VIVO

Alberto Fernández y Cristina Kirchner hablan en Plaza de Mayo

Expandir

Comprimir
https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Miércoles 27.11.2019 - Última actualización - 10:43
10:42

12 Monos

Un viaje musical con raíces litoraleñas

Con motivo del lanzamiento de “Made in Paraná”, la agrupación entrerriana tocará este jueves en Tribus Club de Arte, acompañada por Victorina Sanada y Membrillo.

“Si bien seguimos respetando los lineamientos básicos de 12 Monos, hay otra música que empieza a tomar protagonismo”, afirma el cantante Sebastián López. <strong>Foto:</strong> Gentileza Andrea Toniolo“Si bien seguimos respetando los lineamientos básicos de 12 Monos, hay otra música que empieza a tomar protagonismo”, afirma el cantante Sebastián López.
Foto: Gentileza Andrea Toniolo

Foto: Gentileza Andrea Toniolo



12 Monos Un viaje musical con raíces litoraleñas Con motivo del lanzamiento de “Made in Paraná”, la agrupación entrerriana tocará este jueves en Tribus Club de Arte, acompañada por Victorina Sanada y Membrillo. Con motivo del lanzamiento de “Made in Paraná”, la agrupación entrerriana tocará este jueves en Tribus Club de Arte, acompañada por Victorina Sanada y Membrillo.

 

Este jueves, 12 Monos se presentará en Tribus Club de Arte (República de Siria 3572) junto a Victorina Sanada y Membrillo, con entrada libre y gratuita. Con este motivo, el vocalista Sebastián López dialogó con El Litoral para contar cómo se generó el tercer álbum del grupo (“Made in Paraná”) y la expansión del proyecto hacia México.

 

Identidad

 

La historia de 12 Monos comienza en el turbulento 2001. Desde entonces, el grupo publicó tres álbumes: “Guarda que vengo!” (2011), “Sonreirás” (2016) y “Made in Paraná” (2019). El segundo trabajo, producido por Diego “Chapa” Blanco (Los Pericos) y con las participaciones de Jorge Serrano y Manuel Moretti, empezó a marcar un camino que se fue consolidando con un hito para la banda: la gira por México en octubre pasado. Para Sebastián, “Sonreirás” significó “un salto cualitativo muy grande. Aprendimos a trabajar con estándares de grabación y hubo una búsqueda de mayor calidad en el sonido de la banda, como así también en la interpretación”. El paso siguiente fue reencontrarse con las raíces del sonido litoraleño. Así nació “Made in Paraná”.

 

Antes que nada, resulta más apropiado referirse a un “álbum” en vez de a un “disco”. Es que “Made in Paraná” se presenta como una caja de postales diseñada por el dibujante Marcelo Schiavi, que permite descargar las canciones a través de un código QR. En el reverso de cada ilustración, está la foto histórica del lugar al que corresponde y la letra de la canción. “Es una buena forma de que la gente de otros países conozca, además de la música, nuestro lugar de origen. Paralelamente, nos encargamos de explicar que no somos de Buenos Aires. Porque el 90% de las bandas que conocen en México son de Buenos Aires. Nosotros fuimos a decir: somos músicos del litoral. Venimos de una ciudad como Paraná, que tiene río, pescadores y el sonido del acordeón. Ahí estaba la ficha nuestra para que la gente nos recuerde”.

 

En cada una de estas decisiones fue fundamental la palabra del productor Moska Lorenzo. El percusionista de Los Auténticos Decadentes se instaló en Paraná e instó al grupo a ser consecuentes con una premisa: cada disco es un viaje musical. “Mientras estábamos en la pre-producción, él nos propuso componer una canción que se llame ‘Made in Paraná’. Lo tomamos como punta de lanza para terminar de reforzar la idea. Moska tuvo mucho que ver en la elección de las canciones y en la búsqueda de la identidad. Porque, si bien seguimos respetando los lineamientos básicos de 12 Monos (ska, reggae, rock), hay otra música que empieza a tomar protagonismo, sobre todo por la incorporación del acordeón en todas las canciones”.

