https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Miércoles 03.06.2020 - Última actualización - 22:21
22:20

Más "pacíficas"

Continúan las protestas en Estados Unidos tras la muerte de George Floyd

Nueva York vivió este miércoles su séptimo día de protestas por los cinco distritos de la ciudad por el asesinato de George Floyd a manos de la Policía en Minneapolis. También hay manifestaciones en Los Angeles, Washington, DC y en otras ciudades de Estados Unidos.

 Crédito: Reuters
Crédito: Reuters

Crédito: Reuters



Más "pacíficas" Continúan las protestas en Estados Unidos tras la muerte de George Floyd Nueva York vivió este miércoles su séptimo día de protestas por los cinco distritos de la ciudad por el asesinato de George Floyd a manos de la Policía en Minneapolis. También hay manifestaciones en Los Angeles, Washington, DC y en otras ciudades de Estados Unidos. Nueva York vivió este miércoles su séptimo día de protestas por los cinco distritos de la ciudad por el asesinato de George Floyd a manos de la Policía en Minneapolis. También hay manifestaciones en Los Angeles, Washington, DC y en otras ciudades de Estados Unidos.

Nueva York vivía este miércoles su séptimo día de protestas por los cinco distritos de la ciudad tras la muerte del afroamericano George Floyd a manos de la Policía en Minneapolis, después de que en la víspera las marchas pacíficas continuaran sin perder fuerza, mientras se limitaban los disturbios y saqueos.


Por séptimo día consecutivo, los neoyorquinos salen a las calles de la ciudad como apoyo masivo al movimiento Black Lives Matter y en protesta por el racismo y la desigualdad, todo en marchas diseminadas por los diversos distritos de la ciudad, pero con el objetivo último de concentrarse ante la residencia oficial en el Upper East del alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, centro de la mayoría de las críticas.


Al menos hay en marcha diez manifestaciones. Una en Staten Island ya había finalizado. Un grupo de unas 50 personas se había reunido en el parque Tompkinsville y marcharon pacíficamente por Bay Street mientras los vehículos tocaban la bocina para mostrar su apoyo.

 

También hubo protestas pacíficas en Washington Square y en el Bronx. Allí una concentración de varias decenas de personas se convirtió en una marcha de cientos, protegidos por un fuerte dispositivo policial y un helicóptero de la Policía. Había carteles en español: “Si eres neutral en situaciones de injusticia, has elegido el lado del opresor”.


Dariela Rodríguez, del Partido por el Socialismo y la Liberación, comentó a Efe que "hay muchos jóvenes que hoy han querido pasar a la acción y lo quieren hacer de manera correcta". “Los jóvenes están enojados y nosotros tenemos que enseñarles y apoyarles en cómo hacer una protesta en una manera que es más segura. Cuando hay mucha frustración, el síntoma es la protesta; nadie ha hablado de solucionar el problema del sistema”, denuncia esta dominicana. 


“Hoy ya hemos visto que van a arrestar a los cuatro policías, pero sabemos que han arrestado antes con acusaciones y fueron declarados culpables, pero al final salen libres y hay mucha frustración”, agrega. A su juicio, “se necesita un cambio del sistema entero. Mientras siga la gente muriendo a manos de la Policía y no se rindan cuentas va a pasar otra vez, aunque hoy y mañana se calme. El problema es que el dinero importa más que el valor de la vida”.


Una joven blanca de Florida llamada Lauren dijo a Efe que volvía la protesta “porque es lo correcto”: un amigo suyo de color fue asesinado y nunca se le dio “credibilidad”, por lo que no tiene esperanza de que se resuelva el caso.


Pese a las consignas antipoliciales, los ánimos estaban calmados en la línea de otras protestas diurnas y los policías observaban sin intervenir, apostados en cada calle. En un momento puntual, un manifestante y un agente instaron a la concordia después de que alguien aparentemente lanzara un objeto, el primero preguntando quién lo había tirado y el segundo pidiendo “sacar” de allí a los violentos.


