https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Martes 25.02.2020 - Última actualización - 29.02.2020 - 16:44
10:26

Memorias de Santa Fe

Merceditas, un ícono santafesino que atravesó las fronteras de la música

Inaugurado en 2011 el “Solar de Merceditas” en Humboldt, histórica vivienda donde Sixto Ríos le propuso matrimonio a Mercedes Strilker, guarda los recuerdos más preciados de la musa inspiradora de una de canciones más representativas del folklore argentino.

 Crédito: El Litoral/Archivo
Crédito: El Litoral/Archivo

Crédito: El Litoral/Archivo



Memorias de Santa Fe Merceditas, un ícono santafesino que atravesó las fronteras de la música Inaugurado en 2011 el “Solar de Merceditas” en Humboldt, histórica vivienda donde Sixto Ríos le propuso matrimonio a Mercedes Strilker, guarda los recuerdos más preciados de la musa inspiradora de una de canciones más representativas del folklore argentino. Inaugurado en 2011 el “Solar de Merceditas” en Humboldt, histórica vivienda donde Sixto Ríos le propuso matrimonio a Mercedes Strilker, guarda los recuerdos más preciados de la musa inspiradora de una de canciones más representativas del folklore argentino.

Un rincón del distrito rural de Humboldt guarda la historia de una de las canciones más importantes del folklore y de la cultura musical argentina. Hoy convertido en una Casa Museo, la histórica vivienda de Mercedes Strickler, permite zambullirse en los recuerdos y los objetos más preciados de la musa inspiradora: “Merceditas”, un ícono santafesino que atravesó las fronteras de la música. 

 

En diálogo con El Litoral, el presidente comunal de Humboldt Duilio Rohrmann, manifestó que año a año turistas de todo el país y de países limítrofes llegan al “Solar de Merceditas” a conocer esta increíble historia. “Si bien en diciembre del año 2011 quedó formalmente inaugurado el Centro Recreativo y Cultural Solar de Merceditas, en la antigua vivienda, que hoy funciona como Casa Museo: se pueden observar fotos inéditas, objetos, muebles y ropa que pertenecieron a Mercedes Strickler. Se trata de una parte de la historia de Humboldt, de esta mujer que fue musa inspiradora de una de las canciones más representativas del folklore argentino y del músico Sixto Ríos”.

 

Rohrmann añadió que en este predio es donde Sixto Ríos y Merceditas pasaban largas jornadas, hace unos 80 años. “El patio y la casa es lo que más valor tiene hoy en el museo. Hace cuatro años en el marco del centenario del nacimiento de Mercedes Strickler se realizó un festival folklórico -que no pudo completarse debido a las condiciones climáticas- con importantes artistas. Los 100 años de Merceditas no debían pasar desapercibidos. Uno entiende que es en parte por ella que hoy se conoce a la localidad”. 

 

 

Un historia de amor...

 

Ramón Sixto Ríos llegó un día a Humboldt como guitarrista de una compañía teatral, que se presentaba por esos días en un baile en el Salón del Club Sarmiento. “Se conocieron aquí en una de sus giras por el interior del país. Desde ese momento quedó deslumbrado por una joven de vestido blanco a la que invitó a bailar. Allí arrancó una relación de profunda amistad que de pronto se transformó en amor puro, Ríos, por asuntos de trabajo tuvo que volver a Buenos Aires, pero con la promesa de continuar la relación por carta -algunas están en el museo-. Es en esta vivienda donde se tejió esta historia de amor”, aclaró Rohrmann. 

 

La historia cuenta que luego de seis meses Ríos regresó a Humboldt para proponerle casamiento a Mercedes. A pesar de que contaba con la aprobación de sus padres, no aceptó la propuesta. Tiempo después, cuando la joven estaba en su casa, escuchó casualmente por radio un chamamé muy agradable que le llamó la atención; en seguida advirtió que la letra tenía frases que Ramón le había dicho personalmente. Ríos a lo largo de ese tiempo le dedicó más temas a Mercedes, pero pasó el tiempo y se casó con otra mujer.

