https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Martes 14.01.2020 - Última actualización - 16:11
16:10

Liga Nacional

La mejor asistencia de Zurbriggen

El base santafesino de Obras Basket, se recibió de profesor de Educación Física y brindó detalles de cómo llevó a cabo sus estudios a la par de los compromisos deportivos.

 Crédito: Gentileza LNB
Crédito: Gentileza LNB

Crédito: Gentileza LNB



Liga Nacional La mejor asistencia de Zurbriggen El base santafesino de Obras Basket, se recibió de profesor de Educación Física y brindó detalles de cómo llevó a cabo sus estudios a la par de los compromisos deportivos. El base santafesino de Obras Basket, se recibió de profesor de Educación Física y brindó detalles de cómo llevó a cabo sus estudios a la par de los compromisos deportivos.

Fernando Zurbriggen arribó a Obras Sanitarias a los 16 años y terminó la secundaria en el Instituto Obras. Luego de su graduación, y ya con minutos en la Liga Nacional de Básquetbol, comenzó la carrera de Educación Física en la misma institución.


Finalizó los estudios a los 22 años y además terminó con un promedio de 9.15: el más alto del curso y del terciario en total: “Ambas carreras fueron creciendo con el correr del tiempo. Al principio de la académica, me encontré con la duda de que si realmente iba a poder. Estaba en el aire este tabú de que los jugadores profesionales no podían estudiar y esos prejuicios que uno tiene a la hora de arrancar cualquier cosa”, dijo el base.


A pesar de haber finalizado la carrera, Zurbriggen admitió que al inicio costó acomodar las dos actividades: “Con el correr del tiempo, me fui cruzando con la gente apropiada que me dio su apoyo, y sobre todo tuvo la empatía de entender mi situación que no era fácil, por el tema de viajes y horarios de entrenamiento. Pero ellos me dieron la posibilidad de equipararme a través de exámenes, presentaciones y trabajos extras, para recuperar mi condición de alumno regular como el resto de mis compañeros”, manifestó.


“No hay mucho secreto. Hay que sentarse a estudiar y presentarse a los exámenes como cualquier otro. Yo aproveché los viajes largos de la Liga para leer los apuntes. También, salía corriendo muchas veces de los entrenamientos, con el fin de estar presente en lo que podía y tratar de recuperar o adelantar algo que yo pensaba que me podía atrasar. A su vez, desarrollé mucho más la paciencia y el equilibrio, en cuanto a estar organizado. Tener en cuenta fechas, horarios y los momentos deportivos y académicos”, contó el ex jugador de Banco Provincial..


“Sobre el final de la carrera, tuve que dar 20 exámenes en un mes. Llevaba un estrés importante, y a eso se le sumó una seguidilla de tres juegos en una semana. Eso me ayudó a controlar las emociones y un equilibrio que me permitió rendir en ambas tareas”, agregó.


Hubo dudas


Más adelante dijo el base de Obras que “pienso que lo importante es tener la disciplina y convencimiento de que uno realmente lo puedo hacer. En esto seré muy sincero: hubo momentos de la carrera en los que puse en duda, no solo mi capacidad académica, sino también hasta mi interés de estar estudiando. A veces pensaba y me preguntaba: ¿Por qué expongo a una exigencia física y tengo que salir corriendo todos los días a cursar de 18 a 23 horas? Pero este logro se lo agradezco a las personas que estuvieron día a día conmigo. El curso con el que transcurrí estos años fue de lo mejor y les debo un montón a todos ellos”, expresó.


“Encontré mi lado docente. Uno se va conociendo, didácticamente hablando. Y terminé descubriendo un perfil mucho menos rígido de lo que yo pensaba. Soy una persona que viene del alto rendimiento, con disciplina, conductas y técnicas. Finalmente, vi a un Fernando profesor más permisivo, explorador y con autoconocimiento y me sentí cómodo”, aclaró uno de los referentes del equipo aurinegro.


“El cambio fue muy radical, que elegí realizar mi residencia en el Jardín. Me parece que es un grupo de nenes que tiene todo por conocer y descubrir. Y no así con uno del primario o secundario que vienen ya con estímulos previos que condicionan el comportamiento del alumno “, añadió.


Jugador con suerte


“Me siento oportuno y con suerte que el básquetbol, y en particular Obras, fueron las herramientas que me dieron la posibilidad de estudiar. Fue fundamental la oportunidad de desarrollar ambas carreras en la misma institución. Seguramente me seguiré profesionalizando y capacitando en el futuro”, aseguró Zurbriggen.


“Recién tengo 22 años y no cierro la puerta, todo lo contrario. Me siento en pleno auge y considero que el jugador profesional tiene que estar desarrollado en todos los aspectos posibles. Pienso que ya no alcanza solo con jugar bien, creo que la vara es cada vez más alta “, señaló.


Por último, respondió con determinación a la pregunta de seguir estudiando.: “Quiero empezar una licenciatura en Alto Rendimiento y Gestión Deportiva”, resaltó.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa


Temas:


"No hay transmisión local en la ciudad de Santa Fe", aseguran desde Salud - Ante el aumento de casos, las autoridades piden extremar los cuidados para evitar contagios -
Salud
Por no contar con el hisopado negativo ya fueron "rebotados" 257 vehículos de Paraná - Los controles para ingresar al territorio provincial son rigurosos. -
Área Metropolitana
Con la Setúbal otra vez casi "seca", se espera el agua de la represa Itaipú - ¿Laguna? Setúbal. Es casi un río, con el Paraná por debajo del metro de altura. -
Realizaron nuevas perforaciones en el lecho de la Laguna Setúbal -  -
#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  Coronavirus  La Educación Primero  Empresas Productivas  Quema de pastizales  

Recomendadas