https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Martes 28.04.2020 - Última actualización - 21:19
19:02

Entrevista con Andrea Uboldi

Salida de la cuarentena: el reto de pasar del "martillo" a la "danza"

El aislamiento para evitar un desborde de casos de Covid-19 no puede ser eterno. Pero después de “aplanar la curva”, es necesario armonizar el ritmo y el alcance de aperturas y cierres, para recuperar la actividad sin que haya una saturación de casos.

 Crédito: Manuel Fabatía
Crédito: Manuel Fabatía

Crédito: Manuel Fabatía



Entrevista con Andrea Uboldi Salida de la cuarentena: el reto de pasar del "martillo" a la "danza" El aislamiento para evitar un desborde de casos de Covid-19 no puede ser eterno. Pero después de “aplanar la curva”, es necesario armonizar el ritmo y el alcance de aperturas y cierres, para recuperar la actividad sin que haya una saturación de casos. El aislamiento para evitar un desborde de casos de Covid-19 no puede ser eterno. Pero después de “aplanar la curva”, es necesario armonizar el ritmo y el alcance de aperturas y cierres, para recuperar la actividad sin que haya una saturación de casos.

La pregunta del millón parece ser, por estos días, cuándo se podrá salir del aislamiento social, preventivo y obligatorio, es decir cuando se podrá pasear, interactuar y -sobre todo- reabrir las puertas de una economía que, en el mejor de los casos, está en pausa. Sin embargo, para expertos de todo el mundo y también de Santa Fe, la clave es “cómo” se va a salir. La ex ministra de Salud Andrea Uboldi integra el amplio equipo de referentes de la ciencia y la academia que asesoran al gobierno de la provincia en el manejo de la pandemia por Covid-19, y dialogó con este diario sobre este y otros temas.

 

Médica pediatra infectóloga, miembro de la Sociedad de Pediatría (SAP) y de la Sociedad de Vacunología y Epidemiología (SAVE), Uboldi responde a las consultas con su habitual lenguaje claro y concreto, pero también con videos, gráficos y referencias a otros profesionales. Como Tomás Pueyo, el ingeniero criado en España que desde San Francisco (EE.UU) acuñó el artículo “The Hammer and The Dance” (El martillo y la danza) que se usa como referencia en todo el mundo.

 

El gráfico ideado por Tomás Pueyo representa la evolución de la pandemia sin ninguna intervención, con mitigación o con una intervención fuerte como una cuarentena obligatoria, representada por un “martillo”, para aplanar la curva de casos. Y el período posterior, la “danza” con medidas más o menos morigeradas para evitar un brote. 

 

Según su aporte, el “martillo” serían las medidas duras tomadas hasta ahora para controlar la epidemia y aplanar la curva de casos; pero esas medidas duras no pueden ser permanentes. El período que transcurra hasta la existencia de una vacuna o un tratamiento probado contra la enfermedad es lo que llama “danza”, que consta de extremar o no las medidas de distanciamiento, y recuperar de a poco la normalidad: “una danza entre la economía y el sistema sanitario”, resume, donde todo gira alrededor de R0, la expresión que indica la tasa de transmisión y que hay que mantener bien cerca o por debajo de 1.

 

- ¿Cuál es el escenario actual con respecto al Covid-19?

 

- Nos enfrentamos a un virus nuevo y, por lo tanto, la mayoría de la población no se expuso, es decir que se la considera susceptible de desarrollar la enfermedad si están en contacto con el virus. Entonces, el universo de las personas que se pueden contagiar son todas las que residen en la Argentina y en la provincia de Santa Fe.

 

¿Cómo se identifican esas personas? Inicialmente por una forma especial de neumonía que surgió en China y a partir del estudio de esa forma y gravedad comenzó a pensarse en un diagnóstico. Para el análisis de datos, se trabaja primero con los registros de internación y gravedad que son los más evidentes y cantidad de muertes confirmadas. De la relación de casos confirmados y muertes surge la tasa de letalidad, que es variable y en algunos lados era de alrededor de 2 o de 3 y pudo llegar en algunos casos a 6, dependiendo de un factor muy importante como es la cantidad de población en estudio, cuántos casos se están confirmando y si solo estamos tomando los pacientes internados.

 

El otro elemento importante fue evaluar cómo se duplica el virus, cuál es su transmisibilidad, y esto se mide por el índice R0 que, a partir de un caso confirmado, establece cuántas personas podrían contagiarse. A partir del conocimiento sobre este número hay estrategias que podemos incorporar para modificar y controlar la curva de ascensos o positivos. Esta tasa de letalidad, según el momento y el país, puede ser muy baja como en algunos países de Asia, o muy alta como en España e Italia.

