https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Lunes 18.05.2020 - Última actualización - 7:28
7:27

Marcelo Garrafo

"La pasión es fundamental para motivarnos"

En diálogo con “Pupi” Traverso, a través del instagram oficial de Santa Fe Rugby Club, el experimentado ex jugador de la selección argentina y actual entrenador de San Lorenzo de Almagro, contó, entre otras cosas, cómo sobrelleva esta cuarentena con su grupo de trabajo y las jugadoras a cargo.

En Santa Fe. Unos años atrás, en el sintético de la ASH, brindando una clínica para jugadoras locales. Crédito: Luis CetraroEn Santa Fe. Unos años atrás, en el sintético de la ASH, brindando una clínica para jugadoras locales.
Crédito: Luis Cetraro

En Santa Fe. Unos años atrás, en el sintético de la ASH, brindando una clínica para jugadoras locales. Crédito: Luis Cetraro



Marcelo Garrafo "La pasión es fundamental para motivarnos" En diálogo con “Pupi” Traverso, a través del instagram oficial de Santa Fe Rugby Club, el experimentado ex jugador de la selección argentina y actual entrenador de San Lorenzo de Almagro, contó, entre otras cosas, cómo sobrelleva esta cuarentena con su grupo de trabajo y las jugadoras a cargo. En diálogo con “Pupi” Traverso, a través del instagram oficial de Santa Fe Rugby Club, el experimentado ex jugador de la selección argentina y actual entrenador de San Lorenzo de Almagro, contó, entre otras cosas, cómo sobrelleva esta cuarentena con su grupo de trabajo y las jugadoras a cargo.

En esta cuarentena, en el ámbito deportivo (como en muchos otros), las entrevistas en vivo a través de la red social Instagram, fueron moneda corriente. Metodología que usó, entre otros, Santa Fe Rugby Club. Días atrás, con protagonistas “de lujo”: haciendo las veces de periodista, la excelente jugadora de la entidad de Sauce Viejo, Celina “Pupi” Traverso; y del otro lado, el experimentado ex jugador de la selección argentina de hockey, y actual entrenador de San Lorenzo de Almagro, Marcelo Garrafo.

 

Actualidad y cuarentena

 

—Estabas iniciando un proceso en San Lorenzo, y de golpe, la cuarentena.
Obviamente con la frustración que todos tenemos. Pero me recostaría sobre las cosas positivas. Lo hablaba hace poco con diversos grupos: todos estamos aprendiendo a ser entrenadores virtuales, porque necesitamos seguir estimulando a nuestros grupos y hay que hacerlo de alguna manera, y nunca nos preparamos para esta modalidad. Y en esta preparación, si se quiere forzosa, ya estamos recorriendo un abanico de situaciones muy interesantes. Al principio, cuando todos pensábamos que esto iba a durar una o dos semanas, aproveché y armé conceptos de puntos claves que habíamos analizado en el diagnóstico del equipo para intentar mejorarlo. Así que preparé unos powerpoint y lo envié al plantel. Esa etapa pasó y cuando pasamos a la siguiente, ya no podía seguir con esa metodología teórica sobre lo que me interesaba. Entonces elegimos otras modalidades: que preparen un trabajo práctico referente a un tema de terminado; usamos el “Quizizz”, que es una herramienta para jugar a las preguntas y respuestas competitivamente; todo vía zoom, nos hemos disfrazado, invitamos a personalidades. O sea, en este aprendizaje buscamos motivarnos. Desde ya que el preparador físico hace su trabajo, que es el más importante en definitiva, porque es la parte que más se puede deteriorar. Cada una lo hace como puede.

