https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Martes 03.12.2019 - Última actualización - 12:48
12:44

La dirigencia tiene tomada la decisión de cambiar de DT en 2020...

Lavallén estaba afuera pero va a dirigir ante Aldosivi

Si le va bien el viernes, también lo hará el jueves de la semana que viene ante Arsenal. La situación tiene similitud (no es igual pero sí parecida) a la que se suscitó el año pasado con Domínguez. Los malos resultados en la Superliga y el juego del equipo son el detonante.

Pablo Lavallén, pensativo, tratando de encontrar soluciones a una labor muy floja de su equipo en el José Amalfitani. Dirigirá ante Aldosivi y quizás también lo haga con Arsenal. <strong>Foto:</strong> Ignacio IzaguirrePablo Lavallén, pensativo, tratando de encontrar soluciones a una labor muy floja de su equipo en el José Amalfitani. Dirigirá ante Aldosivi y quizás también lo haga con Arsenal.
Foto: Ignacio Izaguirre

Foto: Ignacio Izaguirre



La dirigencia tiene tomada la decisión de cambiar de DT en 2020... Lavallén estaba afuera pero va a dirigir ante Aldosivi Si le va bien el viernes, también lo hará el jueves de la semana que viene ante Arsenal. La situación tiene similitud (no es igual pero sí parecida) a la que se suscitó el año pasado con Domínguez. Los malos resultados en la Superliga y el juego del equipo son el detonante. Si le va bien el viernes, también lo hará el jueves de la semana que viene ante Arsenal. La situación tiene similitud (no es igual pero sí parecida) a la que se suscitó el año pasado con Domínguez. Los malos resultados en la Superliga y el juego del equipo son el detonante.

No hay muchas vueltas que darle al tema. Todo indica que el ciclo Lavallén está terminado en Colón. Los dirigentes no hablaron, ni hablan ni tampoco hablarán, al menos en los próximos días. Cuando en mayo del año pasado, la situación planteada con Domínguez era semejante, antes de Racing, José Néstor Vignatti decía que “hay que esperar que el tiempo decante las cosas”. Eso fue luego de una reunión en la que estaba prácticamente acordada la salida de Eduardo Domínguez. Sin embargo, una licuadora de resultados (empezando por la gran victoria de Colón en el cilindro de Avellaneda) metió al equipo en la Sudamericana y fortificó a un Domínguez que parecía condenado a la salida del club. ¿Pasará esto con Lavallén?, improbable desde donde se lo mire. La decisión de la dirigencia está tomada. Y esa decisión implica el fin del ciclo que se inició allá por marzo, que apenas cuenta con 5 partidos ganados en Superliga y una cadena interminable de derrotas (lleva 9) como visitante, con un bajísimo porcentaje de sumatoria de puntos y un promedio que es alto motivo de preocupación.

 

Sin dudas que Lavallén se hizo fuerte por la Copa Sudamericana, en especial y gran medida, aunque también a medida que fue creciendo en la Copa Argentina. Los éxitos de la Sudamericana y haber llegado a la final fue muy trascendente para él. Y tiene razón cuando dice que “nadie le va a quitar el halago de haberlo puesto a Colón en el sitial más cercana al logro de una estrella”. Pero pasada esa final, florecieron otras cuestiones que tienen que ver con una propuesta futbolística que no conforma, con análisis que van más allá del transitorio éxito deportivo y con una Superliga de campaña mediocre y carencias que preocupan, como la ya apuntada sequía de buenos resultados en carácter de visitante.

 

La decisión está tomada y es la de ponerle fin al ciclo. ¿Qué pasó?, que la idea era que se hiciera cargo del equipo Francisco Ferraro en los dos partidos que restan. Y Pancho dijo que no, algo lógico teniendo en cuenta que su función no es la de entrenador sino la de secretario deportivo y para ello fue contratado.

 

Sin un piloto de tormentas a la vista, teniendo en cuenta la cercanía del encuentro con Aldosivi que se jugará el viernes a las 19 en el Brigadier López, se resolvió que Lavallén dirija, en principio, solamente los dos partidos que faltan.

 

Algunos señalan que si el resultado del viernes no es positivo (léase, ganar), podría darse que ni siquiera dirija contra Arsenal, encuentro que fue confirmado para el jueves de la semana que viene a las 21.10 y que es el partido que fue postergado por la disputa de la final de la Sudamericana.

 

De todos modos y si bien una situación no es igual a la otra, hay que esperar hasta último momento. También en aquella oportunidad había convencimiento, con Domínguez, de terminar el vínculo. Pero esa victoria ante Racing implicó la clasificación a la Sudamericana.

