https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Jueves 26.12.2019 - Última actualización - 21:12
21:02

Este jueves no sesionó, ¿el viernes sí?

El Senado toma carrera para la última de 2019

Los senadores (con mayoría PJ) no se reunieron pero tampoco perdieron el tiempo: provocaron una serie de negociaciones que incluyeron al propio gobernador, quien esta vez decidió dar el primer paso.
Existe un fuerte debate interno en el peronismo por las leyes económicas pedidas por Omar Perotti (en buena medida rechazada por la oposición), pero también hay diálogo. Todo queda por definirse este viernes 27, a las 10.

La interna del PJ en la Cámara alta marca los tiempos de la Legislatura. A las 11 llegaron a la Legislatura los enviados del gobernador, entre ellos el ministro Agosto. <strong>Foto:</strong> Flavio RainaLa interna del PJ en la Cámara alta marca los tiempos de la Legislatura. A las 11 llegaron a la Legislatura los enviados del gobernador, entre ellos el ministro Agosto.
Foto: Flavio Raina

Foto: Flavio Raina



Este jueves no sesionó, ¿el viernes sí? El Senado toma carrera para la última de 2019 Los senadores (con mayoría PJ) no se reunieron pero tampoco perdieron el tiempo: provocaron una serie de negociaciones que incluyeron al propio gobernador, quien esta vez decidió dar el primer paso. Existe un fuerte debate interno en el peronismo por las leyes económicas pedidas por Omar Perotti (en buena medida rechazada por la oposición), pero también hay diálogo. Todo queda por definirse este viernes 27, a las 10. Los senadores (con mayoría PJ) no se reunieron pero tampoco perdieron el tiempo: provocaron una serie de negociaciones que incluyeron al propio gobernador, quien esta vez decidió dar el primer paso. Existe un fuerte debate interno en el peronismo por las leyes económicas pedidas por Omar Perotti (en buena medida rechazada por la oposición), pero también hay diálogo. Todo queda por definirse este viernes 27, a las 10.

Por primera vez, luego de las elecciones que lo llevaron a la Casa Gris, el gobernador Omar Perotti decidió afrontar el diálogo directo con los legisladores de su partido, aún con aquellos justicialistas que no obedecieron su pedido para que no se aprobara la Ley de Presupuesto 2020 elaborada por su antecesor.

 

La aparición de algo tan común en política (que un gobernador hable con legisladores de su color político) es noticia en Santa Fe. Y tan fuerte que para procesar todo lo que deben decirse unos y otros, porque pasaron muchos meses sin diálogo, se postergó la sesión de los senadores, donde el justicialismo tiene 12 integrantes, pero se ha dividido de hecho en 6 y 6, aún con los dos tercios (13 votos) al alcance de la mano.

 

El Senado provincial exhibió -otra vez- las tensiones propias de un partido que selló la unidad a la hora de conformar las listas de candidatos, logró una convivencia ejemplar incluso a nivel nacional a la hora de la campaña, ganó las elecciones y se transformó en una referencia nacional para el peronismo, pero no ha podido mostrar la misma imagen a poco de iniciada la transición, en su ya seguro camino de regreso al gobierno.

 

Cuando comenzaron los roces internos, un senador de esa fuerza bromeaba con los periodistas: “entiendan que estamos justo en la etapa de la reproducción”, a propósito de las famosas peleas en las que el peronismo parece destrozarse, con gritos, aullidos y heridas de consideración, pero están, en realidad, “en plena reproducción”, según la versión contraria al mito de una peligrosa “bolsa de gatos”. ¿Será?

 

Traferri en la Casa Gris

 

Este jueves 26 de diciembre, según el tono y el contenido de las reuniones que se han sucedido durante toda la jornada puede marcar el inicio de otro clima político dentro del PJ, en favor otra vez de la unidad y de acuerdos entre el Ejecutivo y Legislativo que le den al gobierno algo más de previsibilidad.

 

Sin dudas, un mal resultado de esas conversaciones tendría efectos impensados, no ya para esa fuerza sino para la gobernabilidad.

 

Hubo cónclaves en privado por una parte, y reuniones públicas por otra, con contactos para todos los gustos. Los periodistas supieron primero de las segundas, de las que tuvieron como escenario a la Legislatura con la visita de dos ministros, pero pronto entendieron que se debieron a las primeras. O habrá que decir a la primera.

 

Desde las 11 hasta muy entrada la tarde, cuando se decidió no sesionar, estuvieron en la Legislatura los ministros de Economía y de Gobierno, Justicia y Derechos Humanos, Walter Agosto y Esteban Borgonovo. Siempre juntos, pero en distintos encuentros con representantes de una y otra Cámara y del oficialismo y la oposición.

