https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Jueves 05.12.2019 - Última actualización - 12:35
11:27

Los Todopantalla

Una pandilla copada

La participación del quinteto en el Festival Repelente será muy especial. “Por un tiempo largo no vamos a tocar, pero mientras prevalezca la amistad, siempre va a haber una vuelta”, adelantaron tres de los integrantes a El Litoral.

Iñaki Chemes, Lisandro Francucci, Lemy Quintana, Andrés Olivo y Esteban Galíndez. <strong>Foto:</strong> Gentileza Baltasar AlbrechtIñaki Chemes, Lisandro Francucci, Lemy Quintana, Andrés Olivo y Esteban Galíndez.
Foto: Gentileza Baltasar Albrecht

Foto: Gentileza Baltasar Albrecht



Los Todopantalla Una pandilla copada La participación del quinteto en el Festival Repelente será muy especial. “Por un tiempo largo no vamos a tocar, pero mientras prevalezca la amistad, siempre va a haber una vuelta”, adelantaron tres de los integrantes a El Litoral. La participación del quinteto en el Festival Repelente será muy especial. “Por un tiempo largo no vamos a tocar, pero mientras prevalezca la amistad, siempre va a haber una vuelta”, adelantaron tres de los integrantes a El Litoral.

 

Este sábado, desde las 19, se realizará la tercera edición del Festival Repelente. Será a cielo abierto en Colastiné (La Casa del Nogal ruta 1 km. 2,3) y contará con las presencias de Los Todopantalla, Famélicos, The Capuchons, Fantasma, Anajunno y Locomotorix; en el escenario “Lado B”, estarán Aquanoise, Xnidaaaa, Las Furias; habrá lecturas de Natalia Oroño, Celeste García y Agustina Gudiño y como DJ estará M de Mosh. Además, habrá feria de diseño, fanzines y gastronomía. Para Los Todopantalla, el recital tendrá un sabor a despedida, motivo en el que ahondaron sus tres vocalistas (Andrés Olivo, Emiliano Quintana y Lisandro Francucci) en una charla con El Litoral.

 

Aprender juntos

 

En torno a una mesa redonda, los tres Todopantalla presentes miran al vacío que crece entre la gaseosa y la lata de cerveza que marida el encuentro. Es domingo a la tarde y hace un rato terminaron de ensayar. “Nos trajo Beto, el papá de Li”, reconocen y resumen a la vez el tesoro que nunca descuidaron en estos casi veinte años: la amistad. En los noventa, Lisandro, Lemy y Andrelo iban juntos a la Escuela Mantovani. Segundo o tercer año. Li y Lemy tenían un proyecto, mientras que Andrés estaba tocando con Diego Canastrelli. “Veníamos de lugares muy distintos, pero había una sensibilidad común”. Los primeros recitales fueron en la Escuela de Arte con apenas 13 ó 14 años. Recuerda Olivo haberlos visto tocando en un acto, donde hacían temas de Charly y el Flaco. “A mí me gustaba cómo sonaban. Ellos eran hippies metaleros... yo era más babasónico”, acompaña con su característica risa. Pero Li no se la deja pasar: “También usabas una remera de Pantera. ¡Eras un thrashero sónico!”.

 

En la memoria de Lemy está grabado el modo de composición de aquellos años. “Li tocaba la guitarra y yo ponía la letra (a los 23 años, empecé a tocar y a componer los temas)”. Para Francucci, es clave en la consolidación de un grupo ese “momento en el que no tenés idea de lo que estás haciendo... pero tenés ganas de hacer algo, ¡y lo hacés!”. Luego de la salida de Canastrelli, los miembros fundadores conocieron al actual tecladista Esteban Galíndez, a través de su primo Petru (guitarrista de Fantasma). Estephen tenía un Casio. “Recién había empezado a tocar, era muy tímido y se notaba que era un prodigio”. Para un grupo humano que empezaba a conformarse en una edad clave, fue un desafío sumar teclas. “En esa época, armábamos programaciones con el Fruity Loops. En un cuadradito en el medio de la pantalla hacíamos las bases, las grabábamos en un CD y llevábamos todo en una chanchita”. “Seríamos re traperos ahora”, bromea Andrés. En 2006, se sumó el quinto elemento: Iñaki Chemes, quien compartía Sonido Lila con Lisandro. “Ahí se armó un lindo grupo porque no éramos solamente nosotros. Nos hicimos muy amigos de Celestito, zapábamos con el Guille de Limpiasla y con Jorge. Había una pandilla copada ahí”.

 

 

All you need

 

Indagar en el universo vocal es una buena manera de reconocer la constitución democrática de Los Todopantalla. “Hay tres voces muy diferentes. Somos de ese tipo de bandas sin una voz líder”, asume Andrés. Los Abuelos de la Nada, por ejemplo, “nos marcaron mucho porque, además, son formas de encarar el arte: donde cada uno trae su viaje y lo pone en la música. Vos querés que cada uno de tus amigos brille, y te das cuenta de lo que tiene que destacar”. La coctelera de influencias artísticas que atraviesa a los integrantes, pasando por el cine, la filosofía y la literatura deja su estela en las grabaciones que desde 2007 ha ido desplegando en formato físico y virtual Los Todopantalla.

