https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Sábado 04.04.2020 - Última actualización - 15:21
12:36

Victorio Cocco habla como hincha de Unión

"No dejen ir a Madelón que siempre le gana a Colón"

Habla maravillas de Leo, recuerda el ascenso del ‘66, sus dos ventas y el equipazo del “Toto” Lorenzo en el ‘75. “Siempre quise colaborar con Unión y nunca me convocaron para nada”, dice quien lidera a los entrenadores argentinos.


Con el “Toto” Lorenzo: 1975. “Mirá que había que hacer méritos para poder salir en la tapa de la revista El Gráfico siendo del interior, donde por esos tiempos sólo salían Monzón con sus peleas o Reutemann con sus carreras”, comentaban. Sin embargo, ese equipazo de Unión 1975 de la mano del “Toto” Lorenzo lo hizo posible. En la foto, Victorio junto al “Loco” Hugo Orlando Gatti y Heber Mastrángelo. Foto: Revista El Gráfico
+2






Victorio Cocco habla como hincha de Unión "No dejen ir a Madelón que siempre le gana a Colón" Habla maravillas de Leo, recuerda el ascenso del ‘66, sus dos ventas y el equipazo del “Toto” Lorenzo en el ‘75. “Siempre quise colaborar con Unión y nunca me convocaron para nada”, dice quien lidera a los entrenadores argentinos. Habla maravillas de Leo, recuerda el ascenso del ‘66, sus dos ventas y el equipazo del “Toto” Lorenzo en el ‘75. “Siempre quise colaborar con Unión y nunca me convocaron para nada”, dice quien lidera a los entrenadores argentinos.

“Yo era pobre...muy pobre. Desde siempre hincha de Unión, viniendo de una familia numerosa con ocho hermanos, imaginen ese contexto. Por eso nunca me voy a olvidar lo que hicieron con nosotros dirigentes como Malvicino, Ulla, Casabianca. Ellos no sólo ayudaron a Victorio Cocco, esos dirigentes hicieron grande la historia de Unión”, explica quien hace poco cumplió 74 años —23 de marzo de 1946— y está al frente de la Asociación de Técnicos del Fútbol Argentino.


“Volante central de andar pausado y seguro, con personalidad y buen juego. Además poseía un gran cabezazo cuando pasaba al ataque. En sus inicios en Unión, fue figura en el ascenso de 1966 y volvió a serlo en Primera, en el gran equipo de 1975 que revolucionó al país. Se consagró en San Lorenzo y también actuó en River, Boca y la Selección. Jugó en Unión 136 partidos, entre las temporadas 1965-1967 y en 1975, y convirtió 11 goles”. Así “lo presenta” oficialmente Unión en su sitio oficial y en el espacio dedicado a la “Galería de Ídolos” (www.clubaunion.com.ar).


En algún momento, en una de las tantas entrevistas, me contó que su forma de “agradecer” fue dejarle “dos lindas ventas al club” y además resignar una deuda de 800.000 pesos de esos tiempos.


En una nota con Radio Gol 96.7, Victorio Nicolás Cocco hizo un repaso de su rica trayectoria en el fútbol argentino, pero con epicentro en su tremendo sentimiento tatengue.


—Victorio, entre Unión y San Lorenzo de Almagro...¿quién fue novia, esposa o amante?


—En primer lugar, toda mi formación la hice en Unión, que fue una parte muy importante de mi carrera, además soy hincha desde siempre. Cuando empezaba como juvenil en Unión, tuve muchas cosas. Entre ellas un entrenador de fútbol húngaro Rodolfo Kralj, que trabajó en el ‘65 y me dio una gran formación profesional en el aspecto del cuidado, de la alimentación, de acostarse temprano, de todas esas cosas.


—Por lo visto, te marcó Kralj para todo el viaje...


