https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Miércoles 20.05.2020 - Última actualización - 13:45
13:42

Es el segundo país con más contagios

Rusia logra estabilizar los casos de coronavirus y se prepara para una larga desescalada

 Crédito: Gentileza
Crédito: Gentileza

Crédito: Gentileza



Es el segundo país con más contagios Rusia logra estabilizar los casos de coronavirus y se prepara para una larga desescalada

Rusia,  registra por primera vez más curados que nuevos contagiados y comienza una desescalada gradual no exenta de problemas en varias regiones del país.

 

"El número de pacientes dados de alta en un día por primera vez superó el número de (nuevos) casos", indicó hoy el centro de lucha contra la COVID-19 en su informe diario.

 

De acuerdo con los últimos datos, en las últimas 24 horas se recuperaron de la COVID-19 en Rusia 9.262 pacientes, mientras que el número de los nuevos contagios se ubicó en 8.764.

 

Luz al final del túnel

 

"Parece que el país se encuentra en la fase de estabilización", dijo al respecto la representante de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Rusia, Melita Vujnovic.

 

Según dijo a la agencia TASS, es un "momento muy delicado" cuando un país empieza a registrar una bajada en los contagios.

 

En este sentido, llamó a seguir cumpliendo las recomendaciones de la OMS -distanciamiento físico, una buena higiene de las manos, más test y el aislamiento de los enfermos y posibles positivos- para seguir avanzando en la lucha contra la enfermedad.

 

El primer ministro ruso, Mijaíl Mishustin, quien retomó el martes sus funciones tras recuperarse de la COVID-19, se congratuló por la bajada de los nuevos contagios.

 

"Eso significa que, posiblemente, estemos superando el pico de presión sobre el sistema sanitario y que la situación se está estabilizando, sobre todo en Moscú, que fue la primera en toparse con la enfermedad", dijo durante una reunión telemática.

 

Agregó que la situación que se ha creado en el país permite una desescalada gradual para retornar a la vida económica habitual, pero siempre con el "uso estricto" de los medios de protección individuales, como mascarillas y guantes.

 

Moscú, epicentro de la infección pese a una mejora

 

De acuerdo con los datos oficiales, en total en Rusia hay 308.705 casos confirmados de la COVID-19, 152.306 de ellos en Moscú.

 

Al mismo tiempo, durante las últimas 24 horas en la capital rusa se registraron 2.699 nuevos enfermos, ante 5.440 dados de alta.

 

Sin embargo, junto con esa dinámica positiva, Rusia registró también en la última jornada la cifra récord de 135 fallecidos, que elevó el número de los decesos por el coronavirus a 2.972.

 

El alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin, pidió hoy no cantar victoria antes del tiempo, ya que a pesar de una disminución de las hospitalizaciones por COVID-19, cada día en Moscú ingresan en centros médicos cerca de un millar de enfermos graves.

 

Además, Sobianin alertó de que en mayo las muertes por la enfermedad pueden superar a las registradas en abril, ya que la ciudad, que confinó a su población hace casi dos meses como medida de precaución, aún se encuentra "en la fase alta" de riesgo.

 

De hecho, ayer, martes, insinuó que el confinamiento podría prolongarse más allá del 31 de mayo.

 

Según el Gobierno, la actividad económica había caído un 33 % a finales de abril, y el desempleo más que se ha duplicado.

 

De acuerdo con la viceprimera ministra rusa, Tatiana Gólikova, la tasa de paro ha aumentado un 30 % en Rusia, hasta 1,6 millones de personas, durante el periodo de confinamiento decretado para frenar el avance el virus.

 

Las regiones comienzan una compleja desescalada

 

Mientras, otras regiones rusas, donde la situación epidémica es mejor que en Moscú, comienzan a levantar tímidamente las restricciones impuestas por la propagación del coronavirus.

 

Según Gólikova, la situación epidémica en el país permite a 17 de las 85 regiones implementar la desescalada gradual.

 

No obstante, recordó que en algunas regiones todavía se observa un aumento de los casos de COVID-19, frente a la "significativa mejora" que experimenta Moscú.

 

El proceso de desescalada promete ser largo, ya que algunos territorios, que ya habían comenzado a levantar las restricciones impuestas por el coronavirus, se vieron obligados estos días a dar marcha atrás tras registrar un nuevo incremento de los contagios.

 

Este fue el caso de la región de Smolensk, que el pasado 12 de mayo, tras finalizar el periodo de "vacaciones retribuidas" de los rusos por el coronavirus, decidió iniciar una paulatina desescalada.

 

Tres días después, las autoridades de la región reconocieron que no estaban preparadas para esta medida y retomaron las restricciones iniciales que estarán en vigor hasta el 1 de junio.

 

Prevén una cuarentena estricta de la población, con salidas a la calle únicamente para ir a la tienda o a la farmacia.

 

También la región de Sarátov, en el sur del país, tuvo que revocar la autorización de efectuar paseos y hacer deporte al aire libre tras detectar una subida de los casos de COVID-19.

 

Además, las autoridades sanitarias advirtieron de que en caso de que la situación persista, las medidas restrictivas en la región, con 2,4 millones de habitantes, podrían ser incluso ampliadas.

 

 


Temas:

Además tenés que leer:



Calificadoras de riesgo colocaron a la Argentina en "default restringido" -  -
Economía
En la provincia de Santa Fe, 2 nuevos casos de Covid-19  -  -
#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  Tiempo de Delivery  Coronavirus  Río Paraná  Dengue  Colectivos Santa Fe  

Recomendadas