https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Jueves 02.07.2020 - Última actualización - 17:25
17:22

Consecuencias económicas de la pandemia

El Gobierno define una moratoria integral y herramientas para asistir a sectores críticos

El presidente se reunió en Olivos con el gabinete económico Crédito: Gentileza El presidente se reunió en Olivos con el gabinete económico
Crédito: Gentileza

El presidente se reunió en Olivos con el gabinete económico Crédito: Gentileza



Consecuencias económicas de la pandemia El Gobierno define una moratoria integral y herramientas para asistir a sectores críticos Buscan que las empresas empiecen a producir en las zonas donde se liberaron las actividades.

El Gobierno nacional define un plan de “moratoria integral” que permita tanto a pequeñas y grandes empresas empezar a producir y resguardar el empleo en la pospandemia y analiza la implementación de herramientas flexibles para atender sectores críticos y heterogéneos afectados por la pandemia como el turismo, el entretenimiento y las industria culturales.

 

 

Fuentes oficiales informaron que ese fue parte del temario que se analizó en la reunión de gabinete económico que encabezó el presidente Alberto Fernández en la residencia de Olivos, en la que se hizo un seguimiento de las medidas tomadas para mitigar los efectos de la pandemia.

 

 

En la primera jornada de incremento de las restricciones del aislamiento social en el área metropolitana, el Presidente recibió al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y los ministros de Economía, Martín Guzmán; de Trabajo, Claudio Moroni; y de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

 

También asistieron a Olivos la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca, y los titulares del Banco Central, Miguel Pesce, y de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Mercedes Marcó del Pont.

 

Los voceros del encuentro consultados tras la reunión explicaron que se analizó con el Presidente el plan de moratoria integral de la AFIP, diseñado con “el objetivo de que las empresas de todos los los tamaños puedan empezar a producir, cuidando el empleo”.

 

El proyecto que el Poder Ejecutivo enviará en breve al Congreso para su tratamiento se delineó entendiendo las consecuencias de la pandemia en la actividad económica, para lo cual “esta herramienta es fundamental para que las empresas y los comerciantes puedan continuar su producción”, resaltaron las fuentes.

 

El trabajo del gabinete económico en una moratoria general sigue la línea que planteó el Presidente a mediados de junio, cuando anticipó que el Gobierno evalúa lanzar una moratoria impositiva “para todo el mundo”, una vez que se levante la cuarentena para enfrentar el avance del coronavirus.

 

En la reunión, se abordaron particularmente los datos de varios sectores críticos que ven su nivel de actividad muy afectado por la vigencia del aislamiento social, tales como el sector turístico, las actividades de entretenimiento y una amplia variedad de industrias culturales.

 

Al respecto, las fuentes oficiales aseguraron que “se comenzaron a definir herramientas flexibles que permitan atender las heterogeneidades que se presentan según el sector, el tamaño de la empresa, como la actividad específica” asistencia que no puede concretarse aún a través de los programas vigentes.

 

El gabinete económico también evaluó con el mandatario la inscripción para la tercera etapa del programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), y para lo cual ya se registraron unas 240 mil empresas anotadas.

 

Ese universo representa un total de 2,3 millones de trabajadores, aunque las solicitudes están sujetas a la aprobación de los criterios sectoriales y de facturación.

 

El gobierno ya había comunicado que las pymes o grandes firmas que deseen obtener el beneficio del salario complementario tienen tiempo para inscribirse en la AFIP hasta este viernes 3 de julio, pero anticipó que se restringirá la ayuda para sueldos altos y en las zonas que transiten una nueva normalidad para concentrar el esfuerzo en las zonas con actividades más restringidas.

 

También se trabajó en la reunión la prórroga por 60 días del programa Precios Máximos, el que se oficializó ayer mediante su publicación en el Boletín Oficial y que refleja “acomodamientos lógicos que tienen que ver con costos de materias primas” en los distintos procesos de producción.

 

Los miembros del gabinete económico también evaluaron el rediseño de las herramientas de sostén económico y social en la agenda poscuarentena posterior a este periodo de aislamiento.

 

A la vez, se continuó con el estudio de distintas líneas de crédito para que las empresas puedan tener acceso a capital de trabajo y retomar los niveles de producción a medida que la demanda se vaya recuperando.

 

También se analizaron las transferencias y ayudas giradas a las provincias, porque los niveles de recaudación, tanto de las provincias como de la Nación, fueron muy afectados por la pandemia.

 

En ese contexto, se aseguró que en el Gobierno se está analizando medidas de transición hasta que se recuperen la producción y el consumo

 

La recesión en Latinoamérica será la peor en 120 años

El Banco Mundial (BM) estimó que la recesión en América Latina y el Caribe será la peor desde que inició el registro de datos confiables en 1901, retrasando así el progreso en la lucha contra la desigualdad y la pobreza.

 

El presidente del Banco Mundial, David Malpass, afirmó que “la contracción del PBI para la región superará el 7% este año, peor que cualquier crisis del siglo pasado, incluida la Gran Depresión, la crisis de deuda de los años ochenta y la financiera global de 2008-2009”, según informó la agencia Bloomberg.

 

Al exponer en una conferencia por internet organizada por el Consejo de las Américas, Malpass dijo que “la caída en las exportaciones de productos básicos, basada en un desplome de la demanda en economías avanzadas, junto con el colapso del turismo, está afectando a la región”.

 

“Esto -agregó el presidente del BM- afecta de manera más fuerte a las poblaciones pobres y vulnerables con enfermedades, pérdidas de empleo e ingresos, interrupciones en el suministro de alimentos, cierres de escuelas y menores flujos de remesas”.

 

Malpass también puntualizó que “el índice de pobreza, que había estado cayendo desde principios de la década de 2000, subirá significativamente a medida que decenas de millones de personas pierden sus empleos”.

 

El directivo señaló que “el Banco Mundial ayuda a más de 100 países en todo el mundo a enfrentar la crisis de salud y trabaja con el Fondo Monetario Internacional y el Banco Interamericano de Desarrollo para brindar apoyo a América Latina”.

 

El jefe del BM remarcó que “las economías de la región se verán diferentes después de la pandemia, y las naciones necesitan sistemas legales que permitan la reestructuración cuando hay fallas comerciales para que el capital pueda fluir desde las viejas industrias hacia las nuevas”.

 

“Los países -también deberían considerar el período actual de bajos precios del petróleo y el gas natural como una oportunidad para deshacerse de los costosos sistemas de subsidios”, finalizó.

 

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa


Temas:


Quedó preso Patricio Serjal, el ex jefe de fiscales de Rosario -  -
Sucesos
La industria da signos de recuperación y el consumo equiparó el nivel prepandemia -  -
Economía
Ciudad con día récord: 12 infectados en sólo un día y se encienden las alertas -  -
#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  Coronavirus  La Educación Primero  Empresas Productivas  Quema de pastizales  

Recomendadas