https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Jueves 21.05.2020 - Última actualización - 18:52
18:50

Contra el coronavirus y la crisis

El "barbijo matero" diseñado por un neuquino

Un hombre inició su emprendimiento de tapabocas desmontables que permiten, también, fumar sin sacárselo. Comparte el proyecto con otros desocupados.

 Crédito: Captura de pantalla
Crédito: Captura de pantalla

Crédito: Captura de pantalla



Contra el coronavirus y la crisis El "barbijo matero" diseñado por un neuquino Un hombre inició su emprendimiento de tapabocas desmontables que permiten, también, fumar sin sacárselo. Comparte el proyecto con otros desocupados. Un hombre inició su emprendimiento de tapabocas desmontables que permiten, también, fumar sin sacárselo. Comparte el proyecto con otros desocupados.

Desde el inicio de la pandemia por el coronavirus los tapabocas se convirtieron en los nuevos objetos cotidianos. Con la fexibilización de la cuarentena aparece la opción de volver a tomar un mate o fumarse un cigarrillo en la puerta, y con esas posibilidades a un neuquino se le ocurrió diseñar un barbijo desmontable.

 

La idea es sencilla, es un diseño de tela reforzada pero con la novedad de tener una pequeña "puertita" que al abrirla permite tomar mate o fumar sin la necesidad de tener que levantarlo y quedar aún más expuesto.

 

 

 

"Hace dos semanas estaba pensando con mi mamá y mi compañera cómo va a hacer la gente en el futuro cercano para reunirse, y dije seguro aunque sea cada uno con su mate, pero van a querer tomar", comentó Juan Manuel Escobar, el creador de esta idea.

 

Fue ahí cuando se le prendió la lamparita y pensó en diseñar barbijos desmontables que permitan esta ingesta tan común entre los argentinos.

 

Antes de la llegada del coronavirus Escobar trabajaba en una empresa de servicios petroleros y hoy es uno más de los que quedó sin ingresos ante la baja de la actividad en la provincia, pero es, al mismo tiempo, uno de esos que no se queda quieto.

 

"En mi trabajo habitual siempre fui el que sale a vender, el de las relaciones públicas, así que pensé por qué no vender tapabocas", contó el neuquino, quien una vez con la idea lista convocó a una modista -que también se había quedado sin trabajo- para que pueda concretar la idea.

 

Escobar es tajante: "Obvio que hay que usarlo responsablemente, sino se pierde el uso primordial del barbijo". "Hoy si salís a la calle es muy probable que te topes con más de uno que se baja el barbijo para fumar, y seguro con la ampliación de las salidas recreativas varios van a llevar el mate, y también deberían bajarse el barbijo para tomarlo, con mi diseño se hace más práctico y más seguro", indicó.

 

"Los barbijos se van a seguir usando por lo menos hasta fin de año. La propuesta es hacerlos más prácticos, siempre respetando el distanciamiento social", insistió.

 

 

 

 

En la primera tanda de fabricación, hizo 140 barbijos que venden a 350 pesos cada uno, y de los que ya vendieron gran parte a través de sus redes sociales. Para la segunda producción planifican convocar a más personas desocupadas.

 


Temas:


La pandemia llegó para desestructurar y mostrar un sinfín de escenarios y retos - Dispares. Las diferentes formas de trabajar hacen imposible crear una uniformidad para el ámbito laboral en un contexto de pandemia. No en todos los casos es posible el teletrabajo. -
Área Metropolitana
Desde este lunes, los comercios de la ciudad de Santa Fe podrán atender de 10 a 18  -  -
Área Metropolitana
Semana clave para la deuda y más controles sobre el dólar  -  -
#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  Coronavirus  Río Paraná  Dengue  Colectivos Santa Fe  Vicentin  

Recomendadas