https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Viernes 29.05.2020 - Última actualización - 16:31
16:30

Israel

Encuentran el cadáver del bailarín Ayman Safiah tras cuatro días de búsqueda

El cuerpo ha sido hallado en las aguas de Atlit, al norte de Israel, tras cuatro días de búsqueda

 Crédito: Captura de pantalla
Crédito: Captura de pantalla

Crédito: Captura de pantalla



Israel Encuentran el cadáver del bailarín Ayman Safiah tras cuatro días de búsqueda El cuerpo ha sido hallado en las aguas de Atlit, al norte de Israel, tras cuatro días de búsqueda El cuerpo ha sido hallado en las aguas de Atlit, al norte de Israel, tras cuatro días de búsqueda

El Mediterráneo ha sido el escenario del último baile de Ayman Safiah. El cadáver del llamado "Billy Elliot árabe" ha sido hallado en las aguas de Atlit, al norte de Israel, por la policía israelí tras cuatro días de búsqueda. La última vez que se le vio fue en la playa de Neveh Yam junto a unos amigos. Safiah y una amiga fueron arrastrados por potentes y traicioneras olas. El bailarín, que era un buen nadador, logró salvarla pero no pudo salvarse. La próxima semana iba a celebrar su 29 aniversario.

 

"Billy Elliot fue fundamental para decidirme a bailar. Su historia es mi historia y si no fuera por esta película no estaría ahora bailando", me confesó Safiah hace más de una década en su casa de la aldea natal Kafr Yasif en la Galilea. Afrontando enormes prejuicios que parecían insalvables en su propia comunidad, contaba su sueño: "Quiero ser el primer palestino musulmán que se dedica profesionalmente al ballet clásico". El joven se hizo un nombre en el mundo del baile en Israel, colaboró de forma activa y exitosa en varios proyectos palestinos y participó en festivales y actuaciones en todo el mundo.

 

Nacido en 1991, Safiah creció en un ambiente escasamente propenso a que un hombre explote el talento del baile y lo convierta en profesión. Billy Elliot era solo ficción. De hecho como decía mientras acudíamos a una sala improvisada para entrenarse, ocultó mucho tiempo su afición ante sus padres. "Ayman pensaba que como padre árabe musulmán, no vería con buenos ojos que se dedicara a algo que estábamos acostumbrados a ver solo para chicas", admitía su padre Asham.

 

De ahí que al principio solo bailaba en su habitación. A escondidas. "Algunos piensan que contradice la religión pero no hay ninguna religión que prohíbe el arte", señalaba el entonces adolescente que ya se declaraba comunista como su padre. Cuando el "secreto" empezó a desvelarse, llegaron las miradas extrañas y los comentarios de amigos que le decían que las piruetas eran más propias de las mujeres y en ningún caso de los hombres. "En el colegio me llamaban homosexual y muchos amigos dejaron de hablarme. No aceptaban que yo quisiera ser bailarín de ballet", recordaba.

 

A los 12 años, destacó en el baile folkrórico árabe. Posteriormente, se apuntó al estudio de Danza de Rabeah Murcus y a los 15 años fue aceptado en la conocida academia de baile del Kibutz Gaaton en el norte de Israel. Posteriormente viajó a Gran Bretaña donde se graduó en el prestigioso Rambert School of Ballet and Contemporary Dance. De ahí a cumplir su sueño profesional, el camino fue breve y lleno de ritmo.

 

"Es una noticia terrible. Teníamos algunas esperanzas desde su desaparición hace unos días. Ayman era un chaval valiente que tenía un talento increíble. Gracias a él, muchos chicos árabes optaron por seguir su camino. Toda la aldea está de luto", recuerda Amal, amiga de la familia. Los diputados árabes en el Parlamento israelí también han lamentado profundamente la muerte de uno de los artistas más importantes del sector que representa el 21% del país. Más allá de su función como artista, era activo en la lucha por los derechos de la comunidad LGTB.

 

"Tras largos días de búsqueda, se ha encontrado el cuerpo de Ayman Safiah. Numerosos voluntarios árabes y judíos llegaron para colaborar en su búsqueda y apoyar a la familia. Vaya pérdida más terrible", afirma el líder del bloque árabe en la Knésset, Ayman Odeh.

 

La ira momentánea del mar ha podido con el bailarín que rompió estereotipos. El destino ha querido que haya muerto en la misma playa en la que hace tres años y en circunstancias parecidas desapareció el cantante israelí Amir F. Guttman tras salvar a su sobrina de cinco años. Dos artistas homosexuales de gran talento, valientes, optimistas, referentes para muchos y con gran personalidad que acabaron sus vidas por culpa de una fuerte corriente en el Mediterráneo.





Coronavirus: la provincia ya roza los 90 mil casos y las mil muertes -  -
Salud
La paridad se incorpora al sistema electoral e institucional de Santa Fe - Las mujeres diputadas vienen reclamando la ley desde el inicio de la gestión. Hubo este jueves algunas quejas por recortes a las apetencias que tenía el sector. -
Política
Claudio Zuchovicki: "La traba es la credibilidad política" -  -
#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  La Educación Primero  Empresas Productivas  Clima en Santa Fe  

Recomendadas

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL. ¿Desea Instalarla?