https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Miércoles 20.11.2019 - Última actualización - 16:56
16:52

En la localidad bonaerense de Guernica

El acusado de estrangular a su ex pareja tenía una orden de restricción perimetral

 Crédito: Gentileza
Crédito: Gentileza

Crédito: Gentileza



En la localidad bonaerense de Guernica El acusado de estrangular a su ex pareja tenía una orden de restricción perimetral

El acusado del femicidio de la enfermera Yésica Vera (28), quien fue estrangulada en su casa de la localidad bonaerense de Guernica, tenía una restricción de acercamiento a la víctima desde fines de agosto por antecedentes de violencia de género, informaron hoy fuentes policiales y judiciales.

 

Los informantes señalaron que Víctor Gabriel Rojas (32) fue imputado del "homicidio agravado por el vínculo" de Vera, su ex pareja con quien tenía dos hijos, y resaltaron que si bien ya confesó el hecho ante la Policía, aunque deberá ratificar sus dichos ante la Justicia.

 

Una fuente policial explicó a Télam que el acusado y la víctima se habían separado hacía dos meses y que sobre él pesaba una orden de restricción perimetral, a pesar de lo cual, "la seguía a todos lados".

 

Esta restricción había surgido a partir de una denuncia que Vera había hecho por golpes y amenazas en la comisaría de la Mujer y la Familia de Guernica contra Rojas, quien mañana será indagado por la fiscal de la causa, Cristina La Rocca, de Presidente Perón.

 

 

 

Al respecto, Rosalía, una prima de la víctima contó esta mañana a Crónica TV que esa golpiza, que no fue la primera, ocurrió a "fines de agosto", cuando él "casi la mata delante de los chicos".

 

 

"Utilizaba la técnica de golpes en la cabeza para que no se vieran las heridas", detalló la mujer, que trabajaba en el hospital local, donde la víctima fue a atenderse tras aquel ataque.

 

Según Rosalía, la perimetral era "por tres meses" y se vencía en estos días, a pesar de lo cual, Vera le permitía entrar a la casa para ver "a los chicos".

 

"Él prometía que no la iba a agredir más eran amenazas constantes, amenazas psicológicas, una locura. Esto estaba anunciado", relató la prima, quien aclaró que al momento del crimen, los hijos de Vera, un niño de 5 años y una nena de 9, no estaban en la casa y la víctima recién "llegaba de trabajar".

 

"Él sabía que los chicos estaban en la escuela. Todo fue planificado (…) Primero avisó a sus familiares en Formosa que acababa de matar a su esposa y que se iba a entregar", indicó.

 

Respecto al móvil del ataque, Rosalía explicó que el acusado "era muy machista, no toleraba la separación ni la denuncia en su contra".

 

En tanto, los restos de Vera, quien hoy cumpliría 28 años, serán velados mañana de 8 a 12 en la cochería Rodríguez, de Guernica, y posteriormente inhumados en el cementerio de esa localidad.

 

A su vez, los dos hijos de Vera y el ahora acusado quedaron al cuidado de unos tíos maternos, añadieron los informantes.

 

"Por siempre en nuestro corazón prima, que Dios guíe tu camino y la justicia se dé en este país para estos hdp... Loquita de mi alma no puedo creerlo ni entenderlo. Compañera de risas, tragos, locuras", escribió en las últimas horas en su perfil de Facebook María Victoria Vera, otra prima de la víctima.

 

"Te quería matar yo de a ratos, como me hacías enojar... Dios que se haga justicia", agregó.

 

Según la mujer, "la familia está destrozada" y en ese sentido agregó: "Qué dolor tan grande verlo en la tele y que ahora pasemos nosotros por esto."

 

La joven publicó varias fotos de la víctima y también una serie de reflexiones entre las que destacó: "A los hombres también les duele cuando matan, violan, acosan o lastiman a una mujer. Esta lucha no es de mujeres contra hombres, es de gente buena contra gente mala. Coherencia, por favor."

 

Por su parte, su tío Emigdio Gill también se despidió de su sobrina y recordó que hoy le iba a "hacer el asado para el cumple".

 

"Ahora ya nadie te va hacer sufrir sobri de mi alma. Estás en paz", agregó el hombre.

 

El hecho ocurrió ayer a la tarde en la casa donde Vera vivía con sus hijos, situada en la calle 35, entre 7 y 8, de Guernica, donde discutió con su ex pareja.

 

De acuerdo al jefe policial consultado, el propio Rojas se presentó en la comisaría local y dijo que había matado a su esposa, por lo que los efectivos se trasladaron hasta la vivienda de la mujer donde la hallaron asesinada, tirada en el suelo boca abajo y con signos de asfixia manual.

 

Ante esta situación, el ex marido de la joven fue detenido en el lugar y puesto a disposición de la fiscal La Rocca.

 

 

Con información de Télam.


Además tenés que leer:




Reabren los jardines maternales en la ciudad   - Fernando Collados, con todo listos para la vuelta a clases.    -
Área Metropolitana
Dos baleados y una mujer apuñalada, el saldo de otra noche violenta en Santa Fe -  -
Diputados comienza la discusión sobre la legalización del aborto con la exposición de funcionarios - Imagen ilustrativa. -
#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  La Educación Primero  Clima en Santa Fe  Diego Maradona