https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Sábado 02.11.2019 - Última actualización - 11:22
11:21

Airbag

Espíritu de libertad

La banda de los hermanos Sardelli vuelve a Santa Fe luego de agotar su show en Tribus, donde repetirán el viernes 8 de noviembre. Para entrar en el presente del grupo, El Litoral conversó con Guido, el “benjamín” de esta hermandad musical.

En vivo: Gastón (bajo), Patricio (primera guitarra y voz) y Guido (guitarra y voz), secundados por José Luis Berrone (teclados) y Sebastián Roascio Goldar (batería). <strong>Foto:</strong> Gentileza producciónEn vivo: Gastón (bajo), Patricio (primera guitarra y voz) y Guido (guitarra y voz), secundados por José Luis Berrone (teclados) y Sebastián Roascio Goldar (batería).
Foto: Gentileza producción

Foto: Gentileza producción



Airbag Espíritu de libertad La banda de los hermanos Sardelli vuelve a Santa Fe luego de agotar su show en Tribus, donde repetirán el viernes 8 de noviembre. Para entrar en el presente del grupo, El Litoral conversó con Guido, el “benjamín” de esta hermandad musical. La banda de los hermanos Sardelli vuelve a Santa Fe luego de agotar su show en Tribus, donde repetirán el viernes 8 de noviembre. Para entrar en el presente del grupo, El Litoral conversó con Guido, el “benjamín” de esta hermandad musical.

 

Airbag vuelve a Santa Fe luego de agotar su último show en el mes de mayo. El trío formado por los hermanos Gastón, Guido y Patricio Sardelli se presentarán nuevamente el viernes 8 de noviembre, desde las 21, en Tribus Club de Arte (República de Siria 3572), en una única función. Las entradas se encuentran a la venta en Rock & Tour (San Martín 2347, local 14), Tribus Club de Arte (República de Siria 3572) y de manera online por sistema Ticketway. 

 

Antes de la vuelta, El Litoral dialogó con Guido sobre el material renovado que están publicando, que completará un nuevo álbum el año próximo.

 

 

Refrescados

 

—Vienen a Santa Fe por segunda vez en el año; en mayo llenaron Tribus. ¿Cómo viven esta relación con el público de la ciudad y la zona?

 

—La pasamos tan bien que dijimos: “Tenemos que volver antes de que termine el año”; porque estuvimos sacando canciones nuevas todo el tiempo este año, y no queríamos dejar de ir allá y tocarlas antes de que se nos vaya. Estuvo buenísimo en la fecha pasada, ahora con ganas de volver: es un lugar fijo.

 

—Cuando vinieron habían salido “Como un diamante” y “Así de fácil”. Desde entonces publicaron “Über Puber” y “Perdido”, que tuvieron mucha repercusión en las plataformas. ¿Cómo fue el proceso de terminar y publicar este tercer y cuarto adelanto del disco?

 

—Estamos en una grabación y los temas van quedando, llega el momento en que tenés ganas de tocarlos, y más que sacar el disco completo sacás los temas. No queríamos con este disco encerrarnos en el estudio a grabar y aislarnos del mundo durante seis meses, sino que queríamos grabar y seguir girando.

 

Esos temas que estuvimos sacando es como que nos tiran a la ruta; y sí, tuvieron muy buena repercusión. Son muy distintos entre sí, y tienen un poco el espíritu del disco, que va por varios lados. No es un disco realmente uniforme, sino que pasa por un montón de sensaciones.

 

—También el hecho de que lo fueron componiendo y grabando mientras giraban seguramente los renovó para hacer canciones bastante diferentes.

 

—Sí, y te posiciona en un lugar distinto cuando grabás: capaz que te vas de gira dos semanas por Perú, volvés y escuchás los temas; después fuimos al sur y a México, y cuando volvés de esos viajes volvés fresco. A veces en el estudio estás enviciado: estás todos los días durante uno o dos meses seguidos y no te da tiempo a la perspectiva. Por ahí está bueno poder alejarse un poquitito de los temas en el proceso en el que los estás haciendo, y volver fresco, con la oreja descansada, te da una visión distinta.

 

—Es como cerrar la carpeta, abrirla después y decir “esto lo haría diferente”.

 

—Totalmente. Creo que en la producción de los temas se nota eso.

 

 

Cibervigilados

 

—“Über Puber” se mete de lleno en este mundo nuevo que le toca vivir a los jóvenes, como ustedes y más todavía como los fans que los siguen. ¿Son un poco pesimistas sobre el contexto?

 

—Hay una dualidad con todo lo que sucede hoy en día: a veces soy muy pesimista y a veces soy muy positivo (risas). Veo que las nuevas generaciones tienen cierta honestidad que me encanta y rescato; creo que son distintos a mi generación y a las anteriores, lo cual en algunos puntos me parece que es muy positivo.

 

Por otro lado, veo que el sistema en el que se está desarrollando es muy perverso, en el sentido de que su vida está grabada permanentemente por grandes corporaciones. Están sujetos a empresas que graban todos sus mensajes, sus antecedentes, sus charlas de WhatsApp. Hay empresas que pueden tener un perfil psicológico tremendo de esos chicos cuando tengan 20 años, y eso me parece que atenta contra la libertad de las personas. El tema creo que habla un poco de estos pibes que nacen en ese sistema, y que de algún modo van a tener que resolverlo: su lucha verdadera va a ser esa.

 

Mi generación un poco los entregó, los puso en bandeja ante esas corporaciones; yo soy de la generación de los pibes que nacimos sin Internet, hicimos nuestra infancia en los 90, y después en el 2000 apareció Facebook y otras redes sociales; y aceptamos los términos y condiciones sin pensarlo. Estos pibes nacieron con todo eso andando.

 

Aunque se hable de otras causas y nos preocupen otras cosas, creo que en el 2030 ó 2040 (para no irme tan lejos) la verdadera lucha por la libertad irá por ahí: por el derecho a tener tu propia vida, tu privacidad, tus pensamientos, y que Google o Facebook no accedan a tu inconsciente haciendo un perfil psicológico de todos los datos que les das. Es tremendo: cuando escribís en el WhatsApp, borrás y mentís, WhatsApp sabe que estás mintiendo. A la otra persona le decís “estoy a 15 minutos” y en realidad estás a media hora, no sabe que le estás mintiendo, pero WhatsApp sabe.

 

 

Cambiantes

 

—Por el otro lado “Perdido” es un tema más clásico, que habla sobre relaciones.

 

—Es más melancólico, pero también “que sale el sol”, por decirlo de alguna manera (risas). Es un tema que tiene un espíritu muy de nosotros, inclusive de nuestra primera época: en el disco es bastante refrescante. Nuestro público lo tomó como cal, hasta diría que como un guiño a nuestros primeros discos, que a muchos les da también una linda melancolía.

 

—¿Tienen previstos más singles antes de la salida del full álbum?

 

—Creo que no, que el próximo single ya va a salir con el disco completo. Creo que esa es la idea, porque ya salieron cuatro. Aunque nosotros somos una banda que nos juntamos a comer un asado, hablamos, “che, viste que este tema quedó bien”, “vamos a hacer un video y sacarlo”; y lo hacemos. No somos una banda demasiado estructurada: en un asado cambian todos los planes, en una servilleta escribimos un par de boludeces y cambia todo.

 

Estamos disfrutando también de eso: en ese aspecto estamos en una etapa de libertad o despojo. A veces los fans se calientan un poco, porque les gusta el orden; nosotros somos muy random, muy aleatorios. Es nuestra naturaleza, y cuando somos muy estructurados luchamos contra eso: cuando estábamos en una disquera y nos exigían: “hagamos un disco en tal fecha y en tal otra”, queríamos sacarlo antes o después, se volvían locos y lo padecíamos. Así que ahora disfrutamos de la libertad.

 

 

Escenarios

 

—¿Cómo vivieron el show en el Hipódromo de Palermo como invitados de Muse?

 

—Muy bien, es una banda que me encanta y estábamos un poco nerviosos porque había llovido fuerte, pero salió el sol y salió la banda. Nos gusta mucho Muse, especialmente a mí desde hace muchos años. Habíamos tocado con ellos en festivales, pero esta posibilidad era distinta porque venían con un show grande en gira. Bárbaro, la gente también, lo pasamos todos muy bien.

 

—Hablando de festivales, están anunciados para el Lollapalooza, donde van a venir los Guns N’Roses, de los que también son fans y con los que ya compartieron escenario.

 

—Sí, va a estar muy bueno, me encanta volver al Lollapalooza en una fecha que encabece Guns N’Roses. Mato dos pájaros de un tiro: toco en el Lollapalooza y veo a mi banda favorita, así que ya está (risas).

 

—Estuvieron en el Stone Music Rock de Arequipa, y fue gente de otros lugares de Perú, subían la movida a las redes. ¿Qué sienten al ver que en otros países la gente se movilice así por ustedes?

 

—Es tremendo. Nos pasó en Lima que fueron de Buenos Aires, y en México también fueron desde Buenos Aires. Es una locura, te sentís presionado a dar un buen concierto (risas), “el show de hoy tiene que estar bueno”. Nunca me deja de sorprender eso, y me da alegría porque se forma comunidad; los pibes de acá se empiezan a hablar con los de allá; por lo general florece la amistad y surge algo más. Y uno está ahí en el medio y se siente bien.

 

 

En movimiento

 

—¿Qué anotan en los asados para 2020?

 

—Terminar el disco, seguir girando. Vamos a Colombia de nuevo después de un montón de tiempo, a fines de noviembre: nos escribieron un montón y hacía mucho que no íbamos y se pudo dar. Hasta el día en que no entregás el disco para editarlo en formato físico no está terminado, y podés seguir haciendo cosas. Por más que estén las canciones terminadas siempre es posible que aparezca alguna nueva, hasta el último segundo (risas). Ese fantasma está siempre; te diría que el 90 por ciento del disco está hecho, pero conociendo a esta banda sé que no vamos a dejar de componer hasta el último día que tengamos para hacerlo y que esté en la calle.

 

—No salió hasta que salió.

 

—Exactamente: hasta que no esté subido a Spotify no está terminado, hasta el día anterior se pueden cambiar cosas o agregar, por suerte.

 

 

+ información

 

Web: www.airbag.la

Facebook: Airbag Oficial

Instagram: Airbag Oficial

YouTube: Airbag Rock

Spotify: Airbag

Autor:

Ignacio Andrés Amarillo


Temas:


Lo más visto
Lifschitz expresó estar dispuesto a colaborar con el gobierno de Perotti -  -
Política
Los 140 años del "ranchito de la 38", una de las primeras aulas de la ciudad -  -
Educación
Un agresor de mujeres que atacó de nuevo - Víctimas. En 2013 María Esther narró a El Litoral cómo salvó su vida. En cambio Gabriela no pudo escapar del asesino. -
#Temas de HOY: Senado de Santa Fe  El Litoral Podcasts  Colón  Unión  Copa Sudamericana  Evo Morales  100 años de la UNL  

Recomendadas

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?