https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Sábado 30.11.2019 - Última actualización - 7:52
7:50

Día internacional de la lucha contra los TCA

Realidad distorsionada: el flagelo de las víctimas del trastorno alimentario

9 de cada 10 personas que lo sufren son mujeres. En la jornada de concientización sobre enfermedades productos de alteraciones mentales a causa de la conducta en la alimentación, algunos puntos esenciales en la voz de una especialista. 

Las enfermedades se evidencian en la conducta alimentaria pero eso es el reflejo de un trastorno mental, y por eso es necesario un abordaje interdisciplinario. <strong>Foto:</strong> Archivo El LitoralLas enfermedades se evidencian en la conducta alimentaria pero eso es el reflejo de un trastorno mental, y por eso es necesario un abordaje interdisciplinario.
Foto: Archivo El Litoral

Foto: Archivo El Litoral



Día internacional de la lucha contra los TCA Realidad distorsionada: el flagelo de las víctimas del trastorno alimentario 9 de cada 10 personas que lo sufren son mujeres. En la jornada de concientización sobre enfermedades productos de alteraciones mentales a causa de la conducta en la alimentación, algunos puntos esenciales en la voz de una especialista.  9 de cada 10 personas que lo sufren son mujeres. En la jornada de concientización sobre enfermedades productos de alteraciones mentales a causa de la conducta en la alimentación, algunos puntos esenciales en la voz de una especialista. 

Los trastornos de la conducta alimentaria (TCA) “son alteraciones mentales caracterizadas por un comportamiento patológico frente a la ingesta alimentaria y una obsesión por el control de peso. Son trastornos multifactoriales, originados por la interacción de diferentes causas de origen biológico, psicológico, familiar y sociocultural. Son enfermedades que provocan consecuencias negativas tanto para la salud física como mental de la persona”. Así lo define la Asociación contra la bulimia y la anorexia, una organización catalana que se inició en 1992 con un grupo de familiares de personas afectadas con por un TCA.


Pero “los trastornos alimentarios no son solamente anorexia y bulimia, hay otros más”, explicó la Licenciada en Nutrición y especialista en trastornos alimentarios, Belén Fernández, en diálogo con El Litoral. “Es importante entender que la persona no elige enfermarse, en muchos casos no sienten conciencia de enfermedad. Si bien es cierto que los trastornos alimentarios comparten algunos aspectos, también tienen muchas diferencias”, agregó. 

 

Complejidad


Las enfermedades se evidencian en la conducta alimentaria pero eso es el reflejo de un trastorno mental, es por eso que el tratamiento médico debe ser integral. La Licenciada Fernández fue clara y concreta: “Es necesario un abordaje interdisciplinario; desde la psicología, la psiquiatría, la nutrición y la medicina clínica”. 


En relación a las causas, también hablamos de complejidad. “Los trastornos alimentarios se evidencian por una visión distorsionada de la realidad y son multicausales: aspectos psicológicos y socioculturales”, explicó. No solo se da en adolescentes, puede aparecer en cualquier etapa de la vida y cada vez se da más en edades más tempranas. 


El peso de la imagen


La baja autoestima y las tendencias hacia el perfeccionismo son algunas de las características que tienen las personas que son víctimas de un trastorno alimentario, y es por esto que para ellos la imagen tiene un peso específico. Estas personas desarrollan una obsesión por su imagen y un miedo a engordar.


“Hoy en día el mayor peso en las redes sociales es Instagram, y tiene mucha influencia en un adolescente por las horas que pasa conectado a las redes sociales y allí se les vende un cuerpo ideal”, comentó Fernández. El peso de la imagen es, muchas veces, producto del lugar de importancia que se le da en la sociedad. En este sentido, las redes sociales son una vidriera virtual con efectos reales. “En la actualidad el ideal de belleza es la chica o el chico fit; que comen sano, que hace actividad física”, expresó la nutricionista, aludiendo a que la mirada no se pone en el camino para llegar a esa imagen sino en la imagen en sí misma.
No son solo las mujeres las víctimas de los trastornos en la conducta alimentaria. Pero, en proporción, ellas son las que más lo sufren: de cada 10 personas que son víctimas de TCA, 9 son mujeres. “Hay una construcción social en donde el cuerpo femenino ha quedado en el centro de la escena a lo largo de la historia”, manifestó Fernández. 

 

Indicios


En estos casos como en tantos otros el diagnóstico es muy importante, el problema es que muchas veces el afectado al trastorno no es conciente de su afección o no lo admite. Es por eso que es muy importante las herramientas para poder identificar a alguien que esté sufriendo un trastorno de la conducta alimentaria. “Existen indicios que nos pueden estar alertando de un trastorno alimentario, como ciertos rituales con la comida: comportamientos que salen de normal en sus hábitos alimentarios. Por ejemplo: el aislamiento a la hora de comer, eligen comer solos”, explicó la Licenciada. 

 

La importancia de la familia

 

La especialista advirtió que “el paciente busca aislarse porque piensa que el resto no lo comprende y, como lo quieren ayudar, piensa que lo invaden”. En este sentido se vuelve sumamente importante, dentro del trabajo integral e interdisciplinar el rol de la familia o el entorno cercano porque son el eje fundamental en la recuperación del paciente. Se realizan encuentros multifamiliares, donde se comparten ciertas experiencias y donde se trabajan ciertas temáticas como vicios alimentarios, la importancia de la educación física, cómo poner límites, las enfermedades. Son encuentros que sea realizan una vez por mes y son para brindar más herramientas para la recuperación”, expresó. 

 

El hábito de la mesa


El ritmo vertiginoso, la vida líquida, las urgencias laborales, llevan a quitar hábitos que la gente antes tenía en su vida cotidiana. “Hemos perdido el hábito de comer todos juntos en la mesa, sin distracciones, conversando, mirándonos a los ojos, compartiendo experiencias. Se ha perdido por el ritmo laboral, estamos mucho tiempo solos, y los niños tienen mucho acceso a las redes”, finalizó Fernández en relación al factor comunicativo y cómo, a veces, tiene directa incidencia con los trastornos.

Autor:

Alejo París




Lo más visto
Agustín Rossi: "Venimos a mejorarle la vida a los argentinos" - Agustín Rossi con El Litoral. -
Política
Menos de la mitad de los períodos de gobierno fueron de presidentes elegidos por el pueblo -  -
Política
Alberto Fernández advirtió que "el riesgo de default es muy alto" -  -
#Temas de HOY: Senado de Santa Fe  El Litoral Podcasts  Colón  Unión  Superliga Argentina  Dólar Hoy  Alberto Fernández  

Recomendadas

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?