https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Jueves 14.05.2020 - Última actualización - 12:39
12:36

En principio le dirían que sí en Paraguay

Antes del fallo, Colón pide una "audiencia" en Conmebol

El reclamo sabalero está en la Cámara de Apelaciones de la casa madre del fútbol sudamericano. Al fallo lo emitirán cinco personas, de las cuales una se excusó —el Dr. Guillermo Saltos— por ser ecuatoriano. Será reemplazado en breve.

La sede de Luque </BREVES TXT>Acá, a sólo unos minutos de Asunción del Paraguay, se “cocinará” el fallo que espera todo el Mundo Colón. En el mes de noviembre del año pasado, un par de días de terminada la Final Única, el Comité de la Unidad Disciplinaria rechazó la denuncia sabalera. Ahora, el sabalero insiste en la Cámara de Apelaciones de la Conmebol. Si otra vez le dicen “no”, Colón irá al TAS en Suiza.  Crédito: Mauricio Garín.La sede de Luque Acá, a sólo unos minutos de Asunción del Paraguay, se “cocinará” el fallo que espera todo el Mundo Colón. En el mes de noviembre del año pasado, un par de días de terminada la Final Única, el Comité de la Unidad Disciplinaria rechazó la denuncia sabalera. Ahora, el sabalero insiste en la Cámara de Apelaciones de la Conmebol. Si otra vez le dicen “no”, Colón irá al TAS en Suiza.
Crédito: Mauricio Garín.

La sede de Luque Acá, a sólo unos minutos de Asunción del Paraguay, se “cocinará” el fallo que espera todo el Mundo Colón. En el mes de noviembre del año pasado, un par de días de terminada la Final Única, el Comité de la Unidad Disciplinaria rechazó la denuncia sabalera. Ahora, el sabalero insiste en la Cámara de Apelaciones de la Conmebol. Si otra vez le dicen “no”, Colón irá al TAS en Suiza. Crédito: Mauricio Garín.



En principio le dirían que sí en Paraguay Antes del fallo, Colón pide una "audiencia" en Conmebol El reclamo sabalero está en la Cámara de Apelaciones de la casa madre del fútbol sudamericano. Al fallo lo emitirán cinco personas, de las cuales una se excusó —el Dr. Guillermo Saltos— por ser ecuatoriano. Será reemplazado en breve. El reclamo sabalero está en la Cámara de Apelaciones de la casa madre del fútbol sudamericano. Al fallo lo emitirán cinco personas, de las cuales una se excusó —el Dr. Guillermo Saltos— por ser ecuatoriano. Será reemplazado en breve.

En las últimas horas, más allá de las limitaciones físicas por la pandemia, se generaron algunas novedades en el reclamo que el Club Atlético Colón presentó en la misma Conmebol por la ya conocida figura de “fraude deportivo” contra el arquero Jorge Vladimir Pinos, figura de Independiente del Valle, equipo ecuatoriano que ganó en La Olla la Final Única de la Copa Sudamericana 2019.

 

Los dos clubes, cada uno con su estrategia, comenzaron el round de estudio en el imaginario cuadrilátero de Luque. Como se recordará, el año pasado la Unidad Disciplinaria le dijo “no” al reclamo de Colón, por lo que ahora la estrategia sabalera está en “Fase 2”: Cámara de Apelaciones de la Conmebol.

 

Por un lado, el primer plazo para cerrar antecedentes, pruebas y descargos era el 12 de mayo. En principio, el oficio inicial del organismo es “sólo para que Colón e Independiente del Valle” presenten documental. Mientras el sabalero lo hizo antes de esa fecha, el Dr. Andrés Holguín, abogado del club ecuatoriano, solicitó una prórroga —con motivo del coronavirus— que fue aceptada: le extendieron el plazo hasta el día 1 de junio. El próximo paso, debiera ser el fallo.

 

Claro que Colón se jugó una “carta” estratégica previa. Como en la documental probatoria, los abogados sabaleros hacen referencia a tres clubes de Ecuador (Independiente del Valle, Técnico Universitario y Sur y Norte), a la misma Federación de dicho país y al arquero Jorge Vladimir Pinos, Colón solicita una figura antes del fallo final.

