https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Lunes 17.02.2020 - Última actualización - 16:15
16:11

Fue campeón y MVP con el Madrid

Campazzo, el Rey de la Copa en España

El base cordobés se consagró una vez más como líder del equipo español y fue elegido como el Jugador Más Valioso del torneo. Sumó 13 puntos, 4 rebotes y 13 asistencias.

¿Qué tendrá el “petiso”...? Facundo Campazzo, acompañado por el actor Javier Gutiérrez tras recibir el trofeo MVP en la final de la Copa del Rey. Desde que llegó a la llamada “Casa Blanca” del Real Madrid, el córdobés ganó tres Ligas de España, tres Supercopas de España, dos Copas del Rey y dos Euroligas.   Crédito: DPA¿Qué tendrá el “petiso”...? Facundo Campazzo, acompañado por el actor Javier Gutiérrez tras recibir el trofeo MVP en la final de la Copa del Rey. Desde que llegó a la llamada “Casa Blanca” del Real Madrid, el córdobés ganó tres Ligas de España, tres Supercopas de España, dos Copas del Rey y dos Euroligas.
Crédito: DPA

¿Qué tendrá el “petiso”...? Facundo Campazzo, acompañado por el actor Javier Gutiérrez tras recibir el trofeo MVP en la final de la Copa del Rey. Desde que llegó a la llamada “Casa Blanca” del Real Madrid, el córdobés ganó tres Ligas de España, tres Supercopas de España, dos Copas del Rey y dos Euroligas. Crédito: DPA



Fue campeón y MVP con el Madrid Campazzo, el Rey de la Copa en España El base cordobés se consagró una vez más como líder del equipo español y fue elegido como el Jugador Más Valioso del torneo. Sumó 13 puntos, 4 rebotes y 13 asistencias.

Facundo Campazzo lo hizo una vez más. El poderoso chiquitín del básquetbol argentino fue elegido como el Jugador Más Valioso de la Copa del Rey, donde se consagró este domingo con Real Madrid, al demoler a Málaga por 95-68.

 

El base cordobés sumó 13 puntos, 4 rebotes y 13 asistencias, por lo que en el torneo promedió 13,6 tantos, 10,3 asistencias, 5 rebotes y 4 robos. En su carrera hacia el título, el equipo madrileño les había ganado 93-83 a Bilbao y 91-68 a Valencia.

 

“No juego para intentar ser el MVP, sino que intento estar concentrado en hacer lo que Pablo (Laso, su entrenador) me pide. Cuando el equipo anda bien, la individualidad se hace más grande”, comentó Campazzo tras la consagración,

 

“Este premio de mejor jugador podría haber sido para cualquiera”, remarcó Campazzo, para quien el cuerpo técnico maneja las rotaciones a la perfección. “Nos dio descanso a los jugadores que estuvimos en el Mundial, porque acá somos 16 y cualquiera puede jugar”, sostuvo.

 

Campazzo es el segundo argentino en convertirse en el Jugador Más Valioso de la Copa del Rey, ya que otro base cordobés y de la Selección, Pablo Prigioni, lo había logrado en 2006 con el Baskonia, denominado Tau Cerámica en esa época.

 

“Nos merecíamos esta Copa del Rey por cómo jugamos, por la concentración... No dejamos nada al margen nada. Lo hemos dado todo para ganar. Antes del torneo, no teníamos las mejores sensaciones, pero hemos ido ganado confianza poco a poco. Sabemos de lo que somos capaces, pero teníamos una intriga. Este equipo cumple”, sostuvo Campazzo.

 

El argentino fue campeón y Jugador Más Valioso de los últimos tres torneos que disputó Real Madrid: la Liga ACB, la Supercopa y esta Copa del Rey. Y encima viene de igualar el récord de asistencias en un partido de la Euroliga.

 

Luego de una actuación sobresaliente en el Mundial de China, donde insólitamente no fue elegido en el quinteto ideal luego de liderar a la Argentina al histórico subcampeonato, Campazzo recuperó energías, fue padre y sigue demostrando que su talento no para de crecer. 

