https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Lunes 10.02.2020 - Última actualización - 16:23
16:08

Unión perdió jugando bien

Las derrotas duelen, pero ésta, no tanto

Al 15 de Abril llegó River, el puntero del campeonato, a quien el equipo de Madelón logró lastimar poniéndose en ventaja con el gol de Bou; pero la jerarquía del “millonario” hizo que el partido terminara 2-1 a su favor.

El grito de gol de Walter Bou, figura de Unión, que desató la euforia en el 15 de Abril cuando recién se iniciaba el segundo tiempo. Milo y Cabrera se suman al festejo. River logró empatarlo enseguida con el cabezazo de Nacho Fernández después de un centro estupendo de Suárez. <br /> <strong>Foto:</strong> Mauricio GarínEl grito de gol de Walter Bou, figura de Unión, que desató la euforia en el 15 de Abril cuando recién se iniciaba el segundo tiempo. Milo y Cabrera se suman al festejo. River logró empatarlo enseguida con el cabezazo de Nacho Fernández después de un centro estupendo de Suárez.

Foto: Mauricio Garín

El grito de gol de Walter Bou, figura de Unión, que desató la euforia en el 15 de Abril cuando recién se iniciaba el segundo tiempo. Milo y Cabrera se suman al festejo. River logró empatarlo enseguida con el cabezazo de Nacho Fernández después de un centro estupendo de Suárez.
Foto: Mauricio Garín



Unión perdió jugando bien Las derrotas duelen, pero ésta, no tanto Al 15 de Abril llegó River, el puntero del campeonato, a quien el equipo de Madelón logró lastimar poniéndose en ventaja con el gol de Bou; pero la jerarquía del “millonario” hizo que el partido terminara 2-1 a su favor. Al 15 de Abril llegó River, el puntero del campeonato, a quien el equipo de Madelón logró lastimar poniéndose en ventaja con el gol de Bou; pero la jerarquía del “millonario” hizo que el partido terminara 2-1 a su favor.

Se podría decir que fue una “derrota digna”; también que River se llevó demasiado; que Unión “vendió cara la derrota”; o que el empate hubiera sido el resultado que más se hubiese ajustado a lo que mostraron ambos equipos; y hablando de merecimientos, no sería arriesgado decir que Unión hizo lo necesario como para haberse quedado por lo menos con un punto.


Pero el fútbol es así y contra las “leyes” del fútbol no se puede. River le ganó 2 a 1 a Unión y volvió a liderar el certamen en soledad después de haberla compartido unas horas con Boca, que “le pisa los talones”. Eso es lo que “cuentan” las crónicas desde la medianoche de este domingo y es lo que “cuenta”.


De todas maneras, hay maneras y maneras de perder, y de acuerdo a lo sucedido anoche en el estadio de la avenida (con más gente en sus tribunas que el último jueves contra el Mineiro), aún con el lógico dolor que significa sufrir una caída, queda la sensación que River se llevó dos puntos más de los que finalmente sumó; y que Unión debió quedarse por lo menos con una unidad.


Pero el fútbol es así y contra las “leyes” del fútbol no se puede. Se sabe de la jerarquía de un plantel como el “Millonario”, que durante el último receso no incorporó a ningún jugador; y que vendió a Palacios al Bayern Leverkusen de Alemania (donde juega Lucas Alario) en 18 millones de dólares. Son los lujos que se pueden dar en un club como el de Núñez.


De todos modos, Unión hizo las cosas como mejor las sabe hacer. Repitió la receta empleada contra Atlético Mineiro la otra noche por la Copa Sudamericana y volvió a darle resultado. Le cedió la pelota y bastante superficie de terreno a un River que hasta casi los 20 minutos era dueño del partido. Pero no lastimaba al local, siendo Moyano un espectador más.


Pisando los 20 minutos fue cuando se vio la mejor jugada, y fue generada por Unión, a través de una sucesión de pases entre Gerometta, Cabrera, Bou y Bonifacio, que remató al arco pero Armani contuvo.


Luego River tuvo un par de posibilidades mediante los disparos de Quintero y De La Cruz, pero ambos se fueron por arriba del travesaño. Y a los 43, otra vez el elenco de Madelón pudo abrir el marcador, primero con el tiro de Bou que Armani atajó con esfuerzo, al rebote llegó Elías, que con el taco habilitó a Cabrera, quien remató al arco, pero el envío se fue por arriba del travesaño.


El segundo tiempo comenzó de la mejor manera para Unión, porque al minuto Bou conectó de “palomita” el tiro libre muy bien ejecutado por Milo desde la izquierda, y esta vez Armani no llegó. 1-0 a favor del Tate y a seguir festejando después de la goleada contra el Mineiro 72 horas antes.


Aunque la alegría duró poco, porque a los 9 minutos llegó el empate. Suárez recibió una excelente habilitación se parte de Quintero, y el cordobés (¿en offside?) desde la izquierda tiró el centro de zurda que encontró el frentazo goleador de “Nacho” Fernández.


Unión sintió el golpe, pero también estaba sintiendo el cansancio físico después del partido jugado 72 horas antes. Y a los 20 minutos, otra vez la zurda de Quintero envió el corner al primer palo, la pelota picó en el piso y después de superar a un par de futbolistas dio en la cara de Rojas y se metió abajo del travesaño, sorprendiendo a Moyano.


