https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Jueves 19.03.2020 - Última actualización - 15:08
15:03

Captado por las cámaras

Seguirá preso el municipal que salía a robar en taxi

Quedó detenido por la sustracción de una bomba centrífuga del patio de una casa en San José del Rincón. Además, fue filmado robando mercadería en un supermercado de la Ruta 1. En 2018 había sido detenido tras despojar de sus carteras a dos mujeres en barrio Candioti.

Las imágenes de video fueron clave para localizar el auto y luego ordenar la detención del sospechoso. Crédito: Captura de videoLas imágenes de video fueron clave para localizar el auto y luego ordenar la detención del sospechoso.
Crédito: Captura de video

Las imágenes de video fueron clave para localizar el auto y luego ordenar la detención del sospechoso. Crédito: Captura de video



Captado por las cámaras Seguirá preso el municipal que salía a robar en taxi Quedó detenido por la sustracción de una bomba centrífuga del patio de una casa en San José del Rincón. Además, fue filmado robando mercadería en un supermercado de la Ruta 1. En 2018 había sido detenido tras despojar de sus carteras a dos mujeres en barrio Candioti. Quedó detenido por la sustracción de una bomba centrífuga del patio de una casa en San José del Rincón. Además, fue filmado robando mercadería en un supermercado de la Ruta 1. En 2018 había sido detenido tras despojar de sus carteras a dos mujeres en barrio Candioti.

El juez penal Nicolás Falkenberg ordenó la prisión preventiva sin plazos para un empleado municipal que fue filmado utilizando un taxi para delinquir. Se trata de Marcelo Andrés Torres, de 30 años, quien forma parte del plantel de la Secretaría de Control de la Municipalidad de Santa Fe y el sábado pasado quedó detenido acusado por el robo de una bomba centrífuga que estaba instalada en el patio de una casa de San José del Rincón.

 

El hecho, por el cual se inició una investigación penal, ocurrió el 8 de marzo. Ese día, en horas de la tarde, las cámaras de seguridad privadas de un domicilio, lo captaron saltando el cerco perimetral ubicado en Ruta 1 y calle Arenas Blancas. El video de unos 4 minutos de duración, finaliza con Torres saliendo del inmueble con un objeto en sus manos (la bomba de agua), el cual coloca dentro de un taxi Chevrolet Agile con el cual llegó hasta el lugar.

 

Una semana después y tras lograr identificarlo, la policía lo detuvo en su casa de calle San José al 1400 de barrio San Lorenzo. El lunes fue llevado a tribunales, donde la fiscal María Lucila Nuzzo, le atribuyó los delitos de “robo calificado por escalamiento” y “daño”, éste último porque en su aventura emprendió a patadas contra una puerta de la casa. 

 

Pero además, la representante del Ministerio Público de la Acusación aprovechó para endilgarle un hecho de 2018, en el cual también fue captado por el circuito cerrado de video, en este caso de un supermercado de la costa. Se trata de una tentativa de hurto en el Kilbel de la ruta 1, donde quedó escrachado sustrayendo mercadería. Según el relato de empleados del la empresa, no dejaba que lo revisen diciendo que era policía.

 

Carterista

 

La audiencia para el tratamiento e la cautelar fue fijada para este miércoles, en la cual la fiscal Nuzzo insistió con la necesidad de mantenerlo tras las rejas. En tanto, la defensora pública Gisela Alemandri, pidió al juez que lo libere, aunque no cuestionó la materialidad de los hechos, sino la pena en expectativa.

 

Para sostener los peligros procesales, la fiscal Nuzzo recordó que Torres tiene otro hecho que le fue imputado en 2018 por otro fiscal y por el cual recuperó su libertad con alternativas. El 12 de octubre de 2018, Torres sustrajo dos carteras a dos víctimas mujeres, una de las cuales iba acompañada de su hija menor de edad. 

 

Como en los casos anteriores, los robos fueron cometidos a bordo de un auto, aunque ya no en la costa, sino en las calles de barrio Candioti. Con los datos aportados por las víctimas, se inició una persecución que terminó en el sur de la ciudad con la detención. 

 

Fue imputado por robos reiterados y atentado y resistencia a la autoridad y entre las condiciones para su libertad, Torres se comprometió a reparar a las víctimas, cosa que efectivamente sucedió. Pero la causa seguía en trámite porque entre los requisitos para su libertad estaba el de iniciar un tratamiento por las adicciones, el cual cumplió a medias, ya que lo abandonó y no informó al tribunal.

 

Se llama Marcelo Torres, es empleado de la Secretaría de Control municipal y se movilizaba en un taxi matriculado. Foto: Captura de video

 

 

Sin licencia

 

Finalmente el juez Falkenberg decidió dejarlo tras las rejas, teniendo en cuenta no sólo los riesgos procesales y el monto de la pena que le podría caber en caso de recibir condena; sino que a su vez evaluó la refractariedad a la ley por no haber cumplido con las alternativas, además de haberse hecho pasar por policía para frustrar uno de los delitos referidos. 

 

En cuanto a su empleador, se supo que ya se contactaron desde Fiscalía Municipal, para solicitar informes al MPA y luego evaluar su situación contractual. Y por último, trascendió que si bien el taxi se encontraba debidamente registrado como transporte de pasajeros, Torres no es ni su chofer habilitado, ni cuenta con autorización de manejo del vehículo.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa


Temas:


La pobreza subió a 40,9% y ya afecta a 18,5 millones de argentinos -  -
Nacionales
Se extiende el horario de apertura de comercios y peluquerías los días sábado -  -
Área Metropolitana
Marcelo Mendoza se jubila del diario y así lo despiden sus amigos de la sección Deportes -  -
#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  La Educación Primero  Empresas Productivas  Clima en Santa Fe  

Recomendadas