 

Por otro lado hay que recordar que, entre los pacientes que ingresan a Unidad de Cuidados Intensivos, también hay que trabajar en el índice de sospecha, si llegan tempranamente al diagnóstico y por otro lado las características de la terapia intensiva y del equipamiento que también condiciona la sobrevida.

 

Uno de los cuadros que mostró el presidente Alberto Fernández el sábado 25 de abril (con cifras totales a esa fecha) revela la evolución en jurisdicciones que presentan más de 100 casos confirmados. La curva que representa a Santa Fe está aplanada.

 

 

- ¿Cuánto se le ganó a la enfermedad con la decisión de establecer el aislamiento social, preventivo y obligatorio? ¿Cuál hubiese sido el panorama si no se tomaba una medida de estas características?

 

- Sigue estando claro que el 80 % de la población va a tener formas leves o asintomáticas, un 14 % va a requerir hospitalización y solo un 5 % va a estar crítico. Pero como la cantidad de personas susceptibles es grande, si no hubiéramos hecho ninguna intervención, la mayoría de las personas se habrían contagiado casi todas juntas y hubiera ocurrido una saturación del sistema de salud con imposibilidad de atender a todas las personas; no solo las que tienen Covid-19 sino también a quienes tuvieran accidentes de tránsito o infartos.

 

Lo que se hizo fue una intervención drástica, marcada por el cierre de las fronteras y por poner a la gente en cuarentena. A partir de allí se logró contener la situación. No se puede evitar que el coronavirus se presente, pero si se puede tratar de reducir el pico de infecciones, es decir, evitar que éstas se acumulen en un solo momento y espacio, y en cambio aplanar la curva para que se presenten los casos de modo gradual y el sistema de salud los pueda atender.

 

Esto se basa en la idea de que las personas, una vez que se infectan y se están recuperando, van a adquirir anticuerpos, o sea que se transformarían de susceptibles a inmunes. Esta estrategia formaría una especie de barrera que permitiría disminuir la curva y evitar que una cantidad importante de personas se contagien.

 

Hay interrogantes con este virus: ¿la inmunidad es de por vida? ¿existe algún estado de portador que hace que las personas lleven el virus y sigan estando contagiosas? ¿Ese virus tiene capacidad de mutar? ¿Son posibles las reinfecciones?

 

No es posible para muchas personas y para la economía que esta cuarentena dure meses y tampoco resuelve el problema porque lo que estamos haciendo es posponer la aparición de casos. Y así como se habló de bajar la curva y, de acuerdo con otros autores, se habla de utilizar un martillo para aplanar esa curva, lo que el mundo está planteando ahora es un escenario de danza, o sea, de tratar de circular con una cantidad de casos manejable y una transmisibilidad leve, cercana a 1 y, de ese modo, manejar la apertura y cierre de las actividades.

 

Lo que se sabe es que en la medida en que podemos controlar a la persona positiva utilizando los testeos y podemos identificar los contactos estrechos y ponerlos en cuarentena, logramos un contagio con un cierto control del caso, lo que permite que la gente pase de una situación de susceptible a otra de inmune.

 

 

 

- ¿Considera prudente evitar, por ahora, las salidas diarias recreativas? ¿Hasta cuándo?

 

- En este momento, después de la medida del presidente corresponde que cada provincia analice su situación y diseñe su plan estratégico. El país no se encuentra en un mismo período, sino que las grandes ciudades y la provincia de Buenos Aires vienen con un crecimiento de la curva, aún contenido. En el caso de la provincia de Santa Fe, Rosario tiene circulación comunitaria y tiene una curva bastante amesetada. La ciudad de Santa Fe hace 15 días que no tiene casos y Rafaela tiene un cúmulo de casos relacionados entre sí, lo que se llama cluster.

 

Entonces, es adecuada la decisión que se tomó de ser muy cautos en las grandes ciudades o en las capitales donde hay más circulación de gente y transporte público para vehiculizar. Esta medida recreativa para las grandes ciudades no es tan fácil de implementar, requiere un protocolo y, por otro lado, hay que tener un gran control; pero lo cierto es que mucha de la estructura de control se encuentra abocada a la circulación, a los precios y a las medidas de seguridad.

 

Creo que en los lugares más pequeños sí es posible, de acuerdo a cantidad habitantes y otras variables. Se pueden estratificar a las ciudades en verde, amarillo y rojo para establecer cómo se podrían flexibilizar medidas, no solo recreativas sino también laborales.

