https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Martes 31.12.2019 - Última actualización - 15:56
15:27

Entrevista al referente de Red Solidaria

Juan Carr: "En la Argentina está creciendo la solidaridad cotidiana"


El uso de las redes sociales en la tarea solidaria será clave en 2020, anticipó Juan Carr. Foto: Gentileza Infobae
+1





Entrevista al referente de Red Solidaria Juan Carr: "En la Argentina está creciendo la solidaridad cotidiana"

La inesperada respuesta de CantArgentina, las bases para el trabajo en red en 2020, el recuerdo de la trágica inundación de Santa Fe, las enseñanzas del rock nacional y una obsesión: encontrar a Sofía Herrera.


A Juan Carr no se le borra la sonrisa desde el 22 de diciembre; es más, afirma que necesitaría masajes en la cara para que eso ocurra. Ese día, a las 20, más de 400 ciudades de todo el país unieron su canto por una sola causa: la solidaridad. Fue cuando una multitud entonó ese himno del rock nacional que es “Inconciente colectivo”, de Charly García, bajo la consigna de CantArgentina. La ciudad de Santa Fe también unió sus voces desde el Parque Federal.


“Es una fascinación profunda, real” que nace de “un concepto de pueblo, de estar juntos, de comunidad”, afirma a través del teléfono en diálogo con El Litoral, desde donde esa sonrisa no se ve pero puede ser imaginada. Los teléfonos y todos los dispositivos tecnológicos son importantes para Carr, es decir, para canalizar la acción solidaria y, como se verá más adelante, tendrán un rol clave en 2020.


Carr es el referente de Red Solidaria y la organización, “sin sede ni administración”, está presente en cada ocasión en que haga falta dar una mano. Por eso, CantArgentina tuvo en cada localidad su propio sello o actividad para homenajear.


Este diario lo contactó para conocer su opinión sobre la multiplicación de acciones solidarias en esta época del año, cuando las colectas y el acompañamiento a gente en situación vulnerable se hace más visible. Pero la consulta fue apenas el puntapié para reflexionar sobre otros temas y compartir novedades de quien se define como “una persona común y corriente”, que atiende esta llamada mientras entra al que es su trabajo desde un año y medio, la editorial Red/Acción, pero que pasa “mucho tiempo pensando” y estudia de todo, también chino, “para poder globalizar la solidaridad”.


“Obviamente en estas fechas estamos más sensibles como comunidad, como pueblo, como Nación y tenemos la necesidad de estar con los afectos; y de ahí se desprende esto de pensar en quienes no están protegidos”. “Pero en la Argentina está creciendo la solidaridad cotidiana”, aclara inmediatamente. Y lo fundamenta: este año se hicieron 1.903 transplantes que es récord en la historia argentina, y 570.000 personas donaron sangre. “En este momento nos ponemos más sensibles pero en el país sigue creciendo la cultura de la solidaridad”, que se manifiesta “cada vez que hay una inundación, que un chico se pierde o hay que pintar una escuela o hacer una campaña por un libro, o por un juguete”.


Esa actitud se ve “en escuelas, colegios y universidades que tienen una mirada social; en los partidos políticos, desde la izquierda al otro lado, a los que preocupa la pobreza y los más postergados”, asegura Carr, mientras admite que “es una mirada muy optimista, pero es lo que percibimos día a día”.


—Los gestos solidarios y el tema social están presentes en todos los sectores. ¿Obedece a que se tomó conciencia, a que es ineludible?


—La conciencia del otro, del prójimo, de comunidad crece del ‘83 para acá sin duda. Fundamos la Red Solidaria en el 1995 y la llamamos así por las redes, las computadoras que nos permitían navegar y porque queríamos instalar la palabra solidaridad, que —aclara— es pasajera, para un instante; lo demás lo tienen que hacer las estructuras públicas y privadas. Pero incluso hasta en la década de los ‘80, dedicarse al mundo social era medio peligroso y ahora tiene un prestigio tremendo.


Nosotros hablamos de cultura de la solidaridad y creemos que eso se prestigió, que los medios de comunicación se convirtieron en un puente fabuloso. Esos medios le dieron un lugar a la cultura solidaria. Por supuesto falta muchísimo pero también me impresiona mucho, sobre todo que no hay ninguna empresa en el ámbito privado y ningún partido en el ámbito público que no mencione la cultura solidaria como un valor. Era algo impensado en la década de los ‘70 para atrás.


Santa Fe y el “vecino heroico”


Para Carr, la cultura solidaria se prestigia a partir de 2000 y 2001, aunque también en un contexto negativo, en plena crisis en el país: “En ese momento, todo el mundo se dio cuenta de que podía ser pobre también, y hubo una reacción de la sociedad”. La solidaridad siguió jugando un rol muy importante años después, distinto de aquel ligado a “la beneficencia más clásica, a campañas vinculadas con una cena para reunir fondos”. “Hoy, todas las universidades y los colegios públicos y privados van una o más veces a un barrio humilde, a un comedor”.


—Hablás de la reacción que produjo la crisis de 2001 y muy poco después, en 2003, tuvimos la inundación en Santa Fe. Allí también se vio que la solidaridad fue el valor que más se destacó en medio de la tragedia.


