https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Viernes 03.04.2020 - Última actualización - 15:54
15:52

Fue el primer deportista argentino con coronavirus

Richeze: "Tuve miedo e incertidumbre"

El ciclista clasificado para los JJ.OO. 2020 ya está recuperado, tras estar internado y cumplir la cuarentena en los Emiratos Árabes Unidos. Después de casi dos meses, está en Italia junto a su familia. 

Recuperado y en casa. El ciclista “Maxi” Richeze fue el primer deportista de nuestro país en contraer Covid-19. Se contagió en los Emiratos Árabes.   Crédito: Gentileza ClarínRecuperado y en casa. El ciclista “Maxi” Richeze fue el primer deportista de nuestro país en contraer Covid-19. Se contagió en los Emiratos Árabes.
Crédito: Gentileza Clarín

Recuperado y en casa. El ciclista “Maxi” Richeze fue el primer deportista de nuestro país en contraer Covid-19. Se contagió en los Emiratos Árabes. Crédito: Gentileza Clarín



Fue el primer deportista argentino con coronavirus Richeze: "Tuve miedo e incertidumbre" El ciclista clasificado para los JJ.OO. 2020 ya está recuperado, tras estar internado y cumplir la cuarentena en los Emiratos Árabes Unidos. Después de casi dos meses, está en Italia junto a su familia. 

El ciclista Maximiliano Richeze, primero de los seis deportistas argentinos de alta competencia que fueron diagnosticados con coronavirus, ya recuperado, reveló que tuvo “miedo e incertidumbre” cuando estuvo internado en cuarentena en Abu Dhabi (Emiratos Árabes Unidos).

 

“Tuve un poco de miedo e incertidumbre porque era un virus nuevo y los doctores no sabían cómo iba a evolucionar. No se sabía mucho del virus, qué iba a pasar. Al principio, tuve miedo, sí”, le aseguró Richeze a Télam en una exclusiva entrevista (la primera para un medio argentino) desde la ciudad italiana de Bassano del Grappa, en la provincia de Vicenza, situada al noreste del país.

 

“No sabíamos qué iba a pasar. Me daba miedo porque en el equipo había otros contagiados y no la estaban pasando bien, así que no sabía cómo me iba a afectar el virus. Al principio lo viví con un poco de inquietud, pero después me fui tranquilizando. Sabía que teníamos una doctora muy buena, que nos iba pasando informaciones y nos decía la verdad”, explicó el argentino clasificado a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, pospuestos para el año próximo.

 

Richeze, miembro del equipo UAE Team Emirates, anunció la noticia de su contagio el pasado viernes 13 de marzo en su cuenta oficial de Instagram desde Abu Dhabi, donde se mantuvo en cuarentena tras competir en el UAE Tour, que fue suspendido cuando faltaban dos etapas por otro caso positivo de coronavirus; el del ruso Dmitry Strakhov, del equipo Gazprom-Rusvelo.

 

El test del argentino fue el segundo positivo de coronavirus dentro del equipo, ya que el colombiano Fernando Gaviria también confirmó que padecía la enfermedad. El ciclista bonaerense, de 37 años, estuvo internado 18 días en el hospital Cleveland Clinic Abu Dhabi, donde fue dado de alta el 24 de marzo pasado.

 

“Sabía que eran muchos días. Había llegado a un estado en el que, si bien tenía los síntomas, no estaba tan mal y veía que no empeoraba. Eso me fue dando un poco de tranquilidad”, aseveró el ganador de la medalla de oro en ruta en los Juegos Panamericanos Lima 2019. “Siempre nos atendieron muy bien, haciendo el tratamiento desde el primer día. No esperaron a que el síntoma empeore”, destacó.

 

En otro tramo de la charla, Richeze (representante olímpico en Londres 2012 y Río de Janeiro 2016, y múltiple medallista panamericano), relató sus días de internación en Abu Dhabi: “Hablaba mucho con mi familia y amigos, siempre por whatsapp. Miraba series, tratando de no pensar mucho”, admitió. “En la mitad de los días en los que estuve en el hospital empecé a moverme un poco, a hacer un poco de actividad y con eso también pasaba el tiempo. Los doctores me habían aconsejado hacer algo de actividad y así la iba llevando”, contó.

 

Además, reconoció que “no fue fácil salir” del país asiático hacia Italia, donde reside, después de que le dieron el alta médica: “Ya había muchos vuelos cancelados y bloqueados. Fue bastante difícil, complicado. Hasta que no llegué a casa, mi equipo no dejó de ocuparse y hacer todo lo posible para que vuelva”, explicó “El Atómico”. “Tuvimos que hacer muchas escalas y buscar muchas alternativas para salir. Por suerte pude viajar el mismo día que me dieron el alta, porque al siguiente cerraron los Emiratos”, comentó.

 

“Había salido de casa el 7 de febrero y se iban a cumplir casi dos meses que no estaba con mi familia. Incluso mi compañero de equipo quedó allá y tiene el alta. Está en un hotel pero no pudo viajar”, aseveró.

 

Richeze inauguró la lista de deportistas argentinos contagiados a la que luego se sumaron el basquetbolista Facundo Corvalán (Real Canoe de España) y los futbolistas Ezequiel Garay (Valencia, España), Germán Pezzella (Fiorentina, Italia), Paulo Dybala (Juventus, Italia) y Matías Vargas (Espanyol, España).

 

Por último, Richeze contó que mantuvo contactos con el presidente del Comité Olímpico Argentino (COA), Gerardo Werthein; Gabriel Curuchet (titular de la FACPyR, Federación Argentina de ciclismo de pista y ruta); su hermano Juan (oro en Beijing 2008), como así también con “muchísimos otros ciclistas del país”.

 

“Se pusieron en contacto conmigo para ver cómo iba evolucionando. Se comportaron muy bien. Fueron atentos y disponibles por cualquier problema que pudiera surgir, por si quería volver a Argentina”, concluyó Richeze, quien disputó en cuatro oportunidades el Tour de Francia y también compitió en el Giro de Italia y la Vuelta de España.

 

“Lo correcto es respetar las reglas”

 

Maximiliano Richeze confió en que Argentina pueda “salir de esta crisis sanitaria” si la sociedad cumple con las “recomendaciones del gobierno”. “Argentina ya salió de crisis anteriores y esta vez, si la sociedad sigue las recomendaciones que está haciendo el gobierno nacional, también va a salir”, aseguró con optimismo Richeze desde su casa en la ciudad italiana de Bassano del Grappa, en la provincia de Vicenza, al noreste del país.

 

“Lo correcto es respetar las reglas, lo que pide el presidente de la Nación y el Ministerio de Salud. Si bien Argentina sufre un poco por la gente que vive el día a día, la mejor cura es quedarse en casa”, aseveró.

 

“Principalmente, por lo que viví, este es un virus muy peligroso. Hay que cuidar a nuestros padres, tíos, abuelos, que son los que más riesgo corren, y tratar de cumplir con las prevenciones para que todo termine lo antes posible”, continuó el ciclista.

 

“Tenemos la ventaja que nos dio Europa; Italia, España y Francia, de saber cómo puede complicarse la pandemia sino se respetan las prevenciones”, concluyó Richeze. 

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa


Temas:


Educación virtual y trastornos del aprendizaje -  -
#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  Coronavirus  Río Paraná  Dengue  Colectivos Santa Fe  Vicentin  Estados Unidos  

Recomendadas