 

Se trata de una “audiencia de todas las partes”, pedido argentino que ya está en la misma Cámara de Apelaciones de Conmebol. Por un lado, se trata casi siempre son “reuniones físicas”, buscando el “cara cara” de todos los actores involucrados: cuatro clubes, una Federación y el golero. Si la pandemia se extendiera, Colón insistiría en buscar esta figura de la audiencia antes de la sentencia final en Paraguay.

 

¿Quién son los “jueces”?

 

La Cámara de Apelaciones de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) está integrada por cinco personas, a saber:

 

— 1) Sr. Guillermo Saltos / Ecuador

— 2) Sr. Juan Monroy Gálvez / Perú

— 3) Sr. Gildardo Muñoz Cardona / Colombia

— 4) Sr. Omar Dorado / Bolivia

— 5) Sr. Horacio Agustín Pintos / Uruguay

 

Como se puede apreciar, el número “1” es un abogado ecuatoriano, que además es el síndico de la hoy cuestionada Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF). Más allá que la idea del Dr. Saltos es “excusarse”, hay un formato “base” donde automáticamente se elimina a uno de los cinco jueces si aparecen involucrados clubes de ese país.

 

Igualmente, por lo que pudo averiguar El Litoral, se debe mantener el “número impar” (en este caso 5) de la Cámara de Apelaciones para poder “desempatar” en caso de igualdad de opiniones antes de la sentencia. Por lo tanto el ecuatoriano Guillermo Saltos será reemplazado por otro abogado de la Conmebol.

 

¿Cómo son los tiempos?

 

En medio de la pandemia, indefinidos. Sin ir más lejos, ahora Independiente del Valle pidió prórroga y la raya se corrió hasta el 1 de junio. A partir de allí, con los argumentos de los dos clubes presentados en Luque, la Cámara de Apelaciones se toma “todo el tiempo que considere necesario” para fallar. Eso sí: dentro de la Conmebol, gane quien gane, no hay más instancias.

 

“Vamos a ir con todo ésto hasta las últimas consecuencias”, repite el presidente sabalero —José Néstor Vignatti— cada vez que en alguna entrevista se lo consulta por este tema.

 

Si el Comité de Apelaciones de la Conmebol le vuelve a decir “no” a Colón, como lo hizo la Unidad Disciplinaria el año pasado en Paraguay, el paso siguiente para reclamar es el TAS (Tribunal Arbitral du Sport son las siglas en francés), que es un organismo de arbitraje que dirime polémicas en torno al deporte.

 

Se lo conoce, de manera errónea, como “el TAS de la FIFA”, cuando en realidad no tienen nada que ver. FIFA es una cosa (con sede en Zurich) y TAS es otra (con sede principal en Lausana más sus oficinas en Nueva York y Sidney).

 

Por lo que pudo chequear El Litoral, Colón está dispuesto a “pagar los costes” y presentarse en el TAS si la Conmebol otra vez le dice no. Claro que, como si fuera fútbol, acá también es “paso a paso”.

 

Por ahora, hay confianza en focalizar todo en el Comité de Apelaciones de la Conmebol, en Paraguay. En el búnker sabalero creen que una señal favorable sería que “desde Luque se acepte esa figura —que existe— de la audiencia preliminar a la sentencia final”. Todo está por verse en el epicentro del fútbol sudamericano.

 

Sorpresa por lo de Pinos 

 

Una vez más, con este tema Colón/Conmebol, el multimedios El Litoral marcó agenda: la noticia que el arquero Jorge Pinos contrató al abogado de Lionel Messi fue de las más leídas de ayer en el sitio, pero además generó mucho ruido en Ecuador.

 

“¿Por qué el golero Pinos tiene ahora un abogado (el Dr. Ariel Reck) distinto al de su propio club, Independiente del Valle (el Dr. Andrés Holguín)?”, se preguntan los medios y colegas en la mitad del mundo.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa

Autor:


Temas:


Cuantioso golpe en Sauce Viejo - Se supone que en el robo actuaron varias personas las que contaron además con algún vehículo, opinaron las víctimas.  -
Sucesos
Desde este lunes, los comercios de la ciudad de Santa Fe podrán atender de 10 a 18  -  -
La pandemia llegó para desestructurar y mostrar un sinfín de escenarios y retos - Dispares. Las diferentes formas de trabajar hacen imposible crear una uniformidad para el ámbito laboral en un contexto de pandemia. No en todos los casos es posible el teletrabajo. -
#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  Coronavirus  Río Paraná  Dengue  Colectivos Santa Fe  Vicentin  

Recomendadas