https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Lunes 23.12.2019 - Última actualización - 11:52
11:48

Mirada desde el sur (por Raúl Emilio Acosta)

Todos son honrados, pero...

Omar Perotti, Alberto Fernández y Miguel Lifschitz. CPN, abogado, ingeniero civil. Provincia y Nación. <strong>Foto:</strong> Pablo AguirreOmar Perotti, Alberto Fernández y Miguel Lifschitz. CPN, abogado, ingeniero civil. Provincia y Nación.
Foto: Pablo Aguirre

Foto: Pablo Aguirre



Mirada desde el sur (por Raúl Emilio Acosta) Todos son honrados, pero... Todos los periodistas sabíamos, los del sur y los del centro norte, que la Municipalidad de Rosario estaba mal, muy mal, hablando en plata y gestión.

Por Raúl Emilio Acosta

 

Si la cuestión pasa por enojarse cuando tratamos el tema económico en nación, provincia y municipios, terminamos aquí mismo. Si se puede hablar (escribir) de temas económicos sin vituperios ni agravios, seguimos.

 

La economía es y no es una ciencia exacta. El hecho político, el que tendría que prevalecer sobre cualquier decisión económica, pone de modo diferente al “dos más dos” que será cuatro y multiplicará los panes o será cuatro y aumentará el desatino.

 

BLANQUEANDO LO OSCURO

 

Todos los periodistas sabíamos, los del sur y los del centro norte, que la Municipalidad de Rosario estaba mal, muy mal, hablando en plata y gestión. Han terminado por blanquear que tiene, cuanto menos, 18 meses de atraso en pago a proveedores. En algunos casos más.

 

Pablo Lautaro Javkin, intendente actual, no va a pagar nada de esto con rapidez. Ni la más beneficiosa intención lograría fabricar dinero de unas arcas vacías, exhaustas, mal usadas y, sigilosamente, ocultas. Deben y necesitan refinanciar. Los corrillos hablan del mes de abril 2020 para comenzar pagos en cuotas. Están pidiendo un préstamo para eso. Serían 500 millones duros de pagar.

 

Sueldos, aguinaldos, horas extras son cuestiones serias e impostergables. El Banco Municipal de Rosario, beneficiado con la renovación por cinco años, más otros cinco años de renovación automática, para sostener en sus arcas legalmente la custodia de los depósitos de dineros judiciales de Tribunales de Rosario, con una importantísima suma a “cero” de interés acudiría, como en otras oportunidades, en su ayuda y está bien, para el bolsillo de los 12/14.000 empleados municipales. Será un respiro.

 

Los Estados no se funden, no quiebran, pero la Muni estuvo / está cerca. Ahora se conoció: seguimos agonizando. A quien le deban 100 pesos por tareas realizadas en el mes de enero de 2018 y se la paguen en abril de 2020, sin actualización por inflación o dólar, sabe de qué estoy hablando. Se fundieron, licuaron y sonrieron. Eso fue el traspaso de Fein a Javkin.

 

El boleto, con un estudio de costos que daba 57 pesos en junio del 2019, que no se difundió ni actualizó, superaría los 85 pesos en diciembre. La licitación de la basura, el aumento del Derecho de Inspección y Registro (DREI) que debe actualizarse con un aumento del 60% ponen a Rosario en una Terapia Mediática. Muchos acatan el silencio sobre el desastre. Muchos no es todos, como se advierte.

 

DE INGENIERO A CONTADOR

 

Cuando se menciona a Lifschitz sus amigotes insisten: la cantidad de obra pública que hizo. Cuando se menciona a Perotti sus funcionarios insisten: la cantidad de deuda que dejó.

 

Tal vez sean ciertas las dos cosas. Hizo obras y endeudó la provincia. Ese exceso de millones de pesos que CFK retenía injustamente (cuasi un robo) y que la CSJ ordenó que se cese en la retención indebida y se devuelva, sirvió para una buena y una mala.

 

La buena. A los 500 millones mensuales extras, el suertudo de Lifschitz los recibió e hizo uso de ellos. De esos usos hablan bien los socialistas y discuten las prioridades los peronistas. De esos usos se vanagloria Lifschitz y por el despilfarro se enfurece Perotti. Cuántas obras hizo y el nivel de endeudamiento es uno de los temas de la transición. Todo el 2020 la discusión acaparará el centimil periodístico.

 

Vamos a la mala. Nunca se le pudo cobrar a Mauricio la deuda y llegamos a este punto: Alberto Fernández, el porteño, quiere congelar por un año las deudas que la nación tiene con las provincias (es porteño) y no debería congelar algo que tiene un fallo machazo de la CSJ. Dos problemas. Es deuda por malas artes de la presidencia de CFK. Y lo dicho: es porteño.

