https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Lunes 16.03.2020 - Última actualización - 6:04
5:56

“ESTHER Y MICHAEL”

Dos personajes que desafían los estereotipos de género

La obra, cargada de humor ácido, polemiza con las dinámicas afectivas de la mayoría a través de la exposición de un marco relacional diferente. “La esencia está en la complicidad entre nosotras y entre los personajes de Esther y Michael con el público”, dicen las actrices, Ana Municoy y Natalia Fessia. 

 

Esther y Michael cooperan y construyen una vida en la clandestinidad en la propuesta escénica creada por Municoy y Fessia. “Juntas son guerreras de la vida”, plantean las realizadoras. Crédito:  Gentileza Milagros CasablancaEsther y Michael cooperan y construyen una vida en la clandestinidad en la propuesta escénica creada por Municoy y Fessia. “Juntas son guerreras de la vida”, plantean las realizadoras.
Crédito: Gentileza Milagros Casablanca

Esther y Michael cooperan y construyen una vida en la clandestinidad en la propuesta escénica creada por Municoy y Fessia. “Juntas son guerreras de la vida”, plantean las realizadoras. Crédito: Gentileza Milagros Casablanca



“ESTHER Y MICHAEL” Dos personajes que desafían los estereotipos de género La obra, cargada de humor ácido, polemiza con las dinámicas afectivas de la mayoría a través de la exposición de un marco relacional diferente. “La esencia está en la complicidad entre nosotras y entre los personajes de Esther y Michael con el público”, dicen las actrices, Ana Municoy y Natalia Fessia.    La obra, cargada de humor ácido, polemiza con las dinámicas afectivas de la mayoría a través de la exposición de un marco relacional diferente. “La esencia está en la complicidad entre nosotras y entre los personajes de Esther y Michael con el público”, dicen las actrices, Ana Municoy y Natalia Fessia.   

 

Rendirse a la improvisación y jerarquizar el rol protagónico del público. “Esther y Michael” es una propuesta de teatro en clave de clown que se cuida de que esos dos postulados se cumplan. Y de dotar a los personajes y situaciones que expone de un humor ácido que, como suele hacer el humor cuando está bien desarrollado, impulsa a la reflexión. 
Escrita y protagonizada por Natalia Fessia y Ana Municoy, es una obra apta para todo público, aunque las realizadoras advierten que no es para niños.

 

La sinopsis indica que, “en el sótano de un viejo teatro que es depósito y guarida, Esther pone en pausa su instinto revolucionario y se sumerge en la intimidad de la inhóspita convivencia. Y Michael se obsesiona con el orden para barrer con el pasado mientras mide el tiempo de los días. Ambas prófugas y clandestinas, se refugian en rituales inventados; cuidándose y acompañándose, juntas son guerreras de la vida”.

 

Ana Municoy contó a El Litoral detalles del proceso creativo. “Fantaseamos previamente y nos zambullimos en la escena así sin más, un copado nos filmó, vimos el video y transcribimos”.

 

—¿Cómo surgió la propuesta y qué es lo que se propusieron contar?

 

—La propuesta surge del encuentro de dos amigas, actrices y compañeras de militancia de la cultura popular y el feminismo. Caminamos juntas la resistencia en las calles y al mismo tiempo compartimos la escena teatral y circense. Pusimos a dialogar a Esther y Michael en un evento que organizamos junto a Pola Torres Pumini, Tovio Velozo y José Guirado en El Birri. El vínculo vibró fuerte y fluyó naturalmente. Esther y Michael cooperan y construyen una vida en la clandestinidad. Bajo una ética de cuidado, resguardan su vínculo; desafían los estereotipos de género y las dinámicas afectivas de la mayoría exponiendo un marco relacional diferente. 

 

“Monstruitos”

 

—¿Qué características tienen los personajes y cómo fue el proceso de construcción de cada uno?

 

—Jugamos la improvisación y el público cumple un rol protagónico. En mi caso, recogí retazos de cuerpos, balbuceos, objetos heredados y universos recorridos en presentaciones y seminarios de bufón. Armé un mazacote, lo moldeé y lo saque a la escena. El resultado: un obsesivo y tierno monstruito. En el caso de Nat, tanto con Esther como con el resto de sus personajes, el camino no es muy diferente. Ella se pone al personaje en su casa: la viste, prueba las voces y juega a vivir su día habitándola. Luego, la presenta para su círculo más cercano, la saca a pasear en la escena, no se guarda absolutamente nada. Esther no tiene pelos en la lengua, es irreverente, contestataria y al mismo tiempo lúcida y divertida.

 

Sintonía

 

—¿Es la primera vez que trabajan juntas con Natalia o ya habían desarrollado otros proyectos? 

 

—Con ella nos admiramos y queremos muchísimo. Hemos compartido seminarios, escena y organización de eventos desde el 2013. En el año 2015, me encontré caminando mi unipersonal y la convidé a que entrenara a mi clown en “Las Edades”. Incontable cantidad de veces actuamos juntas en varietés y proyectos teatrales; además viajamos a encuentros y festivales. Así como ella forma parte del equipo creativo y técnico de mi compañía CabezAbajo, del mismo modo yo hago mis aportes a los suyos; como por ejemplo el de Seres Ambulantes (próximo a presentarse en abril) de su compañía, Pequeño Misterio. Con ella y junto a Carolina Kiarelli, Mariana Mosset, Sofía Gerboni y Estefanía Albrecht creamos “La Revolución de las Conchas” un enjambre de actrices de distintos palos haciendo lo que queríamos, cuando y como queríamos. 

 

Los tiempos del humor

 

—Dentro del amplio universo del clown ¿Qué herramientas utilizan?

 

—Tomamos mucho de la escena y el público. La improvisación y una mamarrachada hoja de ruta de acciones son nuestras principales herramientas. Utilizamos los tiempos del humor en los textos, diferentes máscaras, efectos sorpresas, corporalidades inesperadas, variedad de voces, el silencio, las pausas. Sabemos que lo previsto puede funcionar pero que la magia de cada presentación puede desviarnos. La esencia está en la complicidad entre nosotras y entre Esther y Michael con el público.

 

Agradecimientos

 

De paso agradecemos Mili Casablanca y Lucas Chaires por las fotos, a Darío Rivadero por filmar el machete para la escritura y al personal del Centro Cultural Provincial que siempre nos recibe con la mejor.

 

Perfiles

 

Ana Municoy es actriz, payasa, directora, facilitadora de talleres de circo para las infancias y maestra de trapecio fijo. Nati Fessia es actriz, payasa y se dedica al diseño en la comunicación visual. Actúa desde 2014, dicta seminarios de clown y humor, se formó y sigue estudiando con docentes de diferentes puntos del país. Su compañía Pequeño Misterio y participó en varios festivales nacionales e internacionales. 

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa

Autor:

Juan Ignacio Novak


Temas:


El "IFE provincial" será de entre $ 10 y 50 mil, aproximadamente -  -
Política
Cómo inscribirse a la asistencia económica de la provincia de Santa Fe -  -
Política
En el Concejo, la crisis del transporte encendió el primer chispazo político - Postal de la protesta del pasado martes por parte de los choferes de colectivos. La medida se levantó desde la hora cero del sábado 30. No se sabe aún cómo continuará el conflicto. El tema se discutió en el recinto. -
#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  Coronavirus  Río Paraná  Dengue  Colectivos Santa Fe  Vicentin  

Recomendadas