https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Viernes 03.07.2020 - Última actualización - 15:49
15:41

El día después

La UIA presentó al Gobierno un plan productivo para reactivar la economía

Contiene una serie de medidas que apuntan a reactivar la actividad una vez controlada la pandemia.

Miguel Acevedo, presidente de la UIA. Crédito: Archivo El LitoralMiguel Acevedo, presidente de la UIA.
Crédito: Archivo El Litoral

Miguel Acevedo, presidente de la UIA. Crédito: Archivo El Litoral



El día después La UIA presentó al Gobierno un plan productivo para reactivar la economía Contiene una serie de medidas que apuntan a reactivar la actividad una vez controlada la pandemia. Contiene una serie de medidas que apuntan a reactivar la actividad una vez controlada la pandemia.

La Unión Industrial Argentina (UIA) presentó el jueves al Gobierno un plan de reactivación productiva “hacia una nueva normalidad” tras la crisis por la pandemia de coronavirus.


El documento de propuestas tiene dos ejes principales: “La construcción de consensos e instituciones para el desarrollo” y “las medidas productivas para sostener la producción generando las condiciones para la posterior reactivación e iniciar un proceso de crecimiento”.


A la hora de señalar las iniciativas para “sostener y reactivar la actividad productiva”, apuntó al “fomento de nuevas inversiones y empleo, financiamiento para la producción, recuperación de exportaciones industriales, inversión pública para reactivar la demanda, industria 4.0 y nuevas tecnologías y desarrollo PyME y federal”.


La UIA sostuvo que “frente a una situación sin precedentes, es fundamental avanzar en la construcción de consensos e instituciones para lograr políticas duraderas y previsibles”.

 

“Es urgente consolidar una estrategia macroeconómica integral que tenga como objetivo central la agregación de valor, la generación de divisas y la creación de empleo”, subrayó.


Afirmó que ello requiere “una política monetaria que fomente el ahorro en moneda local y busque gradualmente salir de los controles y regulaciones cambiarias” y que ‘sustente la agregación de valor en la producción”, entre otros puntos.


La UIA distinguió entre dos fases relacionadas con las políticas productivas y puntualizó: “En la primera, mientras persista la fuerte caída de las ventas, harán falta medidas para sostener la producción”.


En tanto, para la reactivación y recuperación planteó una “serie de incentivos para la inversión, el empleo y el desarrollo de las economías regionales y empresas de todos los tamaños”.

 

Remarcó que se trata de medidas “enfocadas en la creación de incentivos tributarios a la inversión y el empleo, la ampliación del financiamiento productivo en los canales bancarios y del mercado de capitales, la recuperación de exportaciones industriales y la reactivación de la demanda”.


La entidad pronosticó que habrá “mayores desafíos para fortalecer la competitividad” y alertó sobre una “fuerte caída de inversión privada y dificultades para sostener el empleo frente a derrumbe de ingresos de las empresas”.


“Consolidar un ecosistema institucional que sea capaz de orientar las políticas hacia un plan de desarrollo es fundamental de cara la nueva etapa que tenemos por delante”, evaluó.


Importante caída de la recaudación


Con una cuarentena más flexible, la recaudación subió 20,1% en junio al alcanzar los $ 545.962,8 millones, pero en términos reales, al restarle la inflación oficial, sufrió una caída del 16,2%, de acuerdo con los datos informados por la AFIP.


En medio de la pandemia, aunque con menos restricciones para la actividad en buena parte del país por una flexibilización de la cuarentena en junio, el comportamiento de los ingresos fiscales tuvo una leve mejora respecto de mayo.


Ahora que se incrementaron las restricciones en julio, los especialistas anticipan que volverá a profundizarse la caída en la recaudación.


En el primer semestre los ingresos tributarios alcanzaron los $ 2,8 billones, lo que representó un aumento nominal del 26,7% interanual con relación al mismo período del 2019, según la AFIP.


El organismo consideró que “la transición del aislamiento social a distanciamiento social, que rehabilitó en gran parte del país la producción y el comercio, atenuó en junio el efecto de la caída en el nivel de actividad sobre la recaudación tributaria”.


El último dato oficial de inflación, que es de mayo último, arrojó un acumulado del 43,4% en doce meses, con el cual se estima una caída real de los ingresos tributarios levemente por encima del 16%.


En mayo, con más impacto de la pandemia, la recaudación apenas había subido 12,4%, con ingresos por $ 499.535 millones, pero en términos reales, al compararla con la inflación, cayó más fuerte que en junio, 22,5%.


La recaudación por IVA alcanzó en junio los $ 141.482 millones, un incremento de 11% en relación con el mismo mes del año pasado.


Por el impuesto a las ganancias ingresaron $ 150.240,7 millones, con un alza de 9,8% y estuvieron afectados por la postergación hasta fines de julio de declaraciones juradas.


Temas:


Extienden el aislamiento social, preventivo y obligatorio hasta el 30 de agosto -  -
Política
#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  Coronavirus  La Educación Primero  Empresas Productivas  Quema de pastizales  

Recomendadas