https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Miércoles 20.11.2019 - Última actualización - 10:28
10:23

Recomendaciones de la UTN

Leer antes de usar: claves para evitar accidentes con electrodomésticos

Comprar sólo productos certificados, emplear el equipo en las condiciones y los usos previstos, no hacer modificaciones o arreglos, y no utilizar adaptadores ni equipos que se vean dañados.

Atención. Es importante prestar atención a las recomendaciones acerca de los cuidados que deben seguirse para el uso y mantenimiento de las instalaciones y equipos para evitar accidentes. <strong>Foto:</strong> El LitoralAtención. Es importante prestar atención a las recomendaciones acerca de los cuidados que deben seguirse para el uso y mantenimiento de las instalaciones y equipos para evitar accidentes.
Foto: El Litoral

Foto: El Litoral



Recomendaciones de la UTN Leer antes de usar: claves para evitar accidentes con electrodomésticos Comprar sólo productos certificados, emplear el equipo en las condiciones y los usos previstos, no hacer modificaciones o arreglos, y no utilizar adaptadores ni equipos que se vean dañados. Comprar sólo productos certificados, emplear el equipo en las condiciones y los usos previstos, no hacer modificaciones o arreglos, y no utilizar adaptadores ni equipos que se vean dañados.

Los accidentes por choques eléctricos o incendios de origen eléctrico son recurrentes y afectan a personas de todas las edades: con una cortadora de pasto, al cargar un teléfono celular, más recientemente, en el caso de una joven de 17 años de Mendoza, por utilizar una plancha para el cabello. Sin embargo, no es tan frecuente la difusión de las recomendaciones acerca de los cuidados que deberían seguirse para el uso y mantenimiento de las instalaciones y equipos. Así lo advierte Javier Acosta, Ing. electricista de la UTN Santa Fe y docente de Instalaciones eléctricas de esa casa de estudios.


En primer lugar, Acosta expone que los equipos eléctricos de uso doméstico, además de cumplir con las especificaciones funcionales, deben satisfacer requisitos de seguridad dictaminados por estándares. “Existen una gran cantidad de normas, que definen los requisitos de seguridad a cumplir, desde símbolos o frases a utilizar en las etiquetas, hasta ensayos a realizar, evaluando su resistencia eléctrica, mecánica y térmica”.


Para todo ello existen normas: “En la Argentina, desde el año 1998, la Resolución 92 (actualmente reemplazada por la 169/2018) emitida por la ex-SICYM 1, exige que los equipos eléctricos de hasta 1000 V deben ser certificados en seguridad para su comercialización. La certificación es emitida por organismos, luego de ensayos realizados por laboratorios en base a normas nacionales e internacionales, todos ellos acreditados por el OAA y reconocidos por el Gobierno Nacional”. Una vez certificado, el producto se identifica con un sello de seguridad que contiene una “c” y una “s”.

 

Los equipos eléctricos de hasta 1000 V deben ser certificados en seguridad para su comercialización. Se los identifica con este sello.Foto: El Litoral



Uso correcto


Antes de utilizar el equipo es fundamental leer todas las instrucciones, aún si se conoce su funcionalidad, porque es allí donde se establece su uso seguro y los cuidados necesarios para el mantenimiento.


Esta información puede estar contenida en las etiquetas adheridas al mismo producto o en un manual que lo complementa. “En los equipos encontraremos información que se brinda a través de etiquetas adheridas a su cubierta, como advertencias generales”. Entre ellas, pueden figurar las siguientes: “Leer el manual antes de utilizar”, “Cuidado, partes con tensión, NO DESARMAR”, “No utilice adaptadores”.


Algunos equipos cuentan con advertencias específicas que por su funcionalidad son requeridas, y pueden estar dadas por símbolos o frases. Entre estas: “Mantenga distancia de las personas” (bordeadoras), “El chorro no debe dirigirse a personas, equipos eléctricos conectados a la red o al propio aparato” (hidrolavadoras), “No utilizar sin la guarda de protección” (amoladoras), “No mojar” (cortadoras de pelo), “No utilizar en cercanías de agua o duchas” (secadores de cabello o planchas para el cabello), “No sumergir en agua” (pavas eléctricas, cafeteras), “Usar protección visual, desconectar de la red si el cable se daña, leer el manual”, “No utilizar en ducha, superficie caliente”.

 

De manual


Luego, “en el propio manual generalmente se encuentra referencia a las imágenes o símbolos y se amplía la información suministrada, ya sea para su uso o que enuncian características que debe tener la instalación o los cuidados necesarios”. Entre ellas:


- Si el cable de alimentación se encuentra dañado debe ser reemplazado inmediatamente por el fabricante, su representante o un técnico igualmente calificado.