 

Tras su viudez el músico y guitarrista volvió a Humboldt un día de enero en su buick tourer, recién sacada de la concesionaria. Saludó a uno por uno en el Hotel “El Palenque”. A las tres de la tarde se subió nuevamente al auto y enfiló para la casa de Merceditas.

 

Foto: El Litoral/Archivo

 

80 años de un ícono

 

Una vez en el campo Ríos le presentó su nueva canción “La pastorcita de las flores” y le propuso nuevamente casamiento y vida en común en su departamento de Buenos Aires. Entre congoja y llanto de la dama, recibió un rotundo no como respuesta. No hubo promesas y súplicas que la conmovieran.

 

Muy deprimido por los resultados negativos de su visita, decidió trasladarse a la Capital al día siguiente. Sixto siguió su vida junto a su hermana en su departamento. No hubo un día que pudiera olvidar a Merceditas y sufrió intensamente con ese alejamiento, aunque eso mismo también sentía ella.

 

A pesar de ello la relación continuó a través de cartas que se enviaban con frecuencia y cuando él se entero de la mala situación económica por la que ella atravesaba, no dudó en prestarle su ayuda, cosa que nuevamente rechazó. A partir de allí comenzó a enviarle mes a mes los derechos de autor de la canción que inmortalizara y de la cual fue su musa inspiradora.

 

“Se mantuvieron en contacto hasta la muerte de Ríos un 25 de diciembre de 1995. Mercedes Strickler, continúo viviendo unos años más en el campo, hasta que se fue a vivir al pueblo de Humboldt unos cinco años antes de su fallecimiento: el 8 de julio del 2001, a los 84 años”, precisó Rohrmann. 

 

Foto: El Litoral/Archivo

 

Dos mujeres, emblemas de un pueblo

 

Además de Merceditas, Humboldt es reconocido en el país por otra mujer: Rosana Falasca, la princesa del tango. “Nacida en abril de 1953, se trató de una cantante que se desarrolló en el seno de una familia de artistas. Amante de la música moderna, se presentó como invitada en Canal 10 de la ciudad de Córdoba, en el año 1967 y a raíz de su gran actuación es contratada, para presentarse al año siguiente en el Festival de Río Ceballos. A lo pocos meses en marzo del año 1969 se instaló en Buenos Aires. Allí hizo una vertiginosa carrera musical tan importante que hoy sigue siendo recordada por muchísima gente”, destacó Rohrmann quien agregó que la referencia de Merceditas y Rosana Falasca “rápidamente ubican a la gente que se acerca y nos termina poniendo en conocimiento como zona en el país y en el mundo”.

 

Foto: El Litoral/Archivo

 

El Museo 

 

El centro recreativo y cultural Solar de Merceditas cuenta con dos habitaciones: una se habilitará como attelier para los artistas del país que quieran quedarse a componer. También cuenta con un baño nuevo y una cocina. Además de un área de bosques para acampar con asadores, mesas y bancos.

 

En su recorrido, se pueden observar fotos casi inéditas, objetos, muebles y ropa que pertenecieron a la musa inspiradora. También ocupa un lugar de privilegio, una bella pintura realizada por la renombrada referente de la cultura, María Pfeiffer, y parte del correo íntimo que mantenía con Ramón Sixto Ríos y que son testigo de la mítica historia de amor.

 

Foto: El Litoral/Archivo

 

Ramón Sixto Ríos

 

Nació el 6 de agosto de 1913 en la localidad de Federación Entre Ríos, y se estableció en la ciudad de Buenos Aires en la década de 1930. Músico y guitarrista folklórico conocido por haber compuesto la canción “Merceditas”, una de las más populares de la historia de la música folklórica de Argentina. Ríos también compuso otros temas populares como “Qué linda estabas” y “María Elvira”, entre otras.
 

(*) con historia de Norma María Inés Galiana

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa

Autor:

José Zenclussen


Temas:



Pfizer pidió autorización a la Anmat para que su vacuna pueda ser aplicada en Argentina -  -
#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  La Educación Primero  Clima en Santa Fe  Diego Maradona