 

Antes, bien temprano en la mañana, por más de una hora, el gobernador Omar Perotti recibió al senador Armando Traferri, quien lidera el grupo de 6 que justicialistas “del NES” (los otros 6 igualmente peronistas son perottistas).

 

Se dice que el “mano a mano” duró más de una hora y que tuvo sus efectos en ambos. A Traferri, por la tarde, se lo veía con una sonrisa triunfal en los pasillos de la Legislatura y también bastante más comprensivo con los pedidos del gobernador, sobre todo los que refieren a recursos y herramientas de gobierno.

 

Al cabo de la audiencia que el jefe del Poder Ejecutivo le brindó al senador hubo varias reuniones más, que seguramente se vinculan con aquella.

 

Un pasillo en el Senado. El ministro Borgonovo dialoga con el senador Traferri. La sesión fracasó, pero tal vez haya triunfado la política en favor de los acuerdos y el consenso. Foto: Captura de internet

 

 

Volver a hablar

 

La Cámara alta había sido convocada tanto para sesionar en la fecha señalada como en este viernes 27, a las 10. Se optó, pasadas las 18.30, sólo por esta última. Había que ir a “hablar con Omar”. Lo más importante ocurrió -como tantas veces- fuera del recinto de ambas Cámaras. Y las reuniones resultaron: cambiaron, poco a poco, posiciones que parecían irreconciliables y si bien no hubo sesión, todo indica que el Senado aprobará una reforma tributaria (aún en discusión), la adhesión al consenso fiscal, y -a sabiendas que en Diputados no pasarán- algunas de las leyes que declaran la emergencia (se dice que en Seguridad, no).

 

Lo posible es un paquete impositivo que deje medianamente conformes a todos los sectores. Algo difícil, sobre todo cuando se le da tiempo, a ciertos poderosos lobbies, principales interesados en que no haya aumentos.

 

Lunes 23, por la noche

 

La división de hecho del bloque de la mayoría justicialista, que tiene 12 integrantes, partidos en dos grupos de seis, marca los tiempos de la Cámara.

 

Todo requiere de más gestiones y acuerdos que antes, porque ahora, hay más posiciones que resolver fuera de los bloques. En la práctica hay cuatro bancadas, más allá de que se presenten como tres: dos del radicalismo y la del peronismo.

 

Cuando Perotti decidió enviar al Senado las leyes que más le importan, el lunes a última hora, sabía que tendría que hablar con los senadores del PJ que siguen identificándose como del NES, el Nuevo Espacio Santafesino que nació para impulsar la candidatura de Alejandra Rodenas. Primero para que fuera electa diputada nacional en 2017, luego para finalmente acordar una fórmula con Perotti.

 

Sin fotos, pero con celulares

 

En la noche de este jueves se desarrollaba una reunión ampliada de los 6 senadores del NES con el gobernador Omar Perotti.

 

“¿Que cómo fue la reunión? “Yo te la voy a resumir: sin fotos, pero con celulares”, bromeó ante una consulta de El Litoral una fuente que supo de algunos pormenores del encuentro con los legisladores del Nuevo Espacio Santafesino.

 

La fuente poco contó de su contenido, pero pudo confirmar -en los pasillos de la Casa Gris- que fueron recibidos por el jefe del Estado santafesino todo el grupo de senadores que encabeza Armando Traferri (PJ-San Lorenzo) y componen también

 

Rubén Pirola (PJ-Las Colonias), Raúl Gramajo (PJ-9 de Julio), Osvaldo Sosa (PJ-Vera), José Baucero (PJ-San Javier) y Guillermo Cornaglia (PJ-Belgrano).

 

La ausencia de fotógrafos era previsible porque no hubo cronistas ni reporteros gráficos en ninguna de las reuniones entre los ministros Walter Agosto y Marcelo Borgonovo con los legisladores en el Senado. Y porque ese parece ser un signo distintivo del actual gobierno.

 

En cuanto a los celulares, se trata de una broma que circula por la sede del Poder Ejecutivo. Se sabe que a las reuniones de gabinete -como en algunas aulas escolares- no se les permite a los ministros y los secretarios de Estado tener en su poder sus teléfonos inteligentes.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa

Autor:


Temas:

Además tenés que leer:



Dos horas de diálogo, dos Poderes y otros números - Obras paradas, prioridades y giros demorados. La cabeza de la justicia santafesina con el gobernador y parte de su gabinete. -
Política
Falleció el nene que intentó ahorcarse en Reconquista -  -
#Temas de HOY: Inseguridad en Santa Fe  El Litoral Podcasts  Colón  Unión  Clima en Santa Fe  Dólar Hoy  Crimen en Villa Gesell  

Recomendadas

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?