—Viví intensamente ese momento; es cierto que si se inunda una ciudad como La Plata, Clorinda o La Matanza, lo primero que pasa es que todo el país se acciona; pero lo que descubrí allí fue lo heroico que puede ser el vecino no inundado con el inundado. En Santa Fe me di cuenta de que lo primero que pasaba era que los vecinos que estaban al lado de esa persona que sufría eran los más solidarios de todos, después vino todo lo otro. Soy de Boca y de Platense, pero aquella fue la primera gran acción con River con un récord de camiones que enviamos a Santa Fe, que era con lo que Buenos Aires, Gran Buenos Aires y muchos lugares del país abrazaban a esa ciudad. Fue un hito en la cultura solidaria.


Si hay 10 millones de familias en la Argentina, 8 de cada 10 habían donado algo para Santa Fe. No puedo celebrar eso porque hubo afectados y muerte, pero vuelvo al punto original: el primero que me conmovió fue el santafesino que tenía vecinos, amigos y conocidos inundados, y los recibían en su propia casa. Fue tremendo en el dolor, pero conmovedor en la solidaridad.

 

Unidas por la solidaridad y convocadas por Carr, 410 ciudades del país cantaron juntas el 22 de diciembre. El himno que entonaron miles de voces fue “Inconsciente colectivo”, de Charly García.Foto: Gentileza Infobae


Convocatoria sin dolor

 


“Siempre llamamos a los comunicadores cuando hay una catástrofe, una inundación, cuando una persona con Alzheimer se pierde. Este año queríamos hacer algo para que el país se mueva y hable de la solidaridad, pero sin dolor”. Para eso se fijó una fecha: el 22 de diciembre, domingo previo a la Navidad, y se convocó a través de las redes a cantar “Inconciente colectivo”, de Charly García.


La actividad fue organizada con un par de meses de anticipación y el resultado fue una sorpresa: 410 ciudades cantaron a la misma hora el mismo tema. “La existencia de una comunidad enredada tecnológicamente hace que lo malo circule, pero mucho más que circule lo bueno. Y entre lo bueno que circula está la sensación de comunidad, de sociedad y de solidaridad”.


—¿Qué te pasa por la cabeza y el cuerpo cuando ocurre algo como CantArgentina?


—Lo de CantArgentina fue emocionante por muchas razones. Lo que pasó lo cuento con orgullo celeste y blanco: Argentina es el primer país del mundo —hasta donde se sabe— que cantó en 410 ciudades, a la misma hora, un poema de su poeta principal contemporáneo, Charly García. Esto me llena de orgullo y nos sirve para seguir adelante. Ese día logramos un acuerdo que fue decir un poema y cantar una canción, y eso es fantástico.


Imaginábamos 15 ciudades, 20, 30, pero fueron 410. Fue, también, el cimiento para el proyecto que se viene para 2020 que es poner en marcha Argentina en Red. Ahora no hace falta que en barrio Guadalupe de la ciudad de Santa Fe se funde una sede de la Red Solidaria; si hay una persona con un celular, con ganas, comprometida con su comunidad en todas las temáticas, nos interesa. Porque la tecnología permite que se comparta en pocos minutos y en cientos de ciudades la imagen de una persona que se perdió. Ahora no hace falta que alguien inaugure una sede de Red Solidaria: en este esquema de mundo actual y conectado, con que alguien esté, alcanza.


El “Flaco” y Sofía


En el perfil de WhatsApp de Juan Carr no está su foto sino la de Luis Alberto Spinetta sosteniendo una foto de Sofía Herrera, la niña que hace 11 años desapareció de un camping en el sur argentino, mientras pasaba el día con sus padres. “Tengo 10 años menos que la generación de Spinetta y de Charly, y tuve una adolescencia y una niñez buena. Pero entre la iglesia católica, los padres pasionistas, los scouts y el rock nacional me alentaron a cambiar el mundo. Soy hijo de esa música y de grande lo conocí al ‘Flaco’, tuvimos 4 ó 5 charlas muy largas”, explica.


Pero además, confiesa que tiene otra obsesión y es Sofía Herrera, es decir, encontrar a la niña de quien no se tiene rastro desde 2008: “Conozco a su mamá, con quien hablamos a menudo. Un día hicimos una volanteada, Spinetta nos acompañó y se sacó esa foto con la imagen de Sofía. A mi Spinetta me alentó a seguir cambiando el mundo con sus canciones y su poesía, y en esa foto, Sofía está en sus brazos”.


La búsqueda de personas desaparecidas es uno de los motores del trabajo de Red Solidaria: actualmente permanecen en esa condición 67 chicos y chicas, y 430 adultos.


Canta II


La segunda edición de CantArgentina ya tiene fecha y un plan: se van a convocar a colegios, escuelas y universidades para que jóvenes de todo el país elijan qué canción se va a cantar, en simultáneo, el domingo antes de la próxima Navidad.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa

Autor:

Nancy Balza


Temas:


La policía busca a un paciente que escapó del hospital Cullen - Tras el hecho agentes policiales realizaron un importante operativo que incluyó el chequeo de colectivos, taxis y remises -
Sucesos
"Aquí la desesperación es muy grande, sólo queremos volver a nuestras casas"  - Desde que se cerraron las estaciones aeroportuarias en Ecuador, la situación de los pasajeros varados se tornó desesperante. -
Área Metropolitana
Los intendentes podrán controlar precios y aplicar sanciones a comercios -  -
#Temas de HOY: Inseguridad en Santa Fe  Clima en Santa Fe  El Litoral Podcasts  Alberto Fernández  Colón  Unión  Coronavirus  Tiempo de Delivery  

Recomendadas

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?