Un “ratito” después se pudo observar la mejor jugada colectiva del encuentro. La tocaron casi todos de mitad de cancha hacia adelante, hasta que la pelota le llegó a Troyansky, quien remató de zurda, la pelota rozó en un defensor y luego rebotó en el travesaño para irse al corner. De ahí en más, River se dedicó a “dormir” el partido y Unión a tratar de llegar a la igualdad, aunque con más ganas que ideas.


¿Fue una derrota digna?, sí; ¿River se llevó demasiado?, sí; ¿Unión vendió cara la derrota?, sí; ¿el empate hubiera sido el resultado justo?, sí; ¿Unión hizo lo necesario como para quedarse por lo menos con un punto?, sí.


Por todo eso se puede decir que a pesar de que todas las derrotas duelen, esta contra River, único puntero del torneo y principal candidato a quedarse con la Superliga, no debería doler tanto.


Unión 1 - River 2

Unión: Sebastián Moyano; Francisco Gerometta, Brian Blasi, Franco Calderón y Claudio Corvalán; Ezequiel Bonifacio, Jalil Elías, Javier Méndez y Federico Milo; Javier Cabrera y Walter Bou. D.T.: Leonardo Madelón. Suplentes: Marcos Peano, Jorge Zules Caicedo, Braian Álvarez y Sebastián Assis.
River: Franco Armani; Lucas Martínez Quarta; Robert Rojas y Javier Pinola; Gonzalo Montiel, Renzo Pérez, Ignacio Fernández, Nicolás De La Cruz y Milton Casco; Rafael Borré y Matías Suárez. D.T.: Marcelo Gallardo. Suplentes: Enrique Bologna, Bruno Zuculini, Leonardo Ponzio y Lucas Pratto.
Goles: en el segundo tiempo, al minuto, Bou (U); a los 9 min., Fernández (R); a los 20 min., Rojas (R).
Cambios: en el primer tiempo, a los 28 min., Juan Fernando Quintero por Martínez Quarta. En el segundo tiempo, al comenzar, Cristian Ferreira por De La Cruz (R); a los 20 min., Franco Troyansky por Gerometta (U); a los 25 min., Gabriel Carabajal por Cabrera (U); a los 29 min., Ignacio Scocco por Borré (R); a los 33 min., Nicolás Mazzola por Bou (U).
Amonestados: Blasi (U); Martínez Quarta, Borré y Quintero (R).
Árbitro: Facundo Tello.
Cancha: Unión.

 
Bajo la lupa

Moyano (5): nada de responsabilidad en los dos goles de River. Comenzó con un par de distracciones con la pelota, pero salvó el tercero ante Casco.
Gerometta (6): buen debut del pibe marcando el lateral derecho. Se “bancó” a De La Cruz y las proyecciones de Casco. Fue reemplazado por Troyansky.
Blasi (6): volvió a su puesto “original” y lo hizo bien. Quizás tenido algo de responsabilidad en el segundo gol de River, pero fue una jugada muy rápida.
Calderón (6): otro partido más para el pibe, esta vez sin Bottinelli al lado, pero igualmente jugando con solvencia, tanto de arriba como de abajo.
Corvalán (6): la entrega de siempre al jugarse la vida en cada pelota. Como Gerometta del otro lado, el “Mugre” aguantó las subidas de Montiel.
Bonifacio (6): buen partido del ex Gimnasia. Fue uno de los que más corrió, apareciendo muchas veces dentro del área sorprendiendo a la defensa visitante.
Elías (6): otro de los jugadores de Unión que está pasando por un buen momento. Bien en la marca y ahora le agregó más participación para iniciar jugadas.
Méndez (5): mucho sacrificio para tratar de contener a “Nacho” Fernández o a “Juanfer” Quintero cuando entró. Le está faltando ser más criterioso con la pelota.
Milo (6): terminó “fundido” dado que muchas veces tuvo que cumplir una doble función, como mediocampista y como marcador de punta. Excelente tiro libre para la “palomita” de Bou.
Cabrera (5): no fue tan gravitante como el jueves contra Mineiro. Trató de asociarse con los volantes para terminar de hacerlo con Bou, a veces lo logró, muchas no.
Bou (7): la figura de Unión, no sólo por el gol, sino también por su inteligencian para arreglárselas muchas veces sólo contra la defensa “millonaria”.
Troyansky (5): ingresó por Gerometta después del segundo gol de River. Tuvo participación en un par de buenas jugadas, y hasta pudo marcar el empate, pero su remate dio en el travesaño. 
Carabajal (5): entró por Cabrera para jugar por derecha, pero no pudo generar alguna jugada como para llegar al empate.
Mazzola (-): reemplazó a Bou, que se fue con una molestia en aductor izquierdo. Jugó pocos minutos.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa

Autor:


Temas:


Predominan las mociones de paro tras la propuesta a los docentes -  -
Educación
Alberto Fernández: "Estoy aquí para solucionar los problemas que el crimen organizado ha creado en Santa Fe" -  -
La vuelta de Corti a Seguridad  -  -
#Temas de HOY: Inseguridad en Santa Fe  El Litoral Podcasts  Colón  Unión  Clima en Santa Fe  Dólar Hoy  Crimen en Villa Gesell  Coronavirus  

Recomendadas

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?