https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Miércoles 15.01.2020 - Última actualización - 9:14
9:12

En el Festival Folclórico de Guadalupe

Araceli Tano arranca con todo el 2020

La cita es el sábado a partir de las 21 en la plaza del Folclore, a la vera de la Iglesia de Guadalupe. La entrada será libre y gratuita, pero se pedirá la colaboración de pañales descartables para el Hospital de Niños y la Sala de Neonatología del Hospital Iturraspe, y alimentos no perecederos para Caritas.

Entrerriana pero santafesina por elección, desde que inició su carrera como cantante rinde homenaje a los cantos de nuestra región litoraleña. Crédito: Gentileza producciónEntrerriana pero santafesina por elección, desde que inició su carrera como cantante rinde homenaje a los cantos de nuestra región litoraleña.
Crédito: Gentileza producción

Entrerriana pero santafesina por elección, desde que inició su carrera como cantante rinde homenaje a los cantos de nuestra región litoraleña. Crédito: Gentileza producción



En el Festival Folclórico de Guadalupe Araceli Tano arranca con todo el 2020 La cita es el sábado a partir de las 21 en la plaza del Folclore, a la vera de la Iglesia de Guadalupe. La entrada será libre y gratuita, pero se pedirá la colaboración de pañales descartables para el Hospital de Niños y la Sala de Neonatología del Hospital Iturraspe, y alimentos no perecederos para Caritas. La cita es el sábado a partir de las 21 en la plaza del Folclore, a la vera de la Iglesia de Guadalupe. La entrada será libre y gratuita, pero se pedirá la colaboración de pañales descartables para el Hospital de Niños y la Sala de Neonatología del Hospital Iturraspe, y alimentos no perecederos para Caritas.

 

Lisandro Plank

 

Hace más de diez años, Araceli Tano decidió radicarse en Santa Fe por culpa y gracias al amor. Desde su llegada, dejó en claro que lo que para algunos divide, para ella une. Y es que en su repertorio de canciones se puede percibir la música y la idiosincrasia de las dos veras del Río Paraná y de toda la región litoraleña. Con la riqueza de ritmos entrerrianos, como la chamarrita, el rasguido doble y el tanguito montielero, y la influencia de compositores de Santa Fe como Horacio Guarany y Ariel Ramírez, la carrera musical de Araceli supo consolidarse para rescatar y hacer valer el sonido de nuestra región.

 

En la previa de lo que será su segunda, pero casi primera presentación en el prestigioso Festival Folclórico de Guadalupe, la cantautora dialogó con El Litoral para desandar algunos tramos de su carrera musical y para palpitar cómo será el recital debut de este 2020.

 

—2019 fue un año de mucha actividad, haciendo un balance ¿cuáles fueron los mejores momentos de tu 2019?

 

—A principios de año viajamos con la agrupación “Entrerrianas” integrada por cuatro mujeres músicas muy grosas. Cada una en su instrumento, con Celia Tafarell, Silvia Teijeira y Miriam Gutiérrez, viajamos a la Universidad de San Luis a dictar un taller sobre la chamarrita, luego de eso ofrecimos un recital a la noche. Para mí fue una experiencia muy enriquecedora y un paso muy importante, porque salir de mi región no sólo a mostrar, sino que también a transmitir a otros músicos sobre nuestros ritmos, su historia, el acervo cultural de esta región es un logro no fácil de alcanzar. Estas oportunidades que aparecen afirman y refuerzan el camino que he elegido. Un camino donde prima el canto, pero también, todo el contexto que rodea a la canción. El lugar donde nace, su historia, el retrato del habitante de ese lugar, sus alegrías, sus tristezas, su identidad, su cultura. Perdo Patzer, un escritor al cual admiro, dice en su libro “El Tahiel”: “La Argentina no dejará de engendrar crisis, hasta que no resuelva la crisis madre de todas las crisis. La crisis de identidad. La mayoría de los argentinos y argentinas desconoce a los diversos países que conforman la Argentina”. De eso se trata el Folclore.

 

—En ese sentido, también integraste “Mujeres del Litoral”, ¿cómo fue esa experiencia?

 

—Lo que viví con “Mujeres del Litoral” fue algo muy hermoso. Esa otra agrupación de mujeres estuvo integrada por otras cantoras Entre Ríos: Diana Zapata, Luz Erazun y Noelia Telagorri, que fuimos convocadas dos veces a Buenos Aires a la TV Pública al programa “Argentina baila”. Fue muy lindo conocer y experimentar como se hace un programa allí, y también sentir la emoción y adrenalina de saber que estás llegando a puntos remotos del país fue realmente maravilloso.

 

—Arrancás el 2020 con una nueva participación en el Festival de Guadalupe, ¿cómo es el show que estas preparando para eso?

 

—Es hermoso y emocionante para mí estar en el Gran Festival de Guadalupe. Quiero mostrar al público lo que soy y de dónde vengo, por eso elegí un repertorio muy autóctono y representativo de mi Entre Ríos y mi Santa Fe, pero también estarán presentes sonidos de Corrientes y Misiones. Por eso haré unos buenos y lindos chamamés para bailar; porque la gente de Guadalupe siempre participa mucho bailando, cantando, escuchando o hasta gritando algún que otro sapucai (risas). La frutillita del postre es que voy a estar en el escenario acompañada por dos tremendos músicos, que son Osvaldo Lucero en guitarra y Néstor Acuña en acordeón y piano, un lujazo que me doy para poder vivir una noche especial.

 

—¿Qué te genera participar de festivales en general y del de Guadalupe en particular?

 

—Los festivales encierran el alma de un pueblo. Del mismo modo que lo han logrado nuestros grandes cantores populares como Horacio Guarany, Orlando Vera Cruz, Jorge Méndez, Mario Millán Medina, Ramón Ayala, entre tantos otros, participar en festivales es poder estar integrados en el pueblo. Y para demostrar la recepción y lo que genera en la gente, no hay mejor ejemplo que lo que pasó en esta edición, donde se había decidido por falta de fondos suspender el festival y la misma gente, los periodistas y los artistas fueron los que se autoconvocaron para pedir que se haga. Desde llamados a la iglesia para acercar igualmente alimentos no perecederos, pañales y donaciones, hasta artistas que se ofrecían para participar gratuitamente, por lo que escuché ya había 50 números anotados para participar; yo veo ahí el alma hermosa de un pueblo argentino y santafesino que logró que el festival se haga a como dé lugar. Yo amo las fiestas patronales y los festivales folclóricos, los sillones, la gente bailando, los puestos de copos de azúcar y el olor a choripán. Son pequeñas cosas que nos representan y que disfrutamos como pueblo.

 

—¿Podríamos decir que este será una especie de debut en el festival?

 

—La primera vez que estuve en Guadalupe fue hace seis años gracias a Oscar Roa, que aquella vez como ésta confió en mi propuesta. Tengo grabada en mi mente y en una foto a toda la plaza bailando y gritando un sapucai con “Estancia San Blas”. Sin embargo, para mí es como si fuera la primera vez. Seguramente sea porque me toma más madura en la voz, más decidida en el repertorio que elijo y porque esta carrera, como da muchas satisfacciones también da muchos sinsabores, como la vida misma. Uno también tropieza porque comete muchos errores. Entonces, como dice ese soneto de Francisco Luis Bernández, “si para recobrar lo recobrado debí perder primero lo perdido...” pareciera que uno aprende a saborear y disfrutar y valorar mejor las oportunidades luego de haber perdido otras. Así que para mí esta va a ser como una primera vez. ¡Ahora espero ansiosa el momento de estar arriba de ese hermoso escenario!.

 

—¿Cuáles son los proyectos para este año?

 

—Actualmente estoy grabando el video de “Peoncito de estancia”, un bello chamamé de Linares Cardozo, donde cuenta la historia de un niño que sale a jugar al trabajo, todos los días, un peoncito de campo, yo cada vez que canto esa canción me acuerdo de Naomi, una niña que viene a mi casa casi todos los días, anda por el barrio, pidiendo ayuda de casa en casa, la historia de esa nena está en mi imaginación, pero es la misma realidad del peoncito que sale a jugar al trabajo. Entonces le pedí a Sergio Cangiano, quien fue profesor y director de teatro mío, que me ayude a plasmar esa asociación en un video, que después Diego Chiaffredo filmó y editó muy bien, así que eso va a salir prontito. Luego seguiré con las agrupaciones de mujeres entrerrianas y del litoral, que me dan tantas satisfacciones. Y también seguir cantando y peregrinando, mostrando mis discos de solista, por un lado, y mi disco compartido con Olga Migno, hija del gran poeta Julio Migno, con quien realizamos en coproducción con Silvia Teijeira, un interesantísimo y ambicioso proyecto que fue concretado por el Ente Cultural Santafesino, bajo la dirección de Claudia Giaccone. La idea se concretó en un disco completo de poesía recitada, cantada e instrumentada por mujeres, donde la poesía, se centra en el amor hacia la mujer. Una recopilación de poemas, que pasa por todos los libros escritos por Migno.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa


Temas:


Ciudad: habría un principio de acuerdo para que abran los bares y restaurantes - De momento, los locales gastronómicos sólo trabajan mediante la modalidad delivery y take away. -
Área Metropolitana
Anuncian cómo siguen las restricciones en la provincia de Santa Fe -  -
#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  La Educación Primero  Empresas Productivas  Clima en Santa Fe  

Recomendadas