Bajo un sol de justicia y con la mayoría de gente llevando mascarillas, se repitieron escenas de solidaridad de días anteriores con ciudadanos repartiendo botellas de agua y alcohol en gel. Mientras, en el medio Manhattan, una zona comercial afectada por los saqueos, los establecimientos seguían tratando de protegerse, con operarios colocando tablones en escaparates y con tiendas que ya habían sufrido ataques, como una de la cadena de electrónica Best Buy y otra de la firma de ropa North Face, blindándose en previsión de más disturbios. En la Quinta Avenida ya no se puede ver casi ni un escaparate.


El Alcalde elogió las protestas “pacíficas”

"Hubo mayoritariamente protestas pacíficas y con la Policía respetando. Vimos algunos incidentes en los que la gente decidió hacer algo ilegal o violento alrededor, pero fue escaso”, destacó por su parte en rueda de prensa el alcalde, el demócrata Bill de Blasio. De Blasio, criticado en días anteriores desde distintos bandos que consideraban que no había hecho suficiente para evitar los saqueos que se vieron en partes de la ciudad, defendió que en la noche del martes al miércoles la Gran Manzana dio un “paso adelante” para restaurar el orden.


El gobernador del estado, el también demócrata Andrew Cuomo, que el martes había atacado a De Blasio por su gestión de los disturbios, también destacó que la última noche había sido “mucho mejor”. “Los manifestantes fueron generalmente pacíficos, la Policía tuvo los recursos y la capacidad para hacer su trabajo”, apuntó Cuomo, que tuvo que dar marcha atrás en parte a las críticas que había vertido sobre el Departamento de Policía de Nueva York y que causaron un fuerte malestar entre los sindicatos de agentes.

 

En total, en la noche del martes al miércoles, hubo unos 280 arrestos, un claro descenso con respecto a los más de 700 de la jornada anterior, con algunos episodios aislados de violencia y robos en tiendas, pero con las marchas pacíficas dominando. Cuomo subrayó que hay dos cosas muy diferentes: de un lado manifestaciones pacíficas contra el racismo y la violencia institucional que sufren los negros y del otro “oportunistas” que están aprovechando la situación para cometer saqueos y destrucción.

 

La del martes fue la segunda noche de toque de queda en Nueva York, en esta ocasión adelantado a las 20.00 horas, y aunque miles de personas lo ignoraron para continuar con sus protestas, no se registraron grandes problemas, más allá de algunos momentos de tensión cuando los agentes bloquearon el paso en puentes que conectan los distritos de Manhattan y Brooklyn.

 

Las autoridades locales urgieron a los manifestantes a respetar en esta ocasión el toque de queda -que continuará hasta el domingo- con el fin de que la Policía pueda hacer frente a los saqueos durante la noche y evitar así que eso manche unas protestas que son “honestas” y “están justificadas”.


Un representante de la familia de Floyd, el hombre negro cuya muerte en Mineápolis a manos de agentes desató las protestas en todo el país, apareció junto al jefe de la Policía de Nueva York, Terence Monahan, en una iglesia de la ciudad para llamar a los manifestantes a evitar la violencia.
 


Temas:


12 fallecidos en dos semanas por siniestros viales en Santa Fe -  -
Sucesos
Relajamiento en la ciudad: qué se puede hacer y qué no esta permitido - Irresponsabilidad. Los espacios públicos de la ciudad se ven llenos de gente los fines de semana. A varios se los ve sin barbijo ni tapabocas, algo que es de uso obligatorio en Santa Fe.  -
Área Metropolitana
Un llamado a no relajar la prevención del Covid-19 -  -
Violencia y descontrol en barrio El Pozo - En la madrugada del domingo autores ignorados incendiaron una precaria finca y una mujer debió ser rescatada del lugar. -
#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  Coronavirus  Dengue  Intervención Vicentin  La Educación Primero  

Recomendadas