https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Lunes 23.12.2019 - Última actualización - 11:33
11:01

La paciente había recibido el código verde, que es de severidad leve

Muerte y tensión en la guardia del Iturraspe

El fallecimiento de una mujer de 61 años, tras entrar en paro cardíaco, generó una situación de tensión dramática: familiares de la mujer insultaron a médicos y enfermeros del hospital. Para el director del nosocomio, el 70% de las consultas son de patologías leves: “El hospital es de alta complejidad, quizás esas consultas debieran hacerse en centros de salud de atención primaria”.

 <strong>Foto:</strong> Mauricio Garín
Foto: Mauricio Garín

Foto: Mauricio Garín



La paciente había recibido el código verde, que es de severidad leve Muerte y tensión en la guardia del Iturraspe El fallecimiento de una mujer de 61 años, tras entrar en paro cardíaco, generó una situación de tensión dramática: familiares de la mujer insultaron a médicos y enfermeros del hospital. Para el director del nosocomio, el 70% de las consultas son de patologías leves: “El hospital es de alta complejidad, quizás esas consultas debieran hacerse en centros de salud de atención primaria”. El fallecimiento de una mujer de 61 años, tras entrar en paro cardíaco, generó una situación de tensión dramática: familiares de la mujer insultaron a médicos y enfermeros del hospital. Para el director del nosocomio, el 70% de las consultas son de patologías leves: “El hospital es de alta complejidad, quizás esas consultas debieran hacerse en centros de salud de atención primaria”.

Fue en la noche del sábado. Una mujer de 61 años ingresó a la guardia del Hospital Iturraspe —en Blas Parera y Gorriti—, y falleció tras ser atendida por los médicos del efector de salud, como consecuencia de una fibrilación ventricular, una frecuencia cardíaca que causa un latido inadecuado y acelerado, y puede resultar fatal al derivar en un paro cardíaco.

 

El hecho derivó en una reacción de enojo por parte de familiares de la mujer fallecida, que pedían —según un video que circuló en las redes sociales, donde quedó todo registrado— la atención urgente por parte de los profesionales de la salud, ante la descompensación de la mujer en una de las sillas de la Guardia. Hubo insultos contra los médicos y enfermeros, e intervino personal policial.

 

Los familiares de la fallecida aseguran en ese video que no se la atendió a tiempo, que la demora fue excesiva, y eso fue lo que llevó a que la mujer se descompense y muera en la guardia. A su vez, desde el hospital afirmaron que la mujer había ingresado a las 20 a la guardia, se la revisó para que luego pueda ser atendida, y a las 21 entró en paro cardíaco: en ese momento fue atendida de urgencia, como lo indica el protocolo.

 

“Código verde”


En diálogo con El Litoral, El Dr. Francisco Villano, director del Hospital Iturraspe, explicó que a la paciente se le realizó una evaluación preliminar (denominada “triage”) donde se analiza su sintomatología, como presión arterial, frecuencia cardíaca, signos vitales básicos. “A partir de allí se le asigna un número y un color, según el grado de severidad de la sintomatología o cuadro médico que presenta”, explicó.

 

Esa calificación del triage es de cinco colores: rojo, anaranjado, amarillo, verde y azul. Estos dos últimos colores, siempre según la patología del paciente, son los de menor gravedad, y puede llegar a tener entre dos y tres horas de espera. “Los síntomas que había presentado la paciente en cuestión eran digestivos: nauseas, vómitos, y sus signos vitales eran normales al inicio. Así, se le asignó un color verde”.

 

“En este período de espera, ella sufre una descompensación. Es trasladada al área crítica de la guardia (shockroom), y allí se constató que la mujer había tenido una arritmia severa (fibrilación ventricular) equivalente a un paro cardíaco. Se le realizaron las prácticas de reanimación durante 50 minutos. La paciente no respondió, y lamentablemente falleció”, añadió el director. 

