https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Miércoles 11.03.2020
16:25

En la casa de sus padres

Piden 9 años de prisión para el médico acusado de drogar y abusar a una mujer

La acusación ya fue presentada. La defensa de Nadalich solicitó que se tome la declaración de sus padres en cámara Gesell, pero el juez no lo creyó necesario. 

La solicitud de declaración en cámara Gesell de la defensa fue rechazada por el juez Jorge Patrizi. Crédito: Archivo El Litoral / Guillermo Di SalvatoreLa solicitud de declaración en cámara Gesell de la defensa fue rechazada por el juez Jorge Patrizi.
Crédito: Archivo El Litoral / Guillermo Di Salvatore

La solicitud de declaración en cámara Gesell de la defensa fue rechazada por el juez Jorge Patrizi. Crédito: Archivo El Litoral / Guillermo Di Salvatore



En la casa de sus padres Piden 9 años de prisión para el médico acusado de drogar y abusar a una mujer La acusación ya fue presentada. La defensa de Nadalich solicitó que se tome la declaración de sus padres en cámara Gesell, pero el juez no lo creyó necesario.  La acusación ya fue presentada. La defensa de Nadalich solicitó que se tome la declaración de sus padres en cámara Gesell, pero el juez no lo creyó necesario. 

La fiscalía presentó la acusación en la que solicitó 9 años de prisión para el médico Pablo Javier Nadalich, acusado de haber sedado y abusado a una mujer a principios de abril de 2018. Fue imputado por el delito de “abuso sexual con acceso carnal” de la joven, con la que había salido y a quien habría atacado tras arribar juntos a la casa de los padres de él. Actualmente, se encuentra con la prisión preventiva morigerada, internado en un centro para tratar sus problemas de adicción a las drogas.


Al frente del caso está la fiscal de la Unidad de Violencia de Género, Familiar y Sexual (Gefas) Alejandra Del Río Ayala, mientras que la defensa está a cargo de los dres. Alejandra Forte y Miguel Rodríguez Ortiz de Rozas. Estos últimos solicitaron recientemente que se reciba el testimonio de los padres de Nadalich a través del dispositivo de cámara Gesell, puesto que serán testigos en el juicio -cuya fecha de realización aun no fue programada- y requieren viajar a Cuba para realizar un tratamiento médico psiquiátrico.


Ante el juez Jorge Patrizi, los defensores argumentaron que la necesidad de tomar declaración al matrimonio antes del debate es que dicho “tratamiento no se sabe cuándo culminará”, y que el mismo será en La Habana porque Nadalich estudió allí y tiene “contactos” profesionales que atenderían a sus padres. Mientras que la solicitud de hacerlo en la cámara se debe a que -incluso de estar presentes en el futuro debate- exponerlos a testificar “sería someterlos a una verdadera tortura”. 


En ese sentido, acusaron a los funcionarios del MPA de “informar de más” sobre el caso, lo que “ha mancillado el honor de los padres y del imputado”. “Al dolor de ser sometido a este proceso se suma la humillación pública, el descrédito” dijeron y cuestionaron que sí se recibiera la declaración de la víctima en cámara Gesell.


Contrainterrogatorio


Además, los Dres. Forte y Rodríguez Ortiz de Rozas criticaron que los fiscales “presentaron la acusación sin haber tomado declaración a las dos personas que estuvieron en el lugar del hecho”, por lo que “se están perdiendo una prueba fundamental”.


El fiscal Roberto José Olcese, que representó al MPA durante la audiencia, hizo hincapié en que a la hora de prestar declaración “no están en las mismas condiciones una persona que ha sufrido un abuso sexual y dos testigos”, pero no se negó a que los padres de Nadalich fueran entrevistados antes de su viaje, para que esto se pudiera utilizar en el juicio en caso de que ellos continuaran en La Habana al momento de realizarse el mismo, y solicitó que la defensa ponga a su disposición las declaraciones que ha tomado del matrimonio para poder preparar el contrainterrogatorio. El abogado querellante Sebastián Oroño concordó con lo planteado por el fiscal.


Para el juez Patrizi “si deben concurrir a Cuba por un tratamiento corresponde que se realice el adelanto jurisdiccional de prueba”, pero en cuanto al discutido dispositivo de cámara Gesell su punto de vista fue contundente: “No hay aquí cuestión de igualdad de partes”. “Los testigos son personas que manifiestan en su declaración lo que percibieron con los sentidos” argumentó, en contraposición con el relato que hacen las víctimas. Además indicó que los trastornos de ansiedad que pueda estar sufriendo el matrimonio tienen que ver con su hijo y “no se pueden achacar al fiscal”.


En cuanto al planteo sobre la prensa, el juez resolvió que “la exposición en los medios puede ser subsanada con una declaración a puertas cerradas” y aclaró que se podrán utilizar las entrevistas previas ya que “eso en nada afecta a la supuesta afección psiquiátrica” de la pareja.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa


Temas:


Exclusivo: paso a paso la recuperación de Brian Fernández -  -
Deportes
#Temas de HOY: Inseguridad en Santa Fe  Clima en Santa Fe  El Litoral Podcasts  Alberto Fernández  Colón  Unión  Coronavirus  Tiempo de Delivery  

Recomendadas

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?