https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Sábado 04.07.2020 - Última actualización - 0:56
0:48

Sospechan que se trata de un atentado

Chaco: una "mano desconocida" apagó los respiradores de siete pacientes de Covid-19

En un hospital de Chaco, una “mano desconocida” cortó el paso de oxígeno que alimentaba los respiradores de siete personas contagiadas de coronavirus. Un técnico descubrió el atentado justo a tiempo.

 Crédito: Gentileza
Crédito: Gentileza

Crédito: Gentileza



Sospechan que se trata de un atentado Chaco: una "mano desconocida" apagó los respiradores de siete pacientes de Covid-19 En un hospital de Chaco, una “mano desconocida” cortó el paso de oxígeno que alimentaba los respiradores de siete personas contagiadas de coronavirus. Un técnico descubrió el atentado justo a tiempo.

El Gran Hospital Perrando de Resistencia, Chaco, sufrió un atentado este miércoles contra pacientes graves afectados por la enfermedad. La denuncia apunta a una “mano desconocida” que apagó el aire comprimido que alimentaba los respiradores de siete personas que recibían tratamiento en las camas de terapia intensiva del hospital. 

  

“Podían haberse muerto varios pacientes”, aseguró uno de los codirectores del Hospital Perrando, Daniel Pascual. Afortunadamente, el ataque se descubrió a tiempo y no se materializó por la rápida respuesta de uno de los técnicos a cargo. 

  

El hecho puso en alerta a todo el personal del Hospital Perrando. Para las autoridades sanitarias, quien planificó el crimen fue una persona con conocimiento del funcionamiento interno del centro de salud porque “conocía dónde estaba la llave” y el sector donde están los tableros para cerrar los conductos de aire comprimido. 

“No hay palabras para describir lo que pasó. Esto fue un sabotaje, un intento criminal, para mí, perfectamente planificado y tenía que provocar el caos, el día que llegaba nuestro presidente a Resistencia. No me cabe la menor duda que eso fue un atentado”, consideró Pascual en diálogo con CiudadTV. Al final, Alberto Fernández canceló la visita al gobernador Jorge Capitanich antes de que se produzca el hecho. 

 

Foto: Gentileza

 

Según la descripción de Pascual, el autor material del atentado hizo una tarea compleja para llevar a cabo su plan y afectar a las siete camas con asistencia respiratoria mecánica. Varias de ellas no están en la misma habitación, por lo que la acción fue direccionada con un objetivo preciso. 

 

 Tentativa de homicidio

El jefe de los fiscales de Chaco indicó que el ataque podría calificarse dentro del delito de “tentativa de homicidio”. Esto porque el aire comprimido es fundamental para mantener con vida a los pacientes graves de la COVID-19. No pueden recibir solo oxígeno, sino una mezcla adecuada de ambos que permite mantener la capacidad respiratoria de una persona.

 

De acuerdo a la explicación detallada que dio a la prensa, Pascual graficó que la “mano sospechosa” tuvo que subir hacia donde están los equipos, donde “hay una maraña de caños y cables”, y desajustar una de las tuercas que abren el paso del aire comprimido. El trabajo consistió en cerrar tres válvulas que están separadas por una distancia entre 2 a 5 metros. “Uno podría decir que una lo podría hacer un burro o un loquito, pero esto fue hecho tres veces”, resaltó el médico. 


Temas:


Covid-19 en Santa Fe: 62 casos en la provincia, uno de la ciudad tras 20 días -  -
Salud
Martes caluroso en la ciudad de Santa Fe -  -
Área Metropolitana
El gobernador aceptó la renuncia de Serjal y lo desvinculó del Poder Judicial  -  -
#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  Coronavirus  La Educación Primero  Empresas Productivas  Quema de pastizales  

Recomendadas