 

 

- Si en la ciudad de Santa Fe hace más de 15 días que no hay casos y el ciclo de la enfermedad es de 14 días, ¿quiere decir que en esta capital no hay Covid-19? ¿Cómo se produciría un nuevo contagio si se mantiene el aislamiento?

 

- Nunca sabemos cuándo va a ocurrir el contagio, básicamente porque es un virus que se transmite y no se ve y que en esta transmisión influye el rol todavía no muy definido de las personas asintomáticas. Por otro lado, están los presintomáticos que son aquellos que hoy están bien y mañana pueden desarrollar síntomas; las personas con síntomas leves sin fiebre alta y luego el grupo menor de los grandes sintomáticos. En la medida en que salimos de nuestra casa interactuamos con muchas personas y cuanto más concurrimos a distintos espacios por compras, trabajos o trámites, más posibilidades de contactos tenemos respecto de quienes permanecen en su casa.

 

En el caso de la ciudad de Santa Fe, los vínculos existen con la ciudad de Rosario y por las rutas que lo atraviesan, y no podemos decir que esté libre y sea imposible la circulación del virus.

 

Es muy interesante el estudio que está haciendo la Ciudad Autónoma de Buenos Aires con el gobierno nacional en las estaciones de Constitución y Retiro, con una medida indirecta de circulación comunitaria como es buscar anticuerpos en personas que transcurren por estos espacios de transporte. Así se evalúa si hay mucha población que ya tiene estos anticuerpos, con lo cual muchos pasaron la infección, o si tenemos población que nunca se expuso al virus o estamos en una situación intermedia, lo que supone jerarquizar y determinar estas medidas de apertura y de cierre.

 

“No se puede evitar que el coronavirus se presente, pero sí intentar que las infecciones no se acumulen en forma simultánea”, opina Andrea Uboldi.Foto: Luis Cetraro / Archivo

 

 

- ¿Cómo evalúa la situación de Santa Fe respecto al país en cuanto a número de casos y comportamiento frente a la pandemia?

 

- Me parece que Santa Fe está en una situación de curva controlada. Ha sido muy acertada la descentralización del laboratorio que ayuda mucho a la confirmación de positivos. También fue acertado abrir la definición de casos para pasar de 38º de temperatura a 37.5º para captar más personas que podrían estar presentando síntomas, y centralizar los testeos para el personal de salud y geriátricos que son dos grupos donde puede haber un disparo de la curva. Y sería interesante para Santa Fe la llegada de los test de anticuerpos (como los descriptos en CABA) para ver la circulación comunitaria. Esta modalidad está propuesta para algunos lugares como Rosario, en barrios donde se presentaron casos y para el regreso de personal de salud a su trabajo (aunque, vale la aclaración de que hay que interpretarlos correctamente porque los positivos confirman, pero los negativos no descartan).

 

Este tiempo ganado por la cuarentena permitió que los servicios se organizaran, que los profesionales se vincularan con los equipos de protección personal, que se desarrollaran los protocolos y que se pusiera a punto el sistema de salud para una mejor respuesta.

 

 

Dengue: el otro frente de batalla

 

- En este momento, ¿le preocupa más el dengue o el coronavirus?

 

- En este momento tenemos que planificar la situación de coronavirus que nos parece que está estable. Y tenemos que tratar de cerrar los brotes donde la situación de dengue es más compleja, como son los departamentos General Obligado, Castellanos y Rosario, que están afectados por esta enfermedad porque trabaja con las mismas variables; la comunidad, los sistemas de salud y los municipios y comunas, que tienen que hacer frente a ambas situaciones. El dengue es un problema muy importante de salud pública que tiene que ser abordado.

 

 

Y por otro lado, el resto de los problemas también preocupan porque esta situación de cuarentena y autodistanciamiento no tiene que determinar que la gente no consulte por miedo a contagiarse por coronavirus. De modo que preocupa que no se estén haciendo los controles de embarazos, de niños menores de un año, de las personas que tienen que hacer tratamiento oncológico, alguna cirugía vinculada con su calidad de vida o un tratamiento crónico que necesita de un control para mantenerse estable.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa

Autor:

Nancy Balza


Temas:


Empresarios y trabajadores del transporte coinciden: la solución es con subsidios - Movilización de unidades urbanas e interurbanas por las calles del centro. Algunos van a la sede del Ministerio de Trabajo, otros a Casa de Gobierno y un tercer grupo a la Municipalidad -
Área Metropolitana
El Río Paraná pegó otro salto y quedó más cerca del metro en Santa Fe -  -
#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  Tiempo de Delivery  Coronavirus  Río Paraná  Dengue  Colectivos Santa Fe  

Recomendadas