https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Sábado 09.11.2019 - Última actualización - 20:16
20:08

Crónica política (por Rogelio Alaniz)

"Pero un día dije planto, y ese día me planté"

 <strong>Foto:</strong> Ilustración Lucas Cejas
Foto: Ilustración Lucas Cejas

Foto: Ilustración Lucas Cejas



Crónica política (por Rogelio Alaniz) "Pero un día dije planto, y ese día me planté"

Rogelio Alaniz | El Litoral

 

I

Políticos, sindicalistas e intelectuales populistas amenazan a periodistas (No me gusta). Desde las mismas usinas y desde sitios más elevados del flamante poder, amenazan la independencia del Poder Judicial (No me gusta). Amenazan con leyes de emergencia y poderes extraordinarios para anular el Congreso (No me gusta). Dirigentes sindicales reclaman emitir para “ponerle plata en el bolsillo a la gente” (No me gusta). El presidente electo declara que la prisión de Milagro Sala, condenada por los tribunales, es injusta (No me gusta). Tal vez en estos “detalles” se explicitan las diferencias entre cultura populista y cultura republicana. Tal vez en estos “detalles”, esté la clave de algunos “miedos” en la sociedad argentina. Tal vez estos “detalles” sean algo así como una convocatoria a los más de diez millones de argentinos que votaron por una Argentina republicana y democrática. 

 

II

“Si hay un gobierno peronista, no puede haber peronistas presos”, declaró a viva voz Julio de Vido. El tono de sus palabras habilita una traducción en los siguientes términos: “Si la mafia está en el poder, no puede haber mafiosos presos”. Si el razonamiento de De Vido se impusiera, los quince mil presos -ochenta por ciento del padrón- que en estas elecciones votaron por el peronismo -asesinos, ladrones violadores- deberían recuperar la libertad en nombre de su identidad peronista. La amnistía incluiría, por ejemplo, a Robledo Puch, quien desde hace años reclama su identidad peronista. Interpretaciones al margen, conviene recordar que De Vido no está preso por peronista sino por corrupto. 

 

III

Fiel a sus visión conspirativa de la historia los populistas criollos insisten en que hay una maniobra del imperialismo para encarcelar a los presidentes “progresistas”. Pregunto: ¿Y los presidentes de “derecha” que están presos? ¿Una maniobra de la KGB? Pregunto: ¿Otto Pérez Molina de Guatemala y Alejandro Toledo, Alberto Fujimori y Pedro Pablo Kuczynski de Perú, todos entre rejas, son de izquierda? Pregunto: ¿Es tan difícil admitir que lo justo es que los ladrones de derecha y/o de izquierda vayan presos?

 

IV

Las declaraciones de Alberto Fernández en el extranjero impugnando los procesos judiciales abiertos contra Cristina, confirman la sospecha de que la primera exigencia que debe cumplir -o que debe pagar- es asegurar la libertad de su jefa, aunque ello incluya arrasar el principio de justicia e igualdad ante la ley. Puede que la prioridad de Alberto Fernández sea reactivar la economía, reducir la pobreza, parar la inflación, abaratar los precios en las góndolas, militar a favor de la Patria Grande, pero sospecho con muy buenos fundamentos que la prioridad exclusiva o la primera prioridad de Cristina es no ir presa. Ni ella, ni sus hijos, ni sus socios. Por último, Alberto Fernández, ¿tendrá presente a la hora de iniciar su labor como presidente de los argentinos que antes que tenerle miedo a Dios, al Cuco, a las leyes, al Viejo de la Bolsa o al Fantasma de la Ópera, le deberá tener miedo a Ella?

 

V

La detención de Lula puede discutirse; las causas contra Correa pueden despertar algunas dudas, pero lo más discutible, lo que inspira más asombro que dudas y está más cerca del escándalo que de la noticia, es que Cristina esté en libertad y además haya sido elegida vicepresidente. Digo esto para luego señalar que yo no alinearía con tanta ligereza a Cristina con Lula. Corrupto o no, Lula fue un luchador social y un presidente a quien en su momento el mundo reconoció. Lo mismo no puede decirse de Cristina. Jamás fue una luchadora social, todo lo contrario. Y hasta que se pruebe lo contrario, con suerte y viento a favor la historia la reconocerá en el futuro como una abogada exitosa, un lugar en el que ella no se sentiría incómoda; lugar en el que Lula ni por origen de clase, ni por opción política jamás elegiría estar. 

 

VI

Los Baradel han hecho paros en homenaje a Martín Fierro y Facundo Quiroga, paros solidarios con la Madre Tersa de Calcuta, paros preventivos por posible invasión de los extraterrestres, paros cuando el aumento ya estaba dado y paros que suelen coincidir con fines de semana largos para satisfacción de agencias turísticas. El peronismo ganó las elecciones y ahora se acuerdan de que es importante que los chicos tengan clases y que ni las paritarias ni los sueldos bajos justificarían medidas de fuerza. Me cuesta mucho creerles, pero si por el peor de los caminos, por el camino del timo y de la farsa, los chicos empiezan a tener clases, no me queda otra alternativa que decir: bienvenidos “compañeros” maestros a la responsabilidad, a la defensa de la educación pública y a la cultura del trabajo. Pero repito: me cuesta mucho creerles.

