https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Lunes 22.06.2020 - Última actualización - 17:47
17:46

Sobre los más chicos

"No tan terribles", un libro que habla de la crianza respetuosa, interdisciplinaria y como suceso público

En “No tan terribles”, Adí Nativ, Ivana Raschkovan y Noelia Schulz proponen un abordaje interdisciplinario sobre la crianza como suceso público y social -lo que supone una responsabilidad compartida y respetuosa para los actores que intervienen- y despliegan una mirada sobre el desarrollo físico, emocional y social de la primera infancia.

 Crédito: Archivo El Litoral
Crédito: Archivo El Litoral

Crédito: Archivo El Litoral



Sobre los más chicos "No tan terribles", un libro que habla de la crianza respetuosa, interdisciplinaria y como suceso público En “No tan terribles”, Adí Nativ, Ivana Raschkovan y Noelia Schulz proponen un abordaje interdisciplinario sobre la crianza como suceso público y social -lo que supone una responsabilidad compartida y respetuosa para los actores que intervienen- y despliegan una mirada sobre el desarrollo físico, emocional y social de la primera infancia. En “No tan terribles”, Adí Nativ, Ivana Raschkovan y Noelia Schulz proponen un abordaje interdisciplinario sobre la crianza como suceso público y social -lo que supone una responsabilidad compartida y respetuosa para los actores que intervienen- y despliegan una mirada sobre el desarrollo físico, emocional y social de la primera infancia.

Aunque suene anacrónico aquello de la infancia como una etapa de la vida vacía y pasiva, todavía persisten discursos adultocéntricos que toman fuerza cuando la crianza pone a prueba límites y deseos vinculados a la comunicación, la alimentación, la socialización, el juego y el sueño de niños y niñas. La ciencia aprende y desaprende, destierra universales y quienes crían tienen pocas herramientas para comprender las etapas del desarrollo.


Es que la crianza sigue ceñida a lo privado, cuando debiera ser una cuestión social porque cuidar y acompañar durante los primeros años de vida involucra a un montón de personas, tal como sostienen Adí Nativ, pediatra; Ivana Raschkovan psicóloga; y Noelia Schulz, comunicadora, doula y asesora de porteo, las tres autoras de “No tan terribles”, un libro sobre el paradigma de la crianza respetuosa, enfocado en primera infancia.


Publicado por Planeta, el volumen destierra prejuicios y fórmulas enlatadas, a partir de un recorrido por algunas conductas que ponen el grito en el cielo de adultos: los mal llamados berrinches, los límites o el destete. 


“¿Son tan terribles los ‘terribles dos‘? ¿O más bien es terrible enfrentarse a la idea de que nuestros hijos e hijas crecen y eligen, se manifiestan y nos contradicen, y veces la paciencia flaquea?”, se preguntan tres de las fundadoras de la Red Interdisciplinaria de Crianza.


- Télam: ¿Cómo se vincula el paradigma de crianza respetuosa con la perspectiva de derechos?


- Ivana Raschkovan: La crianza respetuosa concibe al niño y a la niña como sujetos de derechos, que merecen el mismo respeto que cualquier otro ser humano. La relación del adulto con el niño es asimétrica pero el respeto es recíproco. Estamos en medio de una transición entre el viejo paradigma adultocéntrico patriarcal, que está cayendo, siendo cuestionado e interpelado. Estamos construyendo un nuevo paradigma pero para eso hace falta deconstruirnos, desaprender muchos mitos que habilitaban, entre otras cosas, prácticas violentas. La paradoja es que los adultos que hoy estamos militando por este cambio social, fuimos criados en el discurso adultocéntrico patriarcal. 


- Noelia Shulz: Podemos decir que el derecho es respetuoso de niños y niñas, sin embargo, lo que falta es un cambio a nivel social, simbólico y cultural. Ahí es donde la hay que librar la batalla y donde tenemos que seguir diciendo cosas como que a los niños no se los golpea o que no son personas inferiores.


- Adí Nativ: La crianza respetuosa tiene que ver con una posición ética. A veces se dice que es una crianza sin límites, que lo niños gobiernan la casa pero la crianza respetuosa no tiene nada que ver con una crianza sin límites, de ahí a avasallar a los niños hay una distancia.


-T: No hablan de crianza con apego ni refieren a corrientes quizá más esencialistas que cuando no se logran cumplir tienden a generar mucha frustración...