 

Sobre la victoria abrumadora en la final de la Copa del Rey, comentó: “Fuimos de menor a mayor desde la defensa, no dejando que ellos volvieran. Y a la hora de atacar somos un equipo peligroso, porque cualquier jugador puede anotar”.

 

Más allá del buen partido de Campazzo, en la final también jugaron otros dos subcampeones mundiales: Gabriel Deck (6 puntos, 3 rebotes y 2 asistencias) y Nicolás Laprovittola (3 tantos y una asistencia).

 

“Deseábamos conseguir este torneo y cada jugador aportó su granito de arena para ganar esta Copa del Rey”, argumentó a la hora de no dejar la margen el constante hambre de gloria de quienes quieren seguir ganando.

 

Desde que llegó a Real Madrid en 2014, tras el Mundial de España, y con un período intermedio en el Murcia, donde enseguida lo abrazaron como ídolo, Facundo Campazzo conquistó tres Ligas de España, tres Supercopas de España, dos Copas del Rey y dos Euroligas.

 

De paso, como si todo ello fuera poco, ahora se vienen los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, por lo que Facu Campazzo espera este otro desafío en su mejor momento. Sin dudas.


“Comer sano y acostarse temprano”

 

“El sacrificio está fuera de la cancha y es lo que la gente no ve: la buena alimentación o dormirte a las 23, mientras tus amigos se comen un asado, porque descansarás mejor hasta las 7 u 8”, cuenta Campazzo, quien hasta no hace mucho no se consideraba a sí mismo tan estricto en esta faceta.

 

“Hace poco más de dos años y medio que estoy con mi mujer (se casó el año pasado con Consuelo, cordobesa como él) y cuando estás bien afuera, encontrás un equilibrio adentro”, filosofa atado a la realidad emocional.

 

“Con ella hice ese click de cuidarme, comer mejor y entrenarme más. Un día entré a la cocina y le dije: “Tiremos todo lo que hay acá, se acabó el jugo, la Coca Cola, lo que sea... Vamos a hacer las cosas bien”, explica sobre su cambio en los hábitos.

 

“Nos informamos, conseguimos nutricionista, entrenador y me empecé a sentir mejor, a dormir mejor, a estar más contento y a levantarme con más ganas de entrenarme. Y se fue haciendo una bola”, relata quien también confiesa y destaca que los hombres más importantes del básquetbol argentino ya se lo remarcaban hacía tiempo.

 

“Luis (Scola) me había hablado mucho. Manu (Ginóbili) también. Y eso siempre me martillaba en la cabeza. Pero todo quedaba en decirme: “Algún día lo voy a hacer, voy a empezar a cuidarme más”. Al final ese momento llegó y, casualidad o no, desde que tiré todo lo que tenía en la heladera, empecé a jugar mejor. Y no paré más”.

 

Para el éxito, aunque hay formas que acercan a conseguirlo y otras que alejan, todavía no existen las fórmulas infalibles. En el caso de Campazzo, la amalgama entre el deseo individual y el colectivo es una inyección vital para todo equipo.

 

“Yo trato de ser siempre competitivo. En la Selección con Nico (Laprovíttola) y en el Madrid con (Sergio) Llull. Quiero medirme, quiero ganar. En un equipo hay egos y necesitás motivarte dentro de tu cabeza. Pero también necesitás la motivación colectiva. Si sabés equilibrarlas bien, podés hacer una temporada muy buena, aunque no consigas nada. Estar motivado en un deporte a nivel colectivo influye mucho porque solo no podés: es imposible salir campeón solo y necesitás de 11 jugadores más, del cuerpo técnico y de todo el club”, explica.
 

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa


Temas:


Covid-19: subieron a 64 los positivos y hay 105 casos que están en estudio -  -
Salud
Por la suspensión global de clases, coordinan la continuidad educativa a nivel regional - El encuentro fue realizado por medio de videoconferencias simultáneas. -
Educación
Refuerzan la contención social y controlan los accesos a la ciudad -  -
#Temas de HOY: Inseguridad en Santa Fe  Clima en Santa Fe  El Litoral Podcasts  Alberto Fernández  Colón  Unión  Coronavirus  

Recomendadas

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?