 

En el intercambio de figuritas pop, post-punk, electrónicas y noise, aparecen covers en vivo de Talking Heads, The Cure, Virus, Los Brujos, Television, Gang of Four, Devo, Kraftwerk, Loquero y Demonios de Tasmania.

 

Tímidamente, entra en la charla una versión de “All you need is pop” que iba a formar parte de un tributo a Andrés Calamaro encarado desde el sello Triple RRR. “Nos juntamos un fin de semana, lo grabamos con Emma (Bayúgar) y lo mezcló Jó (Hernández). Fue una linda experiencia hacerlo porque es súper oscuro, re diferente al Calamaro cancionero. Tiene un aire a Iggy Pop”, dicen a coro los músicos sobre esa canción que pasó del anonimato en “El salmón” a ser recuperada en distintos registros tales como el de La Peña Pop, The Niños y, obviamente, Los Todopantalla.

 

Refugio

 

No será un recital más el de este sábado para Los Todopantalla. Será en “el paraíso de Colastiné” y tendrá cierto sabor a despedida por el viaje de Lemy a Europa (sin fecha de regreso prevista). “Nunca se sabe cómo se dan las cosas”, cuenta el protagonista de la historia, “mientras prevalezca la amistad, siempre va a haber una vuelta”. “Pero está claro que va a pasar un tiempo largo que no vamos a tocar”, agrega Andrelo. Como si esto fuera poco, el marco es el Festival Repelente. “Son amigos con los que compartimos fechas y conectamos por la música durante muchos años. Es una conexión que empieza por una cuestión estética y después se vuelve algo esencial.

 

Entendemos la vida de la misma forma”, suma Lisandro. Autogestión, independencia y amor al arte son las estrellas rectoras del movimiento Repelente Discos, una familia que va creciendo articulada por decenas de artistas locales (“amigos de toda la vida y caras nuevas”). “Es muy bueno ver lo que armaron y cómo sostuvieron el sello a lo largo de los años, sabiendo lo difícil que es en Santa Fe”.

 

La última presentación en vivo de Los Todopantalla hasta este momento fue en septiembre de 2017 junto a Babasónicos en el marco del Recital Aniversario de la UNL. Los vocalistas del grupo entienden que fue una reivindicación. “Me acuerdo que el día anterior estaba laburando de bachero en un bar. La noche del show, mientras tocaba, miraba toda la gente y pensaba: ‘Tengo que disfrutar este momento porque al otro día tengo que seguir trabajando’ ”. Andrés amplifica la idea de Lemy: “Eso nos pasaba mucho. Íbamos a Buenos Aires de gira... y el lunes estaba limpiando el portero con una sonrisita. Pero está bueno. Te baja totalmente a tierra y te conecta”. Li valora, “más allá del reconocimiento y la devolución que sentimos, el privilegio de haber encontrado algo que veinte años después, lo hacés y te conmueve”. Para Quintana, el grupo es un refugio, “un espacio para hacer cosas que nos hagan bien, cuando afuera todo es una mierda. No puedo pensar la vida de otro modo que no sea produciendo: ya sea dibujando, pintando o haciendo una canción. El arte me da libertad”.

 

Ya no somos iguales

 

Alguna vez, contaron que se definían como beatniks. También sería justo hablar de jóvenes beat en la era del nick (de MSN). La actualidad de Los Todopantalla habla muy bien del tránsito de sus músicos por otros proyectos. Li, integrante de El robot bajo el agua, entiende que “cada uno por su cuenta fue haciendo un proceso muy intenso de aprendizaje. Sin que haya ningún tipo de planeamiento previo, canciones que venimos tocando hace mucho tiempo suenan muy distintas”. Para Andrés, “la música tiene otra vibración, otra presión sonora: desde lo más mínimo como ecualizar un instrumento hasta cantar”. Lemy acompaña la idea de que va mutando la forma de interpretar todo el tiempo. “Siento que el modo en el que cantamos ahora es mucho mejor que el que de antes. Y no sé si sólo tiene que ver con la madurez, sino con estados de ánimo”.
Lo que se viene después del show en el Festival Repelente es una incógnita. Los tres vocalistas de Los Todopantalla se animan a soñar con que “en algún momento podamos grabar temas nuevos. Si bien, no hemos grabado mucho como banda, varias canciones se perdieron en las aguas negras de la memoria. Cuando grabamos, lo hicimos de una forma más tradicional, y a medida que nos empezamos a dispersar físicamente, eso se volvió más difícil. A medida que vayan apareciendo las canciones y que vayamos encontrando la forma de abordarlas, eso va a suceder”.

 

Autor:

Leonardo Pez


Temas:


"La sociedad debe saber cómo estamos para entender cómo seguimos"  - “Quienes generaron la deuda con contratistas mandaron al archivo el proyecto de ley de emergencia” se quejó Frana. -
Seghezzo: "Lo de Frana es muy peligroso, es Perotti en busca de un cheque en blanco para manejar la caja"  -  -
#Temas de HOY: El Litoral Podcasts  Colón  Unión  Dólar Hoy  Clima en Santa Fe  Rosario  Alberto Nisman  

Recomendadas

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?