- N.S: Nos separamos de la llamada crianza con apego porque es un poco vago y no está bien definido, justamente la crianza respetuosa trata de ser una cosmovisión y no una serie de mandatos a cumplir. Necesitamos políticas públicas que nos amparen para poder dar aquello que niños y niñas necesitan, como por ejemplo, la lactancia que es un derecho humano básico.


- I.V: No se puede criar con apego o sin apego. Todos los seres humanos desarrollamos vínculos de apego, lo que varía son las modalidades.También nos diferenciamos del niñocentrismo, que vendría a ser lo mismo que el adultocentrismo: invierte la polaridad pero la oposición binaria que lleva a lógicas de dominación/sumisión se sostiene. La crianza respetuosa no intenta producir nuevos mandatos superyoicos. Para que sea respetuosa tiene que serla con todos los integrantes del vínculo, tanto si son niños como adultos. 


- A.N: Puntos extremos hay en todos lados. La crianza se ve en muchos casos como una lista de ítems: doy lactancia prolongada, le dejo los pañales mil años, lo dejo en la cama colecho, le doy de comer trocitos, tengo que parir por parto vaginal. Muchas veces en ese afán de arrasar contra paradigmas viejos se quiere cumplir con todo y no se trata de eso: si no te animás a darle trocitos, dale papilla no pasa nada, lo mismo con mamadera, o si tuviste cesárea.


-T: ¿Por qué algunas conductas infantiles se asocian a sentidos negativos?


- N.S: A las infancias se le asignan sentidos negativos porque están devaluadas. En nuestra sociedad la etapa infantil se utiliza como peyorativo y tenemos que ahondar en un montón de palabras como berrinche o capricho que las usamos de modo negativo. Se dice que “la infancia es el futuro” pero a nosotras nos gusta centrarnos en el hoy.


- I.R: Esos sentidos son el resultado de que sus necesidades y deseos no se ajustaban a las de los adultos. Entonces se buscaba que los niños se adaptaran, a cualquier precio. Si un niño pequeño se despertaba varias veces a la noche, como era molesto para los adultos, se decía que tenía un trastorno del sueño. Entonces había que adoctrinarlo para que aprendiera a dormir de corrido. Hoy sabemos que este tipo de métodos conductistas dejan profundas heridas en el desarrollo emocional y que los despertares nocturnos son normales y saludables. Claramente no se ajusta con el ritmo laboral que llevamos hoy en día en el sistema capitalista neoliberal, pero los niños y las niñas no tienen la culpa. 


- T: En el libro plantean preguntas de personas que asisten a sus talleres ¿por qué conocemos tan poco las características de los más pequeños?


- I.R: La mayoría crecimos en un paradigma adultocéntrico patriarcal y fuimos víctimas de esas violencias invisibles o sutiles. Sino estamos dispuestos a deconstruirnos, seguimos repitiendo ese modo. La crianza es muy regresiva porque la experiencia de maternar y paternar nos lleva todo el tiempo a visitar nuestra historia. Los discursos sociales habilitan prácticas cotidianas, por ello es que debemos trabajar para cambiarlos.


- A.N: Muchas veces escuchamos ‘no lo levantes cuando llora‘ pero lo que no saben es que la ciencia avanzó y que hay muchas cosas que cambiaron. Nos han puesto un vendaje en los ojos para criar en modo automático. Mirar a los ojos, ponerse en el lugar, hablarle, pedirle permiso, fueron cosas que fui aprendiendo en la práctica. Eso no te lo enseñan cuando te formás en pediatría.


- N.S: La crianza no es considerada una etapa productiva y lo que tiene que ver con el cuidado viene a interrumpir el relato de la producción económica, hecho a imagen y semejanza del varón adulto. Podemos prescindir de ir a la oficina ocho horas pero no podemos prescindir de cuidar a un bebé para que no muera. La crianza nos enfrenta con cuestiones muy básicas de la vida y es hora de que las pongamos en foco. 

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa


Temas:


#9JYoVoy: En Santa Fe también se sintió la protesta -  -
Área Metropolitana
Ruidazo y banderazo, a favor y en  contra de la expropiación de Vicentin  -  -
Regionales
Covid, anosmia y el ABC de cómo deben realizarse los tests de olfato - En lugar de utilizar en los tests de olfato sustancias pungentes (como se hace en controles de los accesos a la ciudad), la experta recomienda las sustancias aromáticas. -
#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  Coronavirus  Dengue  Intervención Vicentin  La Educación Primero  

Recomendadas