 

—¿Cómo se mantienen motivados ustedes los entrenadores y los PF?
Es la pasión que te lleva a motivarte, el desafío, y lo interesante, como en todos los órdenes de la vida, es encontrar cuál es el desafío de cada uno. En mi caso fue preguntarme cómo hago para motivar a un equipo on line. Esta nueva forma de ser entrenador es un gran desafío. No me alcanzan las horas del día de todo lo que tengo para hacer, porque descubrí nuevas herramientas de todo tipo para gestionar equipos. Y muchas se van a quedar. Sirven para charlas grupales, individuales, que por lo general, no tenés tiempo para hacerlo en la semana. Entonces capaz estamos media hora hablando con cada una. Y siempre me pareció interesante saber qué opinaba el cuerpo técnico de uno como jugador. Y tener la posibilidad de decirle las fortalezas y debilidades de manera directa, potenció el aprendizaje. Y como líder de un cuerpo técnico, uno también debe ocuparse de su equipo de trabajo, porque probablemente por momentos haya bajones. Pero es algo que también pasa durante el años. Porque un entrenador, durante el año, tal vez no siempre tenga ganas de entrenar. Sin embargo, un muy buen entrenador hace de que nunca el equipo se de cuenta que eso ocurre. Por eso, muchas veces debemos ser grandes “farsantes”. Somos generadores de entusiasmo, y debemos encontrarlo donde sea. Siempre digo que cuando uno empieza el momento del entrenamiento, que es cuando bajas del auto y llegás al club, es como subir arriba de un escenario. Porque a partir de ahí uno tiene que estar al servicio de los demás, que son los jugadores.

 

—¿Qué torneos se deberían jugar cuando termine la cuarentena?
No imagino una vuelta inmediata, por ende creo que los torneos que deberían jugarse son los locales. Porque no imagino una competencia que requiera viajes en colectivos, donde se junte mucha gente. Habría muchas más limitaciones para esos torneos. En los torneos locales no habrá vestuarios, las prácticas al principio serán distanciadas. La selección masculina de Holanda ya está entrenando. Lo hacen en tres turnos. Sólo seis jugadores por bloque. No se pueden cambiar.

 

Palabra autorizada

 

—¿Ves algún cambio en las generaciones que vienen, respecto a la época de Magui Aicega, Lucha Aymar o incluso en la nuestra?
Sí, se ve algo distinto y tiene mucho que ver con la tecnología. Hoy los jóvenes se están criando en un momento en que si tienen un problema, la resolución la tienen en un segundo. Es decir, están acostumbrados a que todo se solucione inmediatamente. Y lo que se nota mucho de ese modelo mental es que van conformando su modelo de crecimiento o maduración. Y después cuando llegan a una división superior, quieren lo mismo: jugar rápidamente en primera. Y lo normal es que un jugador cuando sube de quinta división, es muy difícil subir de quinta y jugar en primera directamente. Son excepciones, porque todavía están aprendiendo a jugar y necesitan recorrer ese proceso. Y esto muchas veces ocurre que, acostumbrados a la generación del Google, desconocen el proceso, se enojan y se frustran muy rápido. La fantasía que todos tienen es la de jugar en primera. Y no digo que esté mal. Pero nosotros como entrenadores lo que tenemos que impulsar es el espíritu de superación, porque es algo que involucra a todas. En cambio si hablás solamente de primera división, involucrás a muy pocas. Como entrenadores debemos ser inclusivos, y eso es hablar de superación.

 

—¿Cuáles son las características actuales de un equipo ideal?
A cualquier equipo que entreno, intento conducirlo y enfocarlo hacia la excelencia, porque pienso que se puede lograr. Para mi un equipo de excelencia es aquel que maneje distintos sistemas defensivos durante un mismo cuarto. O sea, que en un mismo período, de marcar en zona se pase a marcación individual. Que pueda variar el bloqueo y en más de dos oportunidades. Eso respecto al partido sin pelota. Con pelota, la construcción del juego es lo que más me gusta y además creo que hoy podemos decir que hay dos maneras de plantear el juego a su equipo. Uno que tenga en su esencia la construcción de someter a su rival. O sea, equipos con posesiones largas que eligen cuando atacar. En este sentido, internacionalmente, el mejor ejemplo en el hockey masculino es Bélgica. Y el otro modelo, es el equipo que ataca de cualquier lado, que es mucho más vertical y agresivo. Y acá, como ejemplo, el mejor representante, también entre los hombres, es Australia.

 

La bandera y la “revolución” para usar la camiseta Argentina

 

Garrafo tuvo el privilegio y el honor de ser abanderado olímpico y panamericano, algo que representa un orgullo impresionante para cualquier deportista.

 

—Fuiste abanderado en los JJ. OO. de Barcelona ’92. ¿Qué sentiste cuando te lo dijeron?
Una emoción increíble porque un Juego Olímpico es lo máximo, y haber sido elegido abanderado fue un premio a mis padres también decirles ’hasta aquí llegué, les regalo esto’. Fue la coronación de una carrera deportiva, y un premio inolvidable, con emociones inolvidables. Sin dudas una de las cosas más fuertes que me pasó en mi vida. Es una anécdota muy linda, emocionante, porque demuestra la pasión que teníamos en ese momento.

 

—También te tocó llevar la bandera en un Panamericano. ¿Qué pasó antes de entrar?
Antes que nada debo decir que fue toda una distinción y una situación muy gratificante. Fue en el año 1987, primera vez que era abanderado. Era en Indianápolis y la ceremonia se izo en la famosa pista de las 500 millas, un lugar muy emblemático. Y en la previa hay nervios, mucha televisión, te ordenan, todo contrareloj. Había que subir una escalera para el escenario, después bajar y desfilar por la pista. y cuando iba con la bandera, le pego con la parte de arriba al techo, casi se me cae, un papelón terrible.

 

—¿Qué revolución hiciste para que Argentina pueda usar la camiseta celeste y blanca?
Es una anécdota muy linda, emocionante, porque demuestra la pasión que teníamos en ese momento. Eso ocurrió en el año 1981. Y hay que ubicarse en el contexto: en 1978 se jugó el mundial de fútbol en nuestro país. Y el nacionalismo y la pasión que generó la camiseta de la selección, el campeonato del mundo, fue algo muy fuerte, tal como ocurrió en 1986. Entonces nosotros teníamos la imagen futbolera. Pero usábamos camiseta blanca, pantalón celeste y medias blancas. O la alternativa que era camiseta celeste, pantalón blanco y medias celestes. Y lo cierto era que no jugábamos con la camiseta argentina, que era la de bastones blancos y celestes.
El hockey obviamente era menos popular, pero el grupo que conformábamos, éramos todos muy futboleros. Y yo era el capitán en ese momento, entonces charlando con dos o tres de los muchachos fuimos a hacer un planteo de que queríamos jugar con la camiseta argentina. Se lo planteamos al jefe de equipo, con un poco de ’presión’ y ganamos. El Sponsor nuestro de ese momento (Adidas) y no tenía camisetas de Argentina. Porque el sponsor de la de fútbol, era otro (Lecop). Entonces lo que usamos fue unas camisetas de Racing que sí tenía Adidas. Así que uno de los pirmeros partidos que se jugó en cancha sintética del país, que fue en Obras Sanitarias, lo jugamos con la de Racing. Lo más importante de todo esto, es que a partir de ahí no dejamos de usar la camiseta Argentina. La identidad que generó fue muy fuerte y fue un orgullo haber sido parte de eso.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa


Temas:


Con el invierno, el virus podría generar mayor incidencia de casos de Covid-19 - La mayor estabilidad viral a temperaturas más bajas del SARS-CoV-2 es sólo una parte de un problema más complejo, en el cual inciden la estacionalidad de muchas infecciones virales y los factores climático-ambientales -entre otros-, dice Claus -
Salud
Itaipú aprobó liberar más agua en junio, pero menos de lo previsto por Argentina - Las erogaciones de la represa Itaipú serán equivalentes a los caudales que reciba. Si no llueve en la cuenca alta del Paraná, la situación se complicará. -
Área Metropolitana
Más cepo: se paraliza la venta de insumos -  -
#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  Coronavirus  Río Paraná  Dengue  Colectivos Santa Fe  Vicentin  

Recomendadas