- No utilizar si la cubierta se encuentra dañada.


- No quitar la guarda de protección.


- Utilizar solo las herramientas diseñadas para el equipo.


- Verificar que las velocidades de los discos sean superiores a la velocidad de giro de la herramienta para evitar su rotura.


- Para protección adicional, la instalación debe contar con un interruptor diferencial. Solicite asesoramiento a su instalador.


- Cuando el aparato se use en un baño, desenchúfelo después de usarlo, ya que la proximidad del agua presenta un peligro incluso cuando el aparato está apagado.


- Cuando el electrodoméstico esté conectado a la fuente de alimentación, nunca lo deje desatendido.


En inmuebles


En algunos equipos eléctricos, la seguridad está dada por la propia instalación (planchas, hornos, ventiladores). A estos equipos se los conoce como equipos clase I, y para que tengan un funcionamiento seguro necesitan estar vinculados a la tierra de la instalación fija del inmueble. Para ello la instalación debe contar con un sistema de puesta a tierra y como medida de protección adicional un interruptor diferencial de tipo instantáneo (30 mA) que complementa las protecciones termomagnéticas.


“Además de proteger ante este tipo de accidente, también puede protegernos de choques eléctricos dados de forma directa, generados al tocar elementos tensionados”. La Asociación Electrotécnica Argentina establece que cada 5 años las viviendas unifamiliares o unidades en propiedad horizontal deben ser revisadas por profesionales matriculados que evalúan el estado general de la instalación, el sistema de puesta a tierra y el funcionamiento de los diferenciales.


Triples no, zapatillas si


En Argentina sólo se permiten tomacorrientes de 3 conectores planos. En tanto, los adaptadores y los triples se encuentran prohibidos porque eliminan la conexión a tierra y generan contactos de elevada resistencia (falsos contactos) que aumentan la temperatura, cuestión que afecta las instalaciones y puede generar incendios.


Además, los triples permiten conectar varios equipos eléctricos en un mismo tomacorriente pudiendo provocar una sobrecarga que vuelve inestable la conexión y generar serios accidentes. “Para este uso podemos encontrar los conectores múltiples o zapatillas, que se encuentran homologadas, contando con sistemas de protección independientes que evitan las sobrecargas”, explica Javier Acosta, de la UTN.

 

El paso del tiempo


El Ing. y docente Javier Acosta aporta que si bien los equipos son probados en resistencia y durabilidad, el maltrato, mal almacenamiento, descuido o el paso del tiempo pueden deteriorar las cubiertas que son una de las barreras que evitan el contacto con partes activas (con tensión). El daño reduce la capacidad de aislación del equipo, puede permitir el acceso a partes con tensión y generar accidentes por choque eléctrico, “por lo cual es necesario descartar el equipo o enviar a reparar.


En ningún caso deben modificarse o intervenirse los equipos sin conocimiento ya que se pueden modificar sus características de seguridad”.


En los equipos manuales (batidoras, taladros, planchas, secadores de cabello) los cables de alimentación son los que suelen dañarse con mayor frecuencia. “Antes de conectar, es necesario verificar que no se encuentren las aislaciones dañadas, o partes expuestas”.


Las planchas eléctricas suelen requerir el reemplazo del conductor textil. Por sus características, el paso del tiempo y el uso suele exponer los conductores internos, perdiendo la protección contra las altas temperaturas que se dan en la base.

 

Clave


Como regla general, todos los equipos deben ser utilizados para el fin que fueron diseñados. Por ejemplo, las amoladoras están diseñadas para desbaste de piezas, no para cortar madera; para ello existen sierras circulares con las guardas y hojas de corte adecuadas.




Lo más visto
Bonaveri se hizo cargo del plantel Sabalero - Pablo Bonaveri junto a Pancho Ferraro, durante el entrenamiento de este domingo por la mañana en el predio sabalero. Fue a puertas cerradas pero allí estuvo El Litoral para tomar las correspondientes notas gráficas de la primera práctica post-Lavallén. -
Actualidad Sabalera
Dirigentes elogiaron el abrazo de Macri y Alberto Fernández en la misa de Luján -  -
Política
Hallan una avioneta narco abandonada en un campo  - Al momento del hallazgo la avioneta estaba con sus puertas laterales cerradas, sin ocupantes y sin cargamento. -
#Temas de HOY: Senado de Santa Fe  El Litoral Podcasts  Colón  Unión  Superliga Argentina  Dólar Hoy  

Recomendadas

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?