 

Villano aseguró que las fichas de atención indican que el tiempo transcurrido —desde que la paciente es evaluada preliminarmente hasta que falleció— no fue de más de dos horas, contando los 50 minutos de prácticas de reanimación. “El triage es elaborado por profesionales de la salud. No se atiende por orden de llegada, sino por nivel de gravedad y de prioridad, de acuerdo a la sintomatología de cada paciente”, aclaró. Los síntomas que presentaba la paciente no eran graves en primera instancia. “Luego apareció ese cuadro de arritmia severa, que es impredecible. Estas arritmias pueden derivar en un paro cardíaco, que fue lo que al final ocurrió”, añadió.

 

 

Mejorar en contención y comunicación


Consultado sobre el episodio de tensión vivida con los familiares de la mujer fallecida, Villano dijo que “son entendibles” estas reacciones en situaciones límite. “No quiero justificar la reacción, pero es compresible, y superan esas reacciones el área de contención que hay en el hospital. No pongo en cuestionamiento esta reacción”.

 

“Nosotros, quizás desde el punto de vista institucional, debiéramos tener más en cuenta que el área de seguridad esté más activa, pero en el sentido de la contención y la comunicación. Particularmente en esto: nunca responder a una agresión con otra agresión, más aún a un familiar de un paciente que está en un estado de desesperación. Creo que debiéramos mejorar en este aspecto, y también en un sector de guardia policial, para disuadir eventuales situaciones de tensión. Eso está en discusión, en el marco de las reuniones con autoridades ministeriales y gremiales, aseguró.

 

Aumento de consultas


Con respecto al estado general de la guardia del nuevo Iturraspe, Villano indicó que hoy son entre 400 y 450 consultas diarias. “Es un número mucho mayor a las que teníamos en el viejo Iturraspe. Eso nos obliga a reevaluar quizás aspectos de espacios físicos, número de consultorios, y mayor personal”. 

 

Y dio un dato: “el 70 % de los pacientes son códigos verdes y azules, es decir, presentan patologías leves. Hablamos de pacientes que quizás debieran ser atendidos no en un hospital de alta complejidad como éste, sino en un nivel primario (centros de salud, por ejemplo). Y si se constata que ese paciente luego presenta un agravamiento de su patología, sí debiera ser derivado a este hospital, que insisto es de complejidad. Eso demanda tiempo y trabajo. Es un desafío a resolver dentro de sistema de salud”, concluyó Villano.


Protocolo de investigación


Tras la trascendiencia pública de hecho, desde el Ministerio de Salud de la provincia emitieron un comunicado en el que se asegura que “en forma inmediata” de conocidos los episodios, “se activó el protocolo de investigación para recopilar toda la información de lo ocurrido. Se ordenó un sumario investigativo al que ya se le dio inicio, y tomar las medidas preventivas que fueran necesarias en el marco de la seguridad de atención que los pacientes requieren”.

 

“A primera hora de la mañana —prosigue el comunicado—, se generó una reunión multidisciplinaria en el Hospital con presencia de autoridades ministeriales realizándose una exhaustiva revisión de los hechos. El Jefe de Guardia General y la Jefa de guardia (del sábado) hicieron su presentación espontánea ante la autoridad policial competente, para realizar una declaración testimonial sobre los hechos ocurridos. Es prioritario para este ministerio la prosecución del sumario ya instruido para conocer las implicancias del caso y proceder acorde a ello, siempre teniendo como prioridad el derecho a la salud de la población y su cuidado”, concluye.


Además tenés que leer:



Por falta o por exceso: alto nivel de malnutrición en dos barrios - En contexto. Integrantes del equipo que participó en el estudio antropométrico en niños y niñas, junto a la presidenta de la vecinal (centro) y la representante del Consejo de Administración del Hospital de Niños. -
Área Metropolitana
Diego Osella: "Hicimos todo mal"  -  -
Actualidad Sabalera
Un equipo gris, tirando a negro -  -
Unión sube al vuelo doméstico tras el desembarque internacional - Méndez, Carabajal y Mazzola en primer plano, tres jugadores que podrían jugar este lunes como titulares, buscando sumar puntos en la Superliga, algo a lo que Unión no debe resignarse de ninguna manera. -
#Temas de HOY: Inseguridad en Santa Fe  El Litoral Podcasts  Colón  Unión  Clima en Santa Fe  Dólar Hoy  Crimen en Villa Gesell  Coronavirus  

Recomendadas

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?