https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Viernes 13.12.2019
16:04

El condenado es Agustín Samuel Espíndola de 34 años

20 años de prisión por abusar de su expareja y mantenerla cautiva junto a los hijos de ambos

La fiscal María Gabriela Arri, que investigó el caso y quien durante el juicio oral estuvo acompañada por la fiscal de la Unidad Fiscal Especial de Violencia de Género Familiar y Sexual (GEFAS), Alejandra Del Río Ayala. <strong>Foto:</strong> Prensa MPALa fiscal María Gabriela Arri, que investigó el caso y quien durante el juicio oral estuvo acompañada por la fiscal de la Unidad Fiscal Especial de Violencia de Género Familiar y Sexual (GEFAS), Alejandra Del Río Ayala.
Foto: Prensa MPA

Foto: Prensa MPA



El condenado es Agustín Samuel Espíndola de 34 años 20 años de prisión por abusar de su expareja y mantenerla cautiva junto a los hijos de ambos

Un hombre de 34 años identificado como Agustín Samuel Espíndola fue condenado a 20 años de prisión por cometer delitos contra la integridad sexual de la mujer que fue su pareja y por privar ilegítimamente de la libertad, tanto a ella como a los dos hijos menores de edad que tuvieron. Así lo dispuso por unanimidad el tribunal pluripersonal integrado por los jueces Gustavo Urdiales (presidente), Rosana Carrara y Leandro Lazzarini en un juicio oral que finalizó esta mañana en los tribunales de la ciudad de Santa Fe.


Espíndola fue condenado como autor penalmente responsable del delito de abuso sexual con acceso carnal agravado (por el uso de arma) en perjuicio de la mujer que era su pareja. Asimismo, la pena le fue impuesta por la autoría de privación ilegítima de la libertad calificada (por tratarse de persona a quien se debe respeto particular; por violencia y amenazas; y por la duración) en perjuicio de la misma mujer y de los dos hijos menores que tienen un apellido distinto al del condenado que tuvo con ella.


Además, Espíndola fue declarado reincidente a raíz de que el viernes 16 de febrero de 2012, fue condenado a cuatro años de prisión como autor de abuso sexual agravado (por el vínculo) en concurso real con lesiones leves en perjuicio de uno de los hijos al que ahora tuvo privado de su libertad.

 

 

Terror

 


La fiscal que investigó el caso es María Gabriela Arri, quien durante el juicio oral estuvo acompañada por la fiscal de la Unidad Fiscal Especial de Violencia de Género Familiar y Sexual (GEFAS), Alejandra Del Río Ayala.


“El tribunal resolvió la condena por unanimidad, confirmó la calificación de los hechos tal como lo habíamos planteado desde la Fiscalía y conforme a los parámetros que habíamos utilizado para la determinación de la pena”, subrayaron las fiscales.


“Si bien en la apertura del juicio solicitamos 19 años de prisión, a raíz de la gravedad de los hechos ilícitos, en el alegato de clausura incrementamos el monto y solicitamos 22 años de prisión”, explicaron Arri y Del Río Ayala. “Finalmente, los magistrados resolvieron imponer una condena de 20 años, la cual nos parece razonable. No obstante, aguardaremos los fundamentos de la decisión de los jueces”, indicaron.


“Entendemos que pudimos demostrar el contexto de género en el que se concretaron los ilícitos. Y también quedó evidenciado el terror que le tenía el grupo familiar al condenado”, destacaron las fiscales. “Además, también se dio un marco de venganza del condenado hacia su familia, a raíz de la condena anterior que se le impuso por abusar de su hijo”, añadieron.

 

 

Privación de la libertad y abuso

 


“Los ilícitos que investigamos fueron cometidos en 2016, cuando Espíndola interceptó en la calle a su expareja y a los dos menores, y los mantuvo privados de su libertad durante más de un mes. Las víctimas estuvieron contra su voluntad entre el miércoles 20 de julio y el martes 31 de agosto en una ladrillería ubicada cerca del Camino Viejo a Esperanza”, manifestaron las fiscales.


También indicaron que “durante este período, Espíndola utilizó la violencia y un arma de fuego para abusar sexualmente de su expareja en repetidas oportunidades, y también para mantener privados de su libertad a la mujer y a los niños”.


“Las amenazas y la violencia del condenado eran de tal magnitud que las víctimas no podían pedir ayuda por el terror que el condenado les infundía”, señalaron las funcionarias del Ministerio Público de la Acusación (MPA). Asimismo, aclararon que “el martes 31 de agosto de 2016, a partir de una denuncia efectuada en el MPA por la actual pareja de la mujer que fue víctima, la Fiscalía ordenó una pesquisa para localizarlos. Finalmente, la mujer y los niños fueron encontrados y pudieron ser rescatados”.


>> Querellante: la mujer que fue víctima se constituyó como querellante y fue representada por las abogadas Vivian Galeano y Laura Gerard del Centro de Asistencia Judicial (CAJ).


Prensa MPA




Lanzan una agenda de verano para potenciar el turismo en la ciudad -  -
Área Metropolitana
En 37 días Anses saldará la deuda 2019 con Santa Fe -  -
Política
Daniela Cejas: una separación y la idea de vivir sola con sus hijos - Horas antes del desenlace la mujer conversó con varias personas. Pero a nadie le dijo que pensaba ir hasta el inmueble donde funciona la ONG -
#Temas de HOY: El Litoral Podcasts  Colón  Unión  Dólar Hoy  Clima en Santa Fe  Rosario  Crimen en Villa Gesell  

Recomendadas

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?