https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Sábado 16.05.2020 - Última actualización - 15:34
11:59

Martín “Patita”Mazzoni

Abrazado al fútbol

Jugó durante 20 años en Unión, donde pasó momentos inolvidables. Después, cuando dijo basta, se formó como DT, puesto en el que pasó gratos momentos y hoy disfruta de La Salle, un lugar donde ya expone toda su experiencia.


Martín “Patita” Mazzoni. Con la camiseta de Unión, disfrutando del juego, su gran pasión. Foto: Flavio Raina
+1





Martín “Patita”Mazzoni Abrazado al fútbol Jugó durante 20 años en Unión, donde pasó momentos inolvidables. Después, cuando dijo basta, se formó como DT, puesto en el que pasó gratos momentos y hoy disfruta de La Salle, un lugar donde ya expone toda su experiencia. Jugó durante 20 años en Unión, donde pasó momentos inolvidables. Después, cuando dijo basta, se formó como DT, puesto en el que pasó gratos momentos y hoy disfruta de La Salle, un lugar donde ya expone toda su experiencia.

Hijo de Carlos Alberto Santos Mazzoni, Martín jugaba como volante central y su primer equipo fue justamente Unión de Santa Fe. En el club de la Avenida vivió sus mejores años como futbolista donde alternó buenas y no tanto. Ascendió con Unión y luego hizo lo mismo con Quilmes. 


Guardado los botines, comenzó con la carrera como entrenador. Fue uno de los fundadores del ya desaparecido Santa Fe FC, donde además dio sus primeros pasos como DT en 2014 dirigiendo al equipo en el Torneo del Interior. Al año siguiente fue técnico de La Salle en el Torneo Federal B. En 2016 regresó a Unión de Santa Fe, el club que lo vio nacer como futbolista, para hacerse cargo del equipo de Liga. Con la asunción de Juan Pablo Pumpido como técnico del plantel profesional, “Patita” se convirtió en uno de sus ayudantes de campo. También acompañó a Pumpido (h) cuando fue elegido como nuevo técnico de Patronato de Paraná.


En la actualidad dirige al Club La Salle que participa en los torneos oficiales de la Liga Santafesina de Fútbol.


—¿Cuándo comienza tu carrera como futbolista?


—Comencé en Unión a los 10 años, en pre-novena. Con Don Neato Grasso. Me fiché el 29 de abril de 1986. Pasé por todas las divisiones inferiores y en marzo del 94 debuté en la primera de Unión. Nos seguimos juntando con la categoría 76, un grupo muy lindo, unido, con quienes mantenemos la amistad después de tantos años.


—¿Qué significa Unión para vos?


—Fue mi segunda casa, imagínate que fui jugador de Unión durante 20 años. Porque dejé de jugar en 2006, estuve dos años a préstamo y 18 en el club, entre los 10 y los 30 años. Conocía cada lugar, cada persona, cada cosa que pasaba en el club. Pasé muchas horas de mi vida en ese lugar. Cuando nací mi papá era jugador (hasta entramos con mi hermano como mascotas a la cancha), y después toda la carrera amateur y profesional.


—¿Qué fue lo mejor que te pasó en tu vida como deportista?


—Lo mejor de la carrera es precisamente haber sido jugador de fútbol, y más haber podido desarrollarme en mi club, del que soy hincha. Es lo mejor que le puede pasar a un niño que sueña con ser jugador de fútbol y lograrlo es lo más lindo que te puede pasar. 


—¿Y lo peor?


—Y lo peor o lo más triste fueron las lesiones que tuve (tres fracturas de tibia y dos operaciones de ligamentos cruzados), pero bueno, son parte de las cosas que te pueden pasar y así lo tomé, con tranquilidad, enfrentando y superando cada una de las lesiones que tuve. 

 

—Y la alegría de máxima tensión...