—Son todas esas cuestiones que un jugador, cuando está comenzando temprano, tiene que saber porque tiene vigencia siempre. Quiero decirles una cosa a los chicos que quieren comenzar en el fútbol y triunfar. “Si ustedes piensan y dicen: “Bueno, yo quiero dedicarme al fútbol”, sepan que dedicarse al fútbol es acostarse todos los días a las diez y media de la noche, no salir. O salir solamente lunes o martes, pero a partir de ahí, hay que estar descansando, cuidándose y preparándose para jugar el sábado o el domingo.


—¿Cómo fueron esos inicios?


—Hermosos. Todas esas cosas las aprendí en Unión, donde me cuidaron mucho, tanto Ulla, Malvicino, Casabianca, que eran los dirigentes que mandaban en aquel entonces. Cuando me lesioné, me llevaron a Buenos Aires a operarme de la rodilla, así que me mimaron y yo tengo el mejor de los recuerdos de Unión, porque uno donde empieza guarda los recuerdos más importantes.


—Hasta que te vas para Buenos Aires


—Después vinieron los triunfos grandes, como en San Lorenzo, que me pagaron una cantidad grandísima para llevarme de Unión, que ya ni me acuerdo cuanto plata era. Es más, recuerdo que le habían dado tres jugadores a Unión en ese pase mío.


—¿Qué mundo nuevo descubriste en San Lorenzo?


—Llegué y me encontré con un gran plantel, jugadores extraordinarios de Selección y se me simplificaron un poco las cosas porque cuando llegué, el entrenador me agarró y me dijo “Bueno, usted va a tener que jugar en el lugar de Veira, porque Veira no corre”. Así que yo empecé a correr en San Lorenzo...(se ríe).


—¿Ese técnico era Elba de Pádua Lima, más conocido como el brasilero “Tim”, el padre de “Los Matadores”?


—¡Sí señor! Un gran entrenador, un gran entrenador brasilero. Nos supimos llevar porque era un grupo muy alegre; ya estaba instalada la alegría en San Lorenzo cuando yo llegué.


—¿Vos queriendo acostarte a las diez y media de la noche con el “Bambino” Veira al lado?


—Bueno, hubo que ubicarlos a los muchachos, de cuidarnos, de no salir tanto. Y al final, fue una gran campaña. Salimos invictos por 14 puntos, ¿no?. (N. de R.: fueron 12 en la zona A respecto a Estudiantes, a quien le ganó la final 2-1 en tiempo suplementario en cancha de River).


—Tu romance con San Lorenzo arrancó de la mejor manera con dos goles en ese partido con Atlanta. Siempre cuando llega como “refuerzo” y te compra otro club, es importante arrancar con el pie derecho...


—Sin ninguna duda, el primer partido siempre es muy importante, sobre todo porque con el mensaje que me había tirado el entrenador en esa charla, yo iba a tener la oportunidad de jugar de titular de entrada. A Veira lo corrieron, lo pusieron como un enganche con Veglio, por lo cual el “Lobo” Fischer jugaba de punta, solo, pero llegábamos todos. 


—Además, el “Toscano” Rendo y la “Oveja” Telch...¡qué nenes!


—Claro...entonces yo tuve más libertad. En Unión a mí me ponían de “5” y en San Lorenzo me empiezan a descubrir como un volante ofensivo, un poquito para toda la cancha. Yo marcaba, gambeteaba, hacía goles. Tuve la suerte de hacer los dos goles y me despertó mucho el gol que hice de cabeza, porque habíamos arrancado perdiendo 1 a 0 con Atlanta.


—¿Ahí empezás a “patentar” el cabezazo?


—Sabés que ese día metí un cabezazo en un córner, que hasta yo me sorprendí, porque yo nunca cabeceaba. Jugaba atrás, de cinco...cinco, por lo que no tenía muchas opciones. Lo único que me acuerdo es que con Unión le había hecho un gol a San Lorenzo por el campeonato.


—Después se te hizo costumbre...


—La verdad que eso me despertó la iniciativa de trabajar el cabezazo, y desde ese día me puse a trabajar con el tema de mis cabezazos. Cada uno jugaba a su estilo: el “Toti” (por Veglio) jugaba a su manera. El “Sapo” (por Villar) nos tiraba centro, el “Lobo” Fischer le pegaba con las dos piernas.


