https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Lunes 16.12.2019
6:58

40 AÑOS DE “KRAMER VS. KRAMER”

El drama en lo cotidiano

La película estrenada el 19 de diciembre de 1979 es una descripción, en clave melodramática, del divorcio de una pareja y los efectos que eso ejerce en sus vidas y en la relación con su hijo de seis años. 

 

Acusaciones cruzadas entre Ted y Joanna Kramer, los personajes interpretados por Dustin Hoffman y Meryl Streep. Una pareja se separa y la situación dejará secuelas. <strong>Foto:</strong> Columbia PicturesAcusaciones cruzadas entre Ted y Joanna Kramer, los personajes interpretados por Dustin Hoffman y Meryl Streep. Una pareja se separa y la situación dejará secuelas.
Foto: Columbia Pictures

Foto: Columbia Pictures



40 AÑOS DE “KRAMER VS. KRAMER” El drama en lo cotidiano La película estrenada el 19 de diciembre de 1979 es una descripción, en clave melodramática, del divorcio de una pareja y los efectos que eso ejerce en sus vidas y en la relación con su hijo de seis años.    La película estrenada el 19 de diciembre de 1979 es una descripción, en clave melodramática, del divorcio de una pareja y los efectos que eso ejerce en sus vidas y en la relación con su hijo de seis años.   

 

Una familia típica que proyecta hacia afuera un haz de felicidad, se consume por dentro. Un hombre que está a punto de alcanzar el éxito en su profesión, es testigo del derrumbe de su vida personal. Una mujer que cree tener controladas las variables de su existencia, inicia un proceso de interpelación interna que la impulsa a tomar decisiones estructurales. Y un niño de seis años debe amoldarse a un cambio radical, que lo obliga a redefinir la relación con sus progenitores.

 

Esos son algunos ejes de “Kramer vs. Kramer”, la película dirigida por Robert Benton que cumple 40 años desde su estreno, producido el 19 de diciembre de 1979. 

 

 

Crónica de un divorcio y sus efectos sobre el entorno familiar, la película fue protagonizada por Dustin Hoffman, Meryl Streep y Justin Henry. Marcó una serie de pautas para poner en pantalla las historias de este tipo. No es casual, en este sentido, que los productores hayan barajado el nombre de Francois Truffaut para conducir el proyecto, antes de sumar a Benton. El francés había narrado una historia similar en “El amor en fuga”.

 

El acierto de “Kramer vs. Kramer”, además de poner en entredicho los supuestos parámetros sobre los cuales se planifica una familia “ideal”, es la disección respecto a los cambios interiores que se producen en personas que deben reacomodar sus vidas cuando pensaban que tenían escrito y cerrado el guión hasta el final de sus días. Es elocuente el póster que se diseñó para el estreno: una familia en apariencia feliz, pero que oculta una contracara oscura.

 

A pesar de que, a la distancia, posee cierto componente misógino (es la mujer la que abandona al marido y luego retorna para reclamar la tenencia del hijo), el film es una emotiva mirada sobre los desafíos de la paternidad. En efecto, las secuencias en las cuales Ted Kramer (Hoffman) debe reconstruir la relación con su hijo, a partir de pequeñas acciones, están logradas y representan el meollo del film. 

 

Claroscuros

 

Los actores protagónicos están soberbios. Hoffman, que se integró al proyecto luego de que declinaran la oferta Al Pacino y Jon Voight, ya era un intérprete respetado en Hollywood. Ganó su primer Oscar. Streep comenzaba a forjarse una reputación. Por su labor en “Kramer vs. Kramer” se llevó el Oscar a Mejor Actriz de Reparto, el primero de los tres que tiene en su haber. Y Justin Henry, quien encarna al hijo de la pareja, marcó un récord al ser nominado a la dorada estatuilla, a los 8 años como Mejor Actor de Reparto. 

 

Una sombra que eclipsa la vigencia del film tiene que ver con un hecho extrafílmico. Hace cuatro años, una biografía de la actriz publicada por Michael Schulman, reveló que Hoffman se aprovechó de su estado de fragilidad (acababa de perder a su pareja), para someterla a diversos maltratos durante el rodaje, bajo la endeble excusa de otorgar credibilidad al personaje.

 

Pese a todo, cualquier melodrama rodado en las últimas décadas es deudor de “Kramer vs. Kramer”. Basta ver a Hoffman atribulado ante la tarea de preparar unas tostadas francesas. O la mirada de Streep. Eso es arte.

 

Autor:

Juan Ignacio Novak


Temas:


Lanzan una agenda de verano para potenciar el turismo en la ciudad -  -
Área Metropolitana
En 37 días Anses saldará la deuda 2019 con Santa Fe -  -
Política
Daniela Cejas: una separación y la idea de vivir sola con sus hijos - Horas antes del desenlace la mujer conversó con varias personas. Pero a nadie le dijo que pensaba ir hasta el inmueble donde funciona la ONG -
#Temas de HOY: El Litoral Podcasts  Colón  Unión  Dólar Hoy  Clima en Santa Fe  Rosario  Crimen en Villa Gesell  

Recomendadas

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?