


Las dudas sobre la continuidad de la coalición parlamentaria entre la UCR y el PRO (la Coalición Cívica se alinea claramente con el macrismo) se disiparon con "la derrota digna", y por ahora nadie visualiza un horizonte de ruptura.


En los momentos de mayor fragilidad del Gobierno, voces importantes del radicalismo se animaron a plantear diferencias con sus socios del macrismo, y dejaron entrever que luego de las elecciones se abriría un proceso de discusión interna sobre el programa ideológico de la coalición.


"Nadie planteó romper el bloque", desestimó el mismo diputado de la actual bancada oficialista.


De aquí a fin de año, sólo está previsto que se convoque a la discusión de la ley de Presupuesto, en tanto que desde el Gobierno no impulsarán otros otros temas sin consultar con el Gobierno entrante.


El Litoral | NA




Lo más visto
Crimen en Villa California: allanamientos y detenciones -  -
Sucesos
#Temas de HOY: Senado de Santa Fe  El Litoral Podcasts  Colón  Unión  Copa Sudamericana  Evo Morales  Fundación de Santa Fe  100 años de la UNL  

Recomendadas

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?