 

Suponiendo que Colón gane los dos partidos que faltan, poco y nada se modificará en cuanto a lo deportivo. Solo el hecho de tener un poco más de aire en la tabla de promedios, pero nada más que eso. No hay ningún logro a la vista que se pueda obtener con la sumatoria del ciento por ciento de los puntos. Y sí se podría agravar el panorama si Colón pierde los dos partidos o suma poco en estos encuentros que restan para terminar el 2019.

 

¿Qué se dice?, que José Néstor Vignatti tendría ya “abrochado” el nuevo entrenador, pero que es un secreto que guarda, como se señala habitualmente, “bajo siete llaves”. Algunos se animan a aventurar que es alguien que en este momento tiene trabajo, pero son meras especulaciones cercanas al rubro “chimento” o “rumor” que a una realidad.

 

Es lo mismo que tomar como parámetro una charla ocasional que tuvieron algunos dirigentes con Ramón Díaz el día de la final con Independiente del Valle. Luego, Ramón fue muy elogioso con Colón, sobre todo con su hinchada. Y ya manifestó la intención de dirigir en nuestro país, quedando descartada de plano la chance de Racing porque, en apariencia, tiene casi todo arreglado para que Jorge Sampaoli, de gran campaña en el Santos de Brasil, desembarque en la Academia ante el inminente alejamiento de Eduardo Coudet.

 

El paso de Lavallén por Colón termina siendo contradictorio. Pocas veces el equipo dio muestras de buen fútbol y él mismo lo ha reconocido, cuando señaló la semana pasada que “no es de los equipos con los cuáles más me sentí identificado en cuanto a la propuesta futbolística”. Es el primero en reconocer que no le gusta como juega y está buena y es elogiable esta autocrítica. Pero también es una realidad que ha cometido errores. O en todo caso, no tuvo los aciertos suficientes para corregir aquellos defectos que le impidieron lograr un crecimiento constante.

 

Si hubo un pedido concreto de Lavallén o no, nadie lo sabe. Pero la dirigencia entendió que Lavallén debía dirigir estos dos partidos. En realidad, son diez días. Es un tiempo corto, es verdad, pero dentro de un receso que también será muy corto porque el plantel volverá el 2 o 3 de enero al trabajo y porque el último fin de semana de enero retorna la actividad (Colón visitará a Central Córdoba de Santiago del Estero).

 

Hay que preparar muchas cosas: 1) pretemporada; 2) jugadores que pueden irse; 3) refuerzos que deben llegar. Lavallén fue claro en Liniers cuando dijo que no habló con los dirigentes respecto de la planificación para el 2020 y que no le aprobaron los presupuestos que presentó (Jujuy y Córdoba) para realizar la pretemporada. Toda una señal de la falta de convicción de parte de la dirigencia para seguir adelante con su trabajo al frente del plantel.

 

Lavallén habló del “día a día” en varias oportunidades, o del “partido a partido” que es lo mismo. Como nunca, será “partido a partido”. En apariencia, el plazo de vencimiento es Arsenal. Pero antes, habrá que sacar un buen resultado ante Aldosivi. Si no, quizás ni siquiera llegue al encuentro de despedida del año.

 

Apoyo

 

En su momento, los jugadores, cuánto menos informalmente, pidieron que no haya cambios hasta fin de año y que si por la cabeza de los dirigentes pasaba la idea de modificar la conducción técnica, que no sea antes de que termine el 2019. Es decir que Lavallén cuenta con el apoyo del plantel.

 

Ferraro

 

Pancho Ferraro es el secretario deportivo del club y no quiere mezclar ese trabajo con el de la conducción técnica. De allí la negativa para dirigir al equipo en los partidos que faltan. La pregunta es: ¿hasta qué punto llega ahora su anterior respaldo al trabajo de Lavallén?, ¿podrá torcer, como en su momento lo hizo, la opinión de los dirigentes?, ¿mantendrá la misma opinión que hace 2 o 3 meses atrás?

 

Complicado

 

Aldosivi llega con muchas complicaciones en el promedio a jugar el partido en Santa Fe ante Colón, el viernes a las 19. Viene de igualar con Independiente, en la Feliz, en un partido en el que sufrió la expulsión de Gil Romero. De todos modos, ese empate le permitió cortar la racha de cuatro derrotas consecutivas que lo llevaron a una posición angustiante en esa tabla de promedios. Es uno de los que estaría descendiendo, junto a Gimnasia y Patronato.


Temas:


Lo más visto
#Temas de HOY: Senado de Santa Fe  El Litoral Podcasts  Colón  Unión  Superliga Argentina  Dólar Hoy  Alberto Fernández  

Recomendadas

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?