https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Miércoles 08.01.2020
12:09

Sólo por las facturas de Cammesa

Contrapunto por las deudas de la EPE

Desde la empresa insisten en que se deben pagar 4.600 millones a la mayorista Cammesa. Geese afirmó que se dejó dinero para las facturas pendientes, y luego se sumaron otras que corresponden a la actual gestión. Los cálculos del rojo no especifican el impacto de los gastos corrientes y los elevados sueldos de la empresa.

 Crédito: Archivo El Litoral
Crédito: Archivo El Litoral

Crédito: Archivo El Litoral



Sólo por las facturas de Cammesa Contrapunto por las deudas de la EPE Desde la empresa insisten en que se deben pagar 4.600 millones a la mayorista Cammesa. Geese afirmó que se dejó dinero para las facturas pendientes, y luego se sumaron otras que corresponden a la actual gestión. Los cálculos del rojo no especifican el impacto de los gastos corrientes y los elevados sueldos de la empresa. Desde la empresa insisten en que se deben pagar 4.600 millones a la mayorista Cammesa. Geese afirmó que se dejó dinero para las facturas pendientes, y luego se sumaron otras que corresponden a la actual gestión. Los cálculos del rojo no especifican el impacto de los gastos corrientes y los elevados sueldos de la empresa.

La Empresa Provincial de la Energía debía, al 12 de diciembre, una suma superior a los 4.628 millones de pesos a la mayorista Cammesa. El viernes 27 de diciembre realizó un pago de 2 mil millones (correspondientes a energía provincia en los meses de junio y agosto de 2019) y este miércoles 8 de enero vencía la factura correspondiente a los consumos de noviembre, por un monto de 2.226 millones.


Los datos surgen de la propia EPE, tomando como base un informe de Cammesa. Allí agrega además que la distribuidora eléctrica santafesina tiene pendientes de pago otros 570 millones a la Caja de Jubilaciones de la Provincia y a otros proveedores.


El informe puntualiza los montos de las facturas del mayorista, aunque no especifica el impacto sobre el estado financiero de la empresa -actualmente sometida a intervención- de los gastos corrientes, particularmente los elevados sueldos que paga, muy por encima de la mayor parte del resto de la administración pública.


El comunicado de la EPE retoma la línea argumentativa expuesta por la ministra de Infraestructura, Silvina Frana, en orden a justificar el pedido de emergencia que el gobernador Omar Perotti no logró que sea aprobado por la Legislatura santafesina.


Además de una deuda superior a los 3 mil millones del Ministerio y un déficit de 1323 millones de Assa, Frana consignó una deuda de la Epe de 5 mil millones de pesos con Cammesa, por facturas vencidas.


En contexto


En el marco de las respuestas producidas por ex funcionarios de la anterior gestión provincial -que a su vez apuntan a desmontar el andamiaje argumentativo con el que se justifica el pedido de emergencia-, la ex secretaria de Estado de Energía, y actual asesora del bloque del Frente Progresista en Diputados, Verónica Geese, hizo su propia lectura sobre los datos difundidos por el gobierno. 


“Creo que lo que primero hay que hacer es poner en contexto los números”, dijo Geese, ante la pregunta de El Litoral. “La EPE factura al año alrededor de 50 mil millones de pesos. Con lo cual si debiera 5 mil millones no sería un número exorbitante”, sostuvo.


Pero, a la vez, remarcó que “nosotros no dejamos a la empresa con una deuda de 5 mil millones. Si el actual gobierno no ha pagado la última factura, es una cuestión que tienen que asumir ellos. Nosotros teníamos financiada por Cammesa, con cheques a vencer después del 10 de diciembre, una factura del año de unos 2 mil millones, y esos valores estaban cubiertos con dinero que quedó en las cuentas corrientes de la empresa, y es una información que nos solicitó la Auditoría General de la Nación, que supongo que en su momento la podrá verificar”.


Geese puso la información también en el contexto nacional. “En el momento en que el país soportó una devaluación brutal, nosotros absorbimos dos aumentos de la energía mayorista que hubo en el año, en mayo y en agosto. Y también hay que tomar en cuenta que no trasladamos a la gente la tasa de interés que Cammesa nos estaba cobrando, con lo cual pudimos acompañar a empresas que estaban en una situación muy compleja, y que hoy lo siguen estando. De modo que creo que la situación en la que nosotros dejamos a la empresa, para el momento que está viviendo la Argentina, es completamente razonable. Los números son absolutamente razonables”.


“La EPE es una empresa, tiene que seguir pagando las facturas. No puede hacer un corte”, añadió luego, con referencia a los montos que se siguieron sumando. Por otra parte, consignó que la deuda de 600 millones de pesos en concepto de interés, es un acumulado de 2018 y 2019, y responde a financiaciones de Cammesa, “que estaba cobrando las tasas de mercado de alrededor de un 80 %. Una tasa que nosotros no podíamos negociar, porque la establece el gobierno nacional. Pero, de nuevo, 600 millones de pesos en un presupuesto de 50 mil millones tampoco indica una relación de crisis o de emergencia”.


En orden al razonamiento expuesto por el gobierno, la ex funcionaria consideró que “sumaron los números de la EPE como si fueran una deuda para abonar la idea de que es necesaria la emergencia. Pero eso en la EPE no es real. Se puede refinanciar perfectamente esa deuda, que es completamente razonable”.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa


Temas:



#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  La Educación Primero  Clima en Santa Fe  Diego Maradona