—¿Como era “trabajar” para mejor el cabezazo?

 

Es que entrenábamos todos los días, lo hacíamos después del entrenamiento normal. Nos quedábamos a practicar y ahí aprendí a cabecear realmente. Pegaba 40, 50, 60 cabezazos por día, una cosa de locos.


—Llegaron rápido los resultados...o sea goles de cabeza


—Ahí agarré una experiencia increíble. Llegué a cabecear y a poner la pelota donde quería. Después le hice dos goles a Boca, un gol de cabeza a Errea, pero ojo que también usaba bien el pie. Ya me estaban reconociendo en San Lorenzo como goleador, cosa que yo no era.


—Dejaste una frase “picante” en tus épocas para la Revista “El Gráfico” cuando sentenciaste: “A San Lorenzo llegué campeón y me fuí campeón”.


—Es que fue así, sinceramente: Metropolitano de 1968, Bicampeonato de 1972 y el Nacional de 1974. Fueron cuatro campeonatos inolvidables en Boedo.


—Hasta que se vuelve al primer amor: Unión


—Cuando me fui de San Lorenzo, que me buscó de Unión, era gente que yo conocía y que quería. La llegada del “Toto” Lorenzo aceleró todo o casi todo, porque además yo lo había tenido en San Lorenzo cuando ganamos los dos campeonatos. Juan Carlos me llama y me dice “En Unión te quieren de vuelta”. La verdad, a mí Unión me tiraba, porque además quería demostrarles todo lo que había aprendido.


—¿Y cómo fue pisar de nuevo López y Planes?

 

—Me acuerdo que jugamos contra Temperley y la gente me pedía que hiciera un gol de cabeza...Me gritaban “Cocco cabeceá”, porque ellos no habían visto cabecear. Y bueno, le metí un golazo de cabeza a Buticce (N. de R.: era Guibaudo el arquero y los goles los marcan Luque, Cocco y Espósito; Corbalán y Di Bastiano de penal) y ganamos en Santa Fe.


—¿Qué lugar ocupar en tu propia galería ese “Unión del ‘75”?


—Ese Unión de Juan Carlos Lorenzo estuvo a la altura de los grandes equipos de los cuales yo participé. Yo tuve paso por Boca, por River, por La Coruña de España. Fueron clubes importantes y en la Selección Argentina —me acuerdo— que también me había ganado un espacio. Y a mí me tenían una gran consideración en Buenos Aires porque decían que yo era un jugador que tenía técnica y llegaba al gol, sino que también tenía un gran temperamento. Yo metía fuerte en el medio. En Unión marcaba, pero cuando llego a San Lorenzo el que marcaba era Telch, por lo que yo me mandé al ataque como “10”. Entonces, ahí apareció otro jugador, que en Santa Fe no lo habían conocido. ¡Cuando volví a Unión les demostré como era el nuevo Cocco!.


—¿Te sorprendió, finalmente, la salida de Leo como entrenador de Unión?


—La verdad que sí, me sorprende. Yo lo tuve de jugador a Madelón, es un gran chico, tengo una gran relación con él y tengo un gran respeto por Leo como entrenador, además por todas las cosas que consiguió en Unión.Te cuento algo, cuando se había ido la otra vez me llamaron desde adentro de Unión para preguntarme por algún entrenador y les dije claramente “No dejen ir a Madelón que es el que le gana siempre a Colón”. Con eso sólo nada más no se puede ir de Unión nunca.


—¿Tenés algún contacto con Spahn o con la actual dirigencia de Unión?


—La verdad que nunca la gente de Unión me pidió alguna gestión con mis cuestiones del gremio de entrenadores.


—¡Qué pena, Victorio!


—Siempre quise colaborar con Unión y nunca me convocaron, lo quiero decir a esto, sinceramente

.

Victorio Nicolás Cocco jugó 208 partidos en San Lorenzo y convirtió 53 goles. Ganó cuatro campeonatos con los gauchos de Boedo.