 

Perotti defiende el pago pero hay un escollo. El onanismo de algunos juristas que no terminaron por acordar el monto de la indexación de aquel fallo original pone las cosas en suspenso. Con un porteño endeudado eso es malo. Alberto Fernández es un porteño endeudado. Lo que irrita es que los funcionarios del socialismo mencionaban a los periodistas cifras próximas a la realidad o cercanas al disparate, pero en ningún caso ajustadas a una indexación y actualización real, positiva y, básicamente: posible.

 

Del ingeniero al contador la deuda se volvió un tema litigioso fuera del litigio. Sigamos con el destrabalenguas. Si lo litigioso se convierte en un litigio de palabras periodísticas la verdadera cuenta, que está trabando la solución del litigio, la discusión inútil en realidad aumenta la demora. Eso sucede.

 

La otra cuestión es sencilla de ver, pero difícil de asegurar. Para un CPN los números definen la certeza de las prioridades. Para un Ingeniero Civil la obra pública es un proyecto, un plano y una ejecución. Que la paguen Magoya o Mongo Aurelio. La hicimos.

 

Las deudas por las obras públicas y las empresas que reclaman tienen otros correlatos que no se corresponden con esta crónica sureña pero que quede constancia: las conocemos.

 

LOS ABOGADOS PIENSAN DIFERENTE

 

Repito un concepto: adhiero a los 4 años de mandato sin renovación y una casualidad que se convirtió en causal. Santa Fe no tiene ni un solo Gobernador abogado. No es poco. Es mucho.

 

Las discusiones por los nombramientos, los nombramientos truchos, los pases a planta, los pases de familiares para seguir con las pastas del 29 de cada mes también dividen en Santa Fe. Pocos felices, muchos clamando por la injusticia. Se estima en 4.000 los puestos que había y se calcula (también estimación) que no podrán “colocar” más de 1500 en el Estado pero, pero, pero... Omar Perotti tiene otra idea al respecto.

 

La Nación ha dicho, por medio de nuestro presidente, que Santa Fe es rica y debe ayudar a las provincias más necesitadas. Acudamos al periodismo elemental. Dónde. Cuándo. Cómo. Con quién. Por qué. Desde. Hasta. Todas preguntas que un porteño piensa de un modo, un provinciano de otro.

 

Las leyes que sobre este fin de año se tratan en el Congreso. Los decretos que se resuelven en el Poder Ejecutivo Nacional atañen al país. Dentro del país a grupos sociales. Es Alberto Fernández, el porteño, sin delegación alguna porque así lo indica la Constitución Nacional, quien resuelve los decretazos y el Congreso quien avala los puñetazos al pasado más reciente.

 

Argentina no tenía ni tiene plata. Ya estaba mal cuando se fue CFK. Empeoró con MM. Ahora llegó AF que sabe que hay cosas que, legalmente, no puede hacer y otras que debería hacer porque está habilitado y que tal vez olvide. Hay cosas que dice pero no hará. Otras que ni siquiera mencionó. Medicamentos. Minería. Puertos Argentinos. Litio. Vaca Muerta. Todo con un eje. Deuda. Si la contrajo el Estado es soberana. Es abogado. Lo sabe.

 

Sabe él, usted y yo que todos somos honrados, pero...

 

La buena. A los 500 millones mensuales extras, el suertudo de Lifschitz los recibió e hizo uso de ellos. De esos usos hablan bien los socialistas y discuten las prioridades los peronistas. De esos usos se vanagloria Lifschitz y por el despilfarro se enfurece Perotti.


La mala. Nunca se le pudo cobrar a Mauricio la deuda y llegamos a este punto: Alberto Fernández, el porteño, quiere congelar por un año las deudas que la nación tiene con las provincias (es porteño) y no debería congelar algo que tiene un fallo machazo de la CSJ. Es deuda por malas artes de la presidencia de CFK. Y lo dicho: es porteño.

La otra cuestión es sencilla de ver, pero difícil de asegurar. Para un CPN los números definen la certeza de las prioridades. Para un Ingeniero Civil la obra pública es un proyecto, un plano y una ejecución. Que la paguen Magoya o Mongo Aurelio. La hicimos.
 




Sin rumbo, Colón fue goleado en Rosario -  -
Actualidad Sabalera
Increíble: el gobierno provincial no envía multas por exceso de velocidad - ¿Funcionan los radares? Sí, funcionan. Lo que no funciona es el envío de las multas a los infractores. -
Política
Renunció el secretario de Hacienda de la provincia -  -
Se viene el comienzo de clases y el colectivo ¿cuándo pasa? - Plaza del Soldado. Es la principal parada de colectivos de la ciudad, donde se agolpan gran cantidad de pasajeros, enojados hoy con la demora en la frecuencia. -
#Temas de HOY: Inseguridad en Santa Fe  El Litoral Podcasts  Colón  Unión  Clima en Santa Fe  Dólar Hoy  Crimen en Villa Gesell  

Recomendadas

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?