https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Martes 03.03.2020 - Última actualización - 21:46
8:34

Brutal crimen

Lobos: la nena asesinada se defendió de un ataque sexual y murió por las quemaduras

Según la autopsia, tenía además fuertes golpes en la cabeza y en la cara. Su primo, de 22 años, confesó el crimen y está detenido.

 Crédito: Imagen ilustrativa
Crédito: Imagen ilustrativa

Crédito: Imagen ilustrativa



Brutal crimen Lobos: la nena asesinada se defendió de un ataque sexual y murió por las quemaduras Según la autopsia, tenía además fuertes golpes en la cabeza y en la cara. Su primo, de 22 años, confesó el crimen y está detenido.

Guadalupe, la nena de 10 años que fue encontrada este lunes asesinada y calcinada en una casa de la ciudad bonaerense de Lobos, se defendió de un ataque brutal. Según el informe de los forenses, presentaba fuertes traumatismos de cráneo pero no fueron los golpes los que la mataron. Murió por las quemaduras que sufrió y su primo, de 22 años, quedó detenido por el femicidio.

 

El resultado de la autopsia, determinó que Guadalupe sufrió graves quemaduras en sus órganos vitales y en la zona genital. Por este motivo no se pudo establecer si la víctima fue violada, aunque para los investigadores hay indicios suficientes de que sufrió un ataque sexual.

 

En ese sentido, pudieron establecer que los signos de defensa que encontraron los médicos en los miembros superiores de la nena coinciden con los rasguños que tenía en el cuerpo el ahora detenido.

 

Sergio Ramón Oliveira, un joven de 22 años que practica boxeo y es primo de Guadalupe, es el único sospechoso en la causa. La fiscal a cargo de la investigación, Patricia Hortel, lo imputó por el delito de "homicidio calificado" y lo indagará en las próximas horas.

 

Tenés que leer

 

Los hechos

 

"Me mande una cagada, por la nena no pude hacer nada", fueron las palabras que usó Oliveira para contarle a uno de sus familiares lo que había pasado con Guadalupe. Unas horas antes, la había pasado a buscar por su casa para llevarla a un cumpleaños.

 

Mientras el imputado confesaba el crimen, casi en simultáneo, la mamá de la menor presentaba en la comisaría una denuncia por su desaparición, porque no había vuelto a su casa.

 

La policía encontró el cuerpo calcinado de Guadalupe en el domicilio de Oliveira, sentado contra una pared, sobre unas brasas. No se encontraron signos en la escena del crimen que sugirieran la participación de una tercera persona.

 

El crimen de Guadalupe conmocionó a la comunidad de Lobos, donde viven unos 32 mil habitantes, quienes reclamaron ayer justicia a través de las redes sociales.

 


Además tenés que leer:



#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  Coronavirus  La Educación Primero  Empresas Productivas  Quema de pastizales  

Recomendadas