 

Con la camiseta de Unión, jugó 136 partidos, entre las temporadas 1965-1967 y en 1975, y convirtió 11 goles. Logró el ascenso a la “A” en 1966.

 

“Tenemos los mejores DT del mundo”


“Para nosotros todos los técnicos entrenan igual, tienen el mismo programa, algunos tienen más experiencia, otros un poco menos”, explica Victorio Cocco, al frente durante muchos años de la Asociación de Técnicos del Fútbol Argentino.


—¿Cómo estamos con el rubro entrenadores?


—El entrenador argentino es el mejor del mundo, sinceramente lo digo. Esto se debe mucho a la capacitación que hicieron. Cuando yo llegué a la Asociación de Técnicos, solamente se estudiaba en la AFA y en Buenos Aires. Bajo mi conducción se federalizó el estudio de la profesión de entrenador.


—Decías que tenemos los mejores DT del mundo...


—Es que hoy a los técnicos argentinos los frenan en Europa y nos nos dejan entrar porque si nos dejan entrar, les copamos Europa. El “Cholo” Simeone es el mejor entrenador de Europa y el “Muñeco” Gallardo es el mejor de América. Para muchos que hablan y que no saben nada de lo que hablan, ésos son los entrenadores del fútbol argentino. Los técnicos argentinos hoy están en la cima del mundo, dicho por los europeos y no por nosotros.

 

“A Gatti lo llamé para los 100 del Tate”


—A propósito de ese equipazo del “Toto” Lorenzo con Unión en 1975: ¿qué sabés del “Loco”Gatti, internado con coronavirus en Madrid?


—Hugo se radicó en España; no tenemos un contacto, en general. A veces, cuando venía a Argentina, nos solíamos encontrar en un gimnasio donde jugábamos a la pelota y después comíamos. Pero cuando se fue a España perdimos todo el contacto.


—O sea que lo que sabés es por los medios de comunicación


—Mirá, la última vez que hable con el “Loco” Gatti fue cuando Unión festejó los 100 años. Lo llamé, le dije “Hugo, vos sos un tipo que tendría que venir a festejar, porque tuviste un paso muy lindo en Unión. Participaste en un equipo muy lindo, que quedó en la historia”. Al final no pudo venir, luego se fue a vivir a España, que queda muy lejos, y así es muy difícil tener contacto.

 

“El santafesino juega bien”


—¿De qué jugador te hablaban como ídolo cuando llegaste a San Lorenzo?


—Siempre me hablaron de los jugadores que habían pasado por San Lorenzo, sobre todo me hablaban de muchos santafesinos. Los socios viejos me nombraban mucho a Alfredo Carricaberry (N. de R.: puntero derecho de la década de 1920, bicampeón en 1923 y 1924, y nuevamente en 1927) y a René Pontoni...sin dudas 


Pontoni dejó una marca muy grande en San Lorenzo.


—Cada vez que le hacen una nota de fútbol al Papa Francisco, hincha de San Lorenzo, dice: “Iba a la cancha con mis padres y siempre me impresionó el juego de Pontoni”...


—Yo a Pontoni no lo ví jugar, pero hablan maravillas. La realidad, ya que hablamos de Pontoni, es que el jugador santafesino se destaca por la gran técnica que tiene. Todos los santafesinos juegan bien al fútbol. Hay una historia, que yo siempre discuto con los porteños. No tengo ninguna duda de que el mejor fútbol, de esos tiempos, era el santafesino.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa

Autor:


Temas:


Se prolonga el conflicto de los choferes y no habrá colectivos hasta la semana que viene -  -
Área Metropolitana
Transportistas escolares y jardines maternales piden ayuda económica - Jardines. Con mucho colorido, las maestras jardineras piden una ayuda económica para seguir adelante y no cierren las instituciones. -
La oposición le pide a Perotti que informe por qué Santa Fe fue la provincia que menores recursos recibió por parte de Nación -  -
#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  Tiempo de Delivery  Coronavirus  Río Paraná  Dengue  Colectivos Santa Fe  

Recomendadas