 

—El día más feliz fue el 13 de julio del ‘96 cuando ascendimos a primera. En realidad, ese fue el día de la segunda final, pero esa época fue increíble, realmente vivimos algo soñado. Además, tuve la suerte de hacer algunos goles importantes (en la primera final contra Instituto, en un clásico del ‘96 que empatamos sobre la hora, en la promoción por el descenso en 2002), así que estoy agradecido por todo lo que viví en el fútbol.


—Llegaba el final y...


—Mi último año jugué en La Plata Fútbol Club, en el Argentino A, no venía teniendo continuidad en Unión, creía que podía jugar y que estaba bien (después de la última operación de rodilla). Jugué todos los partidos del torneo, me sentí bien, y cumplí con ese desafío interno de volver a jugar.
Ese año se fundó Santa Fe Fútbol Club, y yo fui parte de ese proyecto, así que cuando terminé el año en La Plata me volví y dejé de jugar. Obviamente influyó que no me convencían las posibilidades que tenía para seguir jugando y los dolores que sentía en el día a día. Sentí que había hecho todo lo que podía hacer como jugador, y que era el momento y el lugar para empezar una carrera en otro sector dentro del fútbol, pero siempre dentro de una cancha.


Como DT


“Como técnico, al día siguiente que dejé de jugar me dediqué a Santa Fe FC, ahí pasé por todas las funciones, técnico en primera y en inferiores, ayudante de campo, coordinador, delegado, la verdad que hice de todo, y me dio la posibilidad de aprender y de vivenciar un montón de cosas que uno cuando es jugador no se da cuenta. En el medio trabajé como ayudante de campo de Roberto Trotta en sus dos primeros períodos de Independiente Rivadavia de Mendoza y en Almagro. Él me dio la posibilidad y la confianza para trabajar en el fútbol profesional. Después Unión en reserva y en primera, y Patronato con Juan Pablo Pumpido”.


“En La Salle dirigí en 2015, una linda experiencia, perdimos la final del torneo de liga, jugando también el Federal B. En mi vuelta, el año pasado tuvimos nuestros momentos buenos y no terminamos bien el año, así que iniciamos el 2020 con la expectativa de lograr algo importante. Veremos si en lo que queda del año podemos tener fútbol”, agregó. “La Salle es un lugar donde me tratan muy bien, valoro mucho que me hayan llamado para trabajar después de mi paso hace unos años, eso para uno es importante”.


“En la actualidad, busco mantenerme relacionado al fútbol, desarrollándome como entrenador y seguir aprendiendo, como lo hago también a través de las charlas de zoom que hacemos con mi grupo de amigos escuchando gente del ambiente. Y con la intención siempre de dejar algo positivo donde trabajo, tanto a nivel humano como en los resultados”, concluyó Patita.

 

“Cuando papá dejó de jugar, yo tenía 6 años. Igual, siempre me hablaron muy bien de él, en todo sentido. A mí, sus consejos me ayudaron en la formación como jugador profesional. De él aprendí cosas de adentro de la cancha y también de afuera”. Martín Mazzoni. Ex jugador de Unión

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa

Autor:

Juan Carlos Haberkon


Temas:


Con el invierno, el virus podría generar mayor incidencia de casos de Covid-19 - La mayor estabilidad viral a temperaturas más bajas del SARS-CoV-2 es sólo una parte de un problema más complejo, en el cual inciden la estacionalidad de muchas infecciones virales y los factores climático-ambientales -entre otros-, dice Claus -
Salud
Itaipú aprobó liberar más agua en junio, pero menos de lo previsto por Argentina - Las erogaciones de la represa Itaipú serán equivalentes a los caudales que reciba. Si no llueve en la cuenca alta del Paraná, la situación se complicará. -
Área Metropolitana
Más cepo: se paraliza la venta de insumos -  -
#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  Coronavirus  Río Paraná  Dengue  Colectivos Santa Fe  Vicentin  

Recomendadas