 

Pequeños tesoros

 

Para la reinvención de la identidad sonora, fue clave la cooperación de los músicos invitados. El vocalista entiende que “aportaron un pequeño tesoro y le dieron el broche de oro a cada canción”. El seleccionado que intervino en el armado de “Made in Paraná” incluye a dos Bersuit (Condor Sbarbati, Dani Suárez), Emiliano Brancciari (No Te Va Gustar), Rubén Cuestas, Moska Lorenzo, Martín Pampiglione (Los Caligaris), Dr. Shenka (Panteón Rococó) y la rapera paranaense Gabi Zonis.

 

Sobre la versión ska-reggae de “Juan de Gualeyán”, junto a Rubén Cuestas y Beto Bahl, cuenta López que nació como “una especie de homenaje a una canción que cumplió 40 años, está muy arraigada en nuestra cultura y le canta a un patrimonio entrerriano como es el arroyo Gualeyán”. Mientras que en “Charquito de agua”, Brancciari sumó su voz a una pieza que dialoga con el candombe rioplatense. “Entre Ríos tiene una relación muy cercana con Uruguay. Nosotros sentimos mucha influencia del parche y del cuelgue del tambor uruguayo, y Emiliano logró sintetizarlo”. Las presencias de Pampiglione (“es, prácticamente, John Lennon en México”) y Dr. Shenka (“el Mick Jagger del ska”) sirven como enlace entre el refuerzo de la identidad entrerriana y la búsqueda de nuevos horizontes. “Es un apoyo mutuo y caricias en la espalda para entrar mejor en México. Porque es un disco que sale a Latinoamérica. Después, la idea es rumbear a Chile, a Paraguay”.

 

La reciente visita a México marcó un antes y un después en la historia de 12 Monos. “Todavía seguimos vibrando con una intensidad muy fuerte. Desde la época ‘Sonreirás’, creíamos con Diego (Blanco) que nuestro estilo de canciones podrían encontrar un lugar feliz allá. Y lo comprobamos. Tocamos casi todos los días. Desde el primer show, nos dimos cuenta de que lo que hacíamos tenía excelente respuesta y eso fue creciendo. Lo vivimos como una película, un sueño hecho realidad, que nos fortaleció como grupo humano y significó compartir con bandas tan grosas como Pericos, Decadentes o Fidel Nadal. Hoy por hoy, el eje del mercado musical se genera en México. Y desde ahí, se va desprendiendo a todo Latinoamérica. Hay una cuestión muy internacional que se comparte y se respira”.

 

Amiga inseparable

 

Sebastián López, como se dijo, es cantante. Pero en “Made in Paraná” supo desarrollar otro atributo: la ejecución del guitarlele. “Es el resultado de la búsqueda de un sonido más ‘a madera’, más de guitarra y de canción. Por lo general, utilizo la guitarra para componer las canciones, pero muy pocas veces la usé en vivo. Surgió la idea de sumar la guitarra, y en esa disyuntiva apareció el ukelele. Pero, hay canciones en las que los guitarristas utilizan sus violas acústicas y se choca un poco la sonoridad. El guitarlele es una especie de híbrido, como una guitarra afinada más alta, entonces se complementa con las otras dos guitarras. Además, sirvió para incorporar elementos de composición. Como en el caso de ‘Es de los dos’, una canción que terminamos de grabar en Romaphonic, porque Moska propuso hacer una canción de las que había quedado afuera. La tocamos con dos violas criollas y la grabamos en crudo en una sola toma y fue el bonus track. En este disco, fue una amiga inseparable”.

Autor:

Leonardo Pez


Temas:


Lo más visto
#Temas de HOY: Senado de Santa Fe  El Litoral Podcasts  Colón  Unión  Superliga Argentina  Dólar Hoy  Alberto Fernández  

Recomendadas

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?