 

VII

Ricardo Alfonsín considera que el radicalismo está más cerca del peronismo que de Cambiemos. Inoportuno y equivocado. Inoportuno, porque el mandato político de las clases medias a la UCR es el de ejercer la oposición al peronismo, no el fusionarse con él. Equivocado, porque hay historias, tradiciones y valores que diferencian a la UCR del peronismo y esas diferencias son necesarias para la democracia.

 

VIII

Mónica Liberatori es la esposa del capitán Marcelo Toulemonde, la misma que en un acto militar gritó “Larrabure”, el apellido del militar secuestrado, torturado y asesinado por la guerrilla. Más allá de la justicia del reclamo de la señora de Toulemonde, lo sorprendente de todo esto es que ella es mayor de edad y jurídicamente responsable, pero curiosamente ella no fue sancionada, sino que la sanción recayó contra su marido. En Irán o en Arabia Saudita no se hubieran animado a tanto. Corresponde recordar al respecto que esa decisión injusta y machista fue aprobada por Nilda Garré y Cristina Kirchner, quienes dicen defender la causa de la mujer, pero que en este caso hicieron mutis por el foro, de lo que se desprendería que si las mujeres son de derecha se las puede discriminar sin culpas.

 

IX

Se dice desde las usinas del populismo que a los delincuentes pobres hay que disculparlos porque son un producto del régimen, porque sus delitos serían algo así como una rebelión contra la explotación capitalista y que mucho más peligrosos que ellos son los ladrones de guante blanco, ricos, privilegiados, poderosos e impunes. Me animo a darle la razón a mis amigos populistas. ¿El problema, entonces, son los delincuentes ricos? Parece ser así. Entonces en nombre de esa razón los convoco a que juntos reclamemos cárcel ya a las y los ladrones de guante blanco, cartera Vuitton, autos de alta gama, pisos lujosos en Puerto Madero, depósitos millonarios en dólares y mansiones, por ejemplo, en El Calafate.

 

X

Si fuera asesor de Alberto Fernández le señalaría que desde ya debe saber que Cristina no lo va a interrumpir, no se va a inmiscuir en sus discursos o declaraciones, pero ejercerá la fiscalización del silencio. Repito: no le va a decir públicamente lo que está bien o mal, pero él se va a enterar -y a veces tarde- cuando ella se enoje. Su comportamiento se atendrá a este principio: todo lo que tío Alberto haga bien, será virtud de Cristina; y todo lo que haga mal, será culpa de él.

 

XI

¿Regresa la Argentina lumpen, patotera, corrupta? No lo sé. Espero, deseo, que Alberto Fernández contradiga prejuicios. Pero de todos modos estoy convencido de que si se insistiera en la cultura lumpen y en el saqueo, hay una país que no los va a dejar perpetrar su labor depredadora.
 

XII

¿Cuál es la novela en la que ‘está todo’: el amor, el odio, la venganza, la compasión, la culpa, la traición, la lealtad? ¿Cuál es la novela que se le puede recomendar a un adolescente y a un viejo: al primero para se inicie y el segundo para que recuerde? “El conde de Montecristo”, de Alejandro Dumas . ¿Cuál es la novela en que la incursión colonial a África, es una incursión a la explotación, la muerte y la locura? “El corazón de las tinieblas”, de Joseph Conrad.

 

Puede que la prioridad de Alberto Fernández sea reactivar la economía, reducir la pobreza, parar la inflación, abaratar los precios en las góndolas, militar a favor de la Patria Grande, pero sospecho con muy buenos fundamentos que la prioridad exclusiva de Cristina es no ir presa. Ni ella, ni sus hijos, ni sus socios. 

 

Si fuera asesor de Alberto Fernández le señalaría que debe saber que Cristina no lo va a interrumpir, no se va a inmiscuir en sus discursos o declaraciones, pero ejercerá la fiscalización del silencio. Repito: no le va a decir públicamente lo que está bien o mal, pero él se va a enterar -y a veces tarde- cuando ella se enoje.




Lo más visto
Martes caluroso y con nubes en Santa Fe -  -
Área Metropolitana
Le cortó dos dedos a su hermano con un machete tras una presunta discusión - El chico lesionado fue trasladado de urgencia al Samco y luego derivado al Cullen -
#Temas de HOY: Senado de Santa Fe  El Litoral Podcasts  Colón  Unión  Copa Sudamericana  Evo Morales  100 años de la UNL  

Recomendadas

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?