https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Sábado 18.01.2020 - Última actualización - 18:00
17:50

Una bebé de un año

Confirman un caso de leishmaniasis en Corrientes

La bebé se encuentra internada en el Hospital Pediátrico y evoluciona de forma favorable al tratamiento. Paralelamente se realizó un control focal en la vivienda y zona aledaña.

 Crédito: Captura de pantalla
Crédito: Captura de pantalla

Crédito: Captura de pantalla



Una bebé de un año Confirman un caso de leishmaniasis en Corrientes La bebé se encuentra internada en el Hospital Pediátrico y evoluciona de forma favorable al tratamiento. Paralelamente se realizó un control focal en la vivienda y zona aledaña. La bebé se encuentra internada en el Hospital Pediátrico y evoluciona de forma favorable al tratamiento. Paralelamente se realizó un control focal en la vivienda y zona aledaña.

Un caso de leishmaniasis visceral se confirmó en la ciudad, más concretamente en una beba de un año que se encuentra internada en el Hospital Pediátrico “Juan Pablo II”. Si bien inicialmente su cuadro clínico no era favorable, desde que se identificó la enfermedad la paciente tuvo una buena respuesta al tratamiento.

 

La leishmaniasis visceral es una enfermedad grave (potencialmente fatal), que se transmite a través de la picadura de flebótomos del género lutzomyia, que deben estar previamente infectados con el parásito. Además afecta tanto a personas como a perros, quienes constituyen el reservorio de la enfermedad.
Consultada respecto al caso local, la jefa del programa de Leishmaniasis, Karina Ramos, explicó: “Fue notificado al Ministerio de Salud el 23 de diciembre, y desde ese momento intervino el programa para dar respuesta inmediata con medicación. La bebé se encontraba en terapia intensiva, respondió favorablemente al tratamiento y durante la primera semana de enero se logró pasarla a la sala. Hay que destacar el excelente desempeño de los médicos de la terapia intensiva, porque con la medicación correspondiente, a las 72 horas de detectar la enfermedad comenzó a darnos buena respuesta. Desde entonces se viene haciendo intercambios de consultas con referentes del Hospital Garrahan. Además, los padres estuvieron muy presentes”.

 

Paralelamente, señaló que se activó un control preventivo en el peridomicilio. “Desde el programa realizamos el control focal para el caso. Por un lado fuimos hasta la vivienda para realizar el monitoreo vectorial, pero nos encontramos con perros muy bien cuidados. A modo de prevención se colocaron trampas (con las que se captura al flebótomo) en punto críticos de la vivienda, el monitoreo duró tres días y lo pudimos realizar gracias a la colaboración del Instituto de Parasitología de Chaco”.

 

Cuidados

 

Si bien la situación dista mucho a la de un brote, los especialistas insisten en los cuidados preventivos dado que en los últimos años la leishmaniasis visceral re-emergió en la zona del nordeste. De hecho se trata del segundo caso confirmado durante el 2019 en Corrientes y días atrás se informó de un caso crítico de una mujer de Entre Ríos.

 

 

Debido a que la detección precoz es fundamental para evitar la gravedad, la referente del programa provincial de Leishmaniasis remarcó los signos de alerta ante los cuales debe consultarse inmediatamente al centro de salud más cercano. 

 

“Siempre pedimos que ante síntomas compatibles que son característicos: fiebre prolongada, adelgazamiento progresivo, alteraciones en el estado hematológico como disminución en las plaquetas y alteraciones como síndrome hemafagocítico. Frente a esos signos se solicita un diagnóstico compatible o relacionado a casos de leishmaniasis visceral. Es muy diferente a los diagnósticos que se hacen frente a la cutánea, porque la tegumentaria cursa con síntomas que inicia con válvula que luego se hace úlcera, es decir, que tiene una manifestación en la piel”, detalló Ramos.

 

Dicho esto, remarcó que tanto el flebótomo que transmite la enfermedad como así también los reservorios son los que diferencian la leishmaniasis cutánea de la visceral. “Los perros son los principales reservorios urbanos y constituyen la principal fuente de infección de los vectores. La incidencia en los perros es siempre superior a la de los hombres y usualmente la infección en perros precede a los brotes en humanos”, explica un informe del Ministerio de Salud de la Nación.

A modo de prevención señalan, en primer lugar, se debe erradicar el flebótomo de los hogares eliminando las hojas y malezas del domicilio como así también la acumulación de basura. A diferencia del Aedes aegypti (vector del dengue) el flebótomo se cría en la tierra húmeda. Además, el ciclo comienza cuando el flebótomo se alimenta de un animal infectado y luego pica a una persona.

 

 

Paciente

 

La beba que se encuentra en observación en el Hospital Pediátrico avanza favorablemente al tratamiento, pero desde el programa provincial no brindaron mayores detalles. Por lo pronto aconsejan a la población tomar los recaudos preventivos, en lo que respecta a la limpieza de los ambientes y el cuidado de las mascotas con collares repelentes. Es que la leishmaniasis visceral canina es muy común en la región, y debido a que los animales domésticos pueden ser el reservorio recomiendan extremar los cuidados.




Boca goleó a Colón -  -
Actualidad Sabalera

Boca goleó a Colón

Se descartó que la mujer internada en el hospital Iturraspe tenga coronavirus -  -
Salud
Santa Fe en cesación de pagos y con "superpoderes" por decreto - Omar Perotti, gobernador de la provincia. -
Economía
"Unanimidad" de los docentes en rechazo a la propuesta -  -
#Temas de HOY: Inseguridad en Santa Fe  El Litoral Podcasts  Colón  Unión  Clima en Santa Fe  Dólar Hoy  Crimen en Villa Gesell